Mastodon - 'Crack The Skye' (2009)

 Crítica de 'Crack The Skye'
24-mar-2009
Autor: Javi Moreno
Calificación:

Los cinco de Atlanta vuelven a reinventarse

Mastodon  - 'Crack The Skye' (24marzo 2009)
Reprise Records
Calificación:

 01. Oblivion
02. Divinations
03. Quintessence
04. The Czar
   I. Usurper
 II. Escape
III. Martyr
 IV. Spiral
05. Ghost of Karelia
06. Crack The Skye
07. The Last Baron

Duración total: 50'03''

Músicos:
- Troy Sanders: Voz y bajo
- Brent Hinds: Guitarra
- Bill Kelliher: Guitarra
- Brann Dailor: Batería
- Rich Morris: Teclados

Invitados:
- Scott Kelly: Voz en corte 6: 'Crack the Skye'

Grabado entre 2008-2009 en los estudios Southern Tracks, en Atlanta, Georgia, EEUU
Género: Metal progresivo, Sludge metal
Compuesto por Mastodon, producido y mezclado por Brendan O'Brien

______________________________________________________________________

Diez años se cumplen desde que Mastodon naciera, y en todo este tiempo, precisamente eso es lo que han demostrado que mejor saben hacer: renacer, reinventarse disco a disco, siempre desde un sonido único, inconfundible, propio, pero a la vez novedoso, siempre en constante evolución.

 Bajo ese prisma, pocos en su género pueden presumir de una ascensión tanto a nivel de calidad, como de popularidad, tan significativa como la de ellos. En “Crack The Skye” todo brilla por su magnificencia: En lo material, un artwork a todo lujo, cuidado al detalle y con la ostentación y precisión por el detalle como bandera. Por supuesto, si te haces con la edición especial disfrutarás doblemente, pues a 'regalos' como son los dos temas iniciales en versión instrumental, se suma un DVD que es un auténtico diamante en bruto. Amén de las entrevistas y el 'making off' de turno (no por habitual menos interesante), el auténtico caramelo es un reportaje con la banda comentando canción a canción esta nueva obra, con todo lujo de detalles, como surgieron, como se estructuraron, que significado tiene cada uno de ellos…

Y es que “Crack The Sky” se concibe como un todo. Un álbum conceptual al puro estilo setentero, y con una argumentación un tanto psicotrópica: el protagonista, aquejado de paraplejia, inicia un viaje astral por el universo que le llevará a encontrarse con el mismísimo Rasputín, quien le acompañará en su viaje por el mundo de los espíritus, hasta su regreso al cielo.

Refiriéndonos a lo estrictamente musical, son tantos los matices que encontraremos, que se requerirá de varias escuchas para empaparse por completo de esta obra. Siempre desde una perspectiva metalera, las referencias al progresivo más clásico se abren paso cada vez con más fuerza. Mayor presencia de los teclados, inclusiones acústicas, pasajes guitarreros que se mueven desde el extremo más hardcore, hasta los movimientos más funkys, y una evolución percusiva tan detallista como nunca habíamos visto en las baquetas de Brann Dellor.

Con todo, por encima del resto, brilla la dupla Hinds/Kelliher, pues la variedad de sonidos que esta pareja saca a relucir con sus guitarras hace que “Crack The Skye” se convierta en el mejor redondo de  los que hasta ahora habían compuesto. Si a esto sumamos el amplio rango de registros de los que hace gala Sanders con su voz (unas veces agresiva, otras etérea, otras pasando por tonos emotivos, intensos, lastimeros,…), puedo asegurar sin riesgo a equivocarme que estamos ante la consagración de Mastodon a todos los efectos.

Oblivion” introduce al oyente en la historia, de manera suave, pausada, con tonos atmosféricos, cercanos incluso al doom. Pero es solo un espejismo pues enseguida entramos en lo que será la tónica general del disco: guitarras poderosas, con constantes cambios de ritmo donde la agresividad (“Divinations”) y los ritmos más envolventes caminan de la mano, como en el caso de “Quintassence”, por momentos agónica, por momentos frenética. Pero sobre todo despuntan “The Czar” y “The Last Baron”, ambas superando los diez minutos, y donde encontraremos lo anteriormente descrito a la enésima potencia: psicodelia, progresión, cambios de ritmo, contundencia y fraseos de guitarra dignos de recuerdo.

A poco que la suerte acompañe, pues en este negocio todo es cuestión de suerte, a final de temporada les veremos jugando en la primera división. De momento, ya cuentan con tres factores primordiales para conseguirlo: un disco redondo bajo el brazo, un directo aplastante, y la posibilidad de lucirse en las grandes citas veraniegas europeas, de la mano de sus compatriotas Metallica.

Puntuación: 8,5/10

Javier Moreno Vega
Abril 2009