Otra mala noticia: Phil Collins anuncia su retirada definitiva

Una de las figuras más controvertidas del mundo del rock, y sobre todo del rock progresivo, el batería Phil Collins, ha anunciado en una entrevista que su estado de salud, por distintos motivos, no le permiten seguir en activo su carrera profesional, por lo que dejará la música.

Phil Collins
Phil Collins

Una malísima noticia, tras un 2010 con muchas trágicas pérdidas de mitos del rock y el heavy o los anuncios de retirada de bandas básicas para el género como los alemanes Scorpions o los británicos Judas Priest. Pero ahora nos llega al rock progresivo, porque tras más de 40 años de carrera profesional, Phil Collins cuelga las baquetas.

Lo que más ha extrañado, incluso más que la decisión de por sí -se conocían sus varios problemas de salud desde hace mucho tiempo- es la forma de anunciarlo, ya que el ex de Genesis lo comentó en una entrevista, no en una nota oficial, y además en una publicación no especializada. Collins lo comentó en la revista masculina 'FHM', que aunque también incluye otros contenidos, basa su gran potencial en las fotografías eróticas de modelos o posados de famosas.

En todo caso, y centrándonos en la noticia, el rock progresivo y también el pop-rock pierde a un mito viviente. Su paso por Genesis siempre fue controvertido, como decíamos, porque pese a que su calidad como batería siempre estuvo fuera de toda duda -de hecho está considerado como uno de los más grandes de todos los tiempos-, sus tendencias musicales hacia sensibilidades más comerciales y propias del pop fueron en su día muy polémicas, ya que desde 1975 asumió el liderazgo de Genesis tras la salida de Peter Gabriel y se consideró que mancilló el legado de la banda.

Sin embargo nadie puede negar que Collins lanzó a Genesis a circuitos comerciales y fue una banda de tremendo éxito en los años 80 y comienzos de los 90 dentro del pop-rock, convirtiéndola en un grupo que llenaba estadios, en lugar de una banda para minorías más selectas.

Collins ha confesado en la citada entrevista que a sus ya conocidos problemas de audición, tiene varias vértebras dislocadas y daños irreversibles en los nervios de sus manos, lo que le imposibilita para su profesión y su labor musical, aunque no, claro, para su faceta como vocalista. "Es hora de parar... y no creo que nadie me vaya a extrañar", dijo de forma algo trágica. Pero sus problemas han terminado, al parecer, por minar su moral, ya que es incapaz de golpear con fuerza y control la batería: "Creo que nunca voy a ser capaz de hacerlo más".

Aunque es para tomárselo muy en serio, ya que el británico añade: "No estoy preocupado tanto por eso, sino por ser capaz de cortar una rebanada de pan con seguridad", confesando asimismo que a sus 60 años recién cumplidos quiere volcarse únicamente en su vida familiar.

Y es que hace tiempo que Collins, aunque sacara un reciente disco de versiones de la época musiacl de la Motown, se siente fuera del circuito: "Veo a los MTV Music Awards y pienso... no puedo estar en el mismo negocio como éste (…) Yo realmente no pertenezco a ese mundo(...) Yo soy mucho más feliz escribiendo sobre mí mismo".

En fin, que puede que estemos ante el fin de una exitosa y mítica carrera del compositor de grandes temas en solitario y, sobre todo, autor o coautor de auténticas canciones ya míticas dentro del rock progresivo. En todo caso, lo que ya será imposible es una reunión de los míticos Genesis de los años 70, con Gabriel, Collins, Steve Hackett, Tony Banks y Mike Rutherford.