Orphaned Land - 'All is One' (2013)

Magia oriental, pero con menos brillo

Orphaned Land - 'All is One' (24 junio 2013)
Sello: Century Media; País: Israel; Calificación:

Orphaned Land - All Is One

1. All is one
2. The simple man
3. Brother
4. Let the true be known
5. Through fire and water
6. Fail
7. Freedom
8. Shama’im
9. Ya Benaye
10. Our own messiah
11. Children

Duración total: 54'22''

Músicos:
- Kobi Farhi: Voz, coros, guturales, narraciones...
- Uri Zelcha: Bajo
- Yossi Sassi: Guitarras, oud, saz, bouzouki, chumbush y coros
- Matan Shmuely: Batería y percusión
- Chen Balbus: Guitarras, bouzouki, piano, xilófono y coros

· Género: Metal árabe-oriental, death metal progresivo, metal progresivo.
· Grabado entre 2012 y 2013
· Mezclado y producido por Orphaned Land.

Orphaned Land 2013Un fantástico álbum, sin más, que tendrá la mala suerte de estar siempre a la sombra de un mítico 'The Never Ending Way of ORWarriOR', disco de 2010 que supuso 3 años de trabajo, ya que se grabó entre los años 2007 y 2009 y contó con la inestimable colaboración de Steven Wilson como mecenas, defensor, teclista de apoyo y productor.

Bajo ese aval era fácil llegar a donde llegaron. El tema es que ahora con 'All is One' lo que han hecho es un estupendísimo trabajo que sufre de esas comparaciones con el pasado, que llega de sobra al nivel de 'Mabool' (2004), si incluso no lo supera, y que en realidad es un paso adelante para Orphaned Land, sin duda.

Lo que ocurre es que algunos echarán de menos el tono progresivo del anterior disco, así como el cariz deathmetalero, que ahora está netamente controlado, hasta llegar a firmar un álbum que para ser justos debería clasificarse con una etiqueta más cercana al metal oriental que al death progresivo. Y es que el tono folk del disco es la esencia fundamental y el ingrediente principal, por encima de otras búsquedas más elevadas musicalmente hablando.

Por supuesto, siempre están las palabras de promo llenas de maravillas, que pueden llegar a confundir. Antes del lanzamiento, nos decía su carismático vocalista Kobi Farhi que el disco era su "mejor disco hasta la fecha". Y aseguraba también: "He sentido que toca cosas que nos llevan a otro nivel: en la manera de componer, de hacer los arreglos, de interpretarlo y de producirlo. No podemos parar de escucharlo". Por último, comenta que "musicalmente hablando es mucho más complejo y rico en su sonido, con más de 40 personas que participan entre coristas, violinistas y otros instrumentos tradicionales".

La realidad, amigos, es otra. Menos denso, más directo y más folk, se trata de un gran ejercicio de metal oriental que engancha por su encanto de música étnica, con melodías realmente contundentes y una producción bastante sobresaliente, aunque en comparación pierde con el ya de sobra mencionado 'The Never Ending...'. También era lógico esperar una serie de cambios, tras las novedades en la formación: el guitarrista Matti Svatitzki dejó su puesto a Chen Balbus.

Chocan algunos temas, como el de apertura, 'All is One', quizás no digno de llevar el nombre del disco. Pero hay un puñado de cortes que realmente son de nivel sublime. Destacan sobre el resto 'Let The Truce Be Known', 'Through Fire And Water', 'Fail', 'Freedom' y 'Children', que a continuación describimos.

'Let The Truce Be Known' es un melancólico tema con arreglos que suenan lo más árabe desde el punto de vista arquetípico que tenemos en Occidente al respecto de cómo suena su música. Arabescos, coros y arreglos que nos llevan a una peli en el desierto, con unas guitarras distorsionadas que acuchillan su música para hacerla metalera, pero no por ello sin perder su esencia folk.

Por su parte, 'Through Fire And Water' es un extremo tema folk que nos lleva a una peli bíblica, con músicas que conocimos gracias al gran Peter Gabriel en 'Passion', donde recogía el folk de la zona donde se recrea la vida de Jesucristo, la antigua Palestina. El tema va evolucionando hasta alcanzar un climax rockero que acaba en unos geniales acompañamientos de coros femeninos. Sublime.

Pero no es hasta 'Fail' que encontremos algo de metal extremo y más cercano al death que nos dejaron disfrutar en su música en los últimos tiempos. La fusión de ritmos orientales con unas bases duras de hardcore y death metal vuelven a alcanzar los niveles de gloria pasados. Se trata sin duda del mejor tema del álbum y no defraudará a nadie. Bueno sí, a esos que dicen que poner esas voces guturales es invocar a demonio y demás patochadas reaccionarias.

Compite, quizás, en excelencia, 'Freedom', que también es de lo mejor del presente disco. Su ritmo es sencillamente genial, como una música para hipnotizar a las bestias, con un rollito progresivo setentero en las guitarras que combina a la perfección con los arreglos propios de instrumentos típicos de la música local (oud, saz, bouzouki, chumbush...). Si el final no te atrapa y te lleva a bailar la danza del vientre, es que esto no es lo tuyo...

Por último, entre los temas estelares de este 'All is One' encontramos la joya 'Children', un trágico tema que suena épico y fantasioso, homenajeando el mejor rock sinfónico setentero sin perder en ningún instante su esencia árabe en la construcción de las armonías y en la materia pura y dura de la instrumentación. Pero seguro que muchos verán aquí esencias clásicas de grandes formaciones de todos los tiempos. 'Children', con sus más de 7 minutos, es la composición más larga del álbum y un final antológico, dejándonos con ganas de mucho más.

Orphaned Land
Orphaned Land
Entre medias vemos temas que la verdad no llegan a la altura y que son los que hacen que este buen disco no llegue a la altura esperada por algunos. No es tanto que flojeen en calidad, sino que abusan de una fórmula antes descrita como rock y metal árabe sin más, ausente de toda esencia progresiva. Estos temas folk son la propia 'All is One', algo saturada por esos coros pretenciosos femeninos.

Lo mismo para 'The Simple Man', que nos recuerda a riffs, acordes y arreglos típicos del heavy clásicos, rasgados y distorsionados, sin más pretensión que sonar atractivo junto a melodías folk de buen gusto, pero que carecen de esa chispa especial que tanto nos da la música progresiva. Con 'Brother' pasa más de lo mismo: buen tema folk que quedaría maravilloso en una banda sonora, pero que no llega a lo que Orphaned Land son capaces de dar.

Tras ese bloque antes mencionado de 5 temas prodigiosos, acaba con la racha 'Shama'im', otro tema folk que suena algo flojo aunque sin duda está lleno de calidad dentro de las esencias y raíces árabes, israelíes y demás músicas locales. 'Ya Benaye' no cambia mucho este asunto y vuelve a ofrecernos una sesión de música étnica que no suena nada mal, pero que sigue decayendo en ingredientes progresivos e incluso rockeros, por no hablar de metaleros.

Antes de cerrar el disco con la increíble 'Children', los de la tierra de huérfanos nos regalan 'Our Own Messiah', que no es ninguna canción a la que despreciar, pero tampoco convence en su construcción. Por lo tanto, como venía argumentando en anteriores comentarios, este 'All is One' es un notabilísimo trabajo que ofrece algunos cortes de ensueño, pero que no termina de cuadrar el círculo, como se suele decir, y ni mucho menos nos convence como un paso adelante mejorado respecto al disco anterior. Ojo, que no decimos que Orphaned Land hayan defraudado a nadie con este álbum, ni mucho menos, pero se esperaba aún más candela.

Calificación: 8/10

- Muestras de 'All is One':

'All is One':

'Brother':

- 'Let The Truce Be Known':

- 'Our Own Messiah':

Tráiler:

- Más cosas que te pueden interesar sobre Orphaned Land...
- Orphaned Land ofrecen el tráiler del documental de cómo se hizo el disco 'All is One'
- Orphaned Land presentarán su nuevo trabajo 'All is One' en España en noviembre
- Orphaned Land presentan un tercer tema de 'All is One': 'Brother'
- Orphaned Land presentan un segundo tema: 'Let The Truce Be Known'
- Orphaned Land presentan el primer tema de 'All is One': 'Our Own Messiah'
- Todo sobre Orphaned Land

  • Web oficial de Orphaned Land:

www.orphaned-land.com

firma pablo
strong