Lo que necesitas saber para aprender a tocar guitarra

aprender tocar guitarra

Si eres un aficionado al rock progresivo, al rock en cualquiera de sus formas de manifestación o a la música en general, seguramente uno de los instrumentos que te haya cautivado es la guitarra.

La guitarra representa el primer acercamiento a la música para muchos, y si estás en estos momentos buscando las mejores formas o métodos para dominar este instrumento y sacarle todo el provecho, aquí encontrarás algunos consejos para que puedas obtener avances significativos en poco tiempo. No obstante, es importante resaltar que necesitarás dedicarle tiempo -al menos una práctica por día- y mantener buenos hábitos al practicarla -como la postura correcta del cuerpo y las manos-, ya que ambos son consejos indispensables para lograr buenos resultados.

¿Qué necesitas saber para aprender a tocar guitarra?

El aprendizaje de instrumentos musicales varía dependiendo del lugar donde quieras aprender, de quién te enseñe o del instrumento en cuestión. Algunas personas recomiendan comenzar por la teoría, mientras que otras dicen que la práctica hace al maestro.

Sin embargo, a modo de resumen, aprender a tocar guitarra es una sucesión de pasos, al menos en el nivel básico.

Conocer el instrumento

Nadie puede dominar aquello que no conoce. Por eso, antes de buscar el mejor álbum de rock y las canciones que dedicarás a tu pareja, debes comenzar por lo básico, buscando en sitios especializados información acerca de los tipos de guitarra que existen -acústica, española, eléctrica o flamenca-, sus particularidades y la forma en que cada una de ellas se usa o es tocada.

Luego de ello puedes dedicar tiempo a conocer cuáles son sus partes, los accesorios principales y cómo influye cada una de las partes y accesorios en el sonido o en la forma de tocar.

Es después de conocer esa información básica cuando debes comenzar a tocar y a conocer la parte práctica del asunto.

Buscar una metodología que te haga sentir cómodo

Como se decía antes: cada persona o escuela enseñará a tocar guitarra de una manera u otra. Y ninguno estará en lo errado, ya que muchos métodos funcionarán. ¿Qué hacer? Buscar un método que te haga sentir cómodo.

El mejor es a través de internet. No necesitas ni salir de casa y hasta desde un móvil inteligente lo podrás realizar. Por ejemplo, aquí enseñan con sus cursos de guitarra a todas las personas que se interesen, siendo un sitio con suficientes recursos para cada uno de los niveles, pero enfocando gran parte de sus contenidos en las personas que quieren dar sus primeros pasos y quieren notar un importante avance para no sentirse perdiendo el tiempo, algo que suele suceder en las personas que apenas están comenzando.

Desde luego, otros métodos incluyen apuntarse a una academia de música -donde posiblemente tengas que adaptarte a un horario y cumplir con la teoría antes de tocar el instrumento- o bien comprar un manual o cancionero, una de las formas típicas de tocar las primeras canciones.

Tocar los primeros acordes de guitarra

Luego de que tienes una metodología con la que te sientas cómodo, es momento de practicar. La mejor forma de comenzar a practicar con la guitarra es desde los acordes, para luego avanzar hasta los elementos más complejos de la creación de estructuras musicales con este instrumento de cuerda.

Los acordes pueden ser mayores, menores, sostenidos, bemoles, suspendidos, disminuidos, séptimos, entre otros, aunque los más básicos comprenden los mayores, menores y séptimos, con los que podrás tocar tus primeras canciones, o lo que es igual, sentir que estás avanzando a pasos agigantados y sentirte bastante motivado a seguir aprendiendo, algo esencial en el aprendizaje de la música.

Luego, los círculos de guitarra

Finalmente, cuando ya tienes una noción sobre los acordes y entiendes la forma en que aparecen en la interpretación de la guitarra, es hora de llegar hasta los circulos, que son construcciones armónicas exactas -de forma muy similar al cálculo matemático- sobre los que se basan la gran mayoría de los ritmos y canciones del mundo -rock progresivo, rock, folk, funk, reggae, boleros o rumbas catalanas-, y que te darán la teoría suficiente para afrontar cualquier canción que quieras interpretar, ya que aunque cueste creerlo, la mayoría de los temas que conoces comparten una escala de acordes o círculos armónicos bastante similares, y con conocer cómo funcionan, conocerás cómo interpretarlos incluso utilizando solo el oído y prestar atención.

Tocar guitarra es una de las cosas más maravillosas que puedes aprender. No importa si te decides por otra que no sea la eléctrica y por otro ritmo que no sea el rock progresivo, la satisfacción que obtendrás al aprender este instrumento no se compara con nada.