Otras músicas: AC/DC - 'Black Ice' (2008)

 Crítica del disco 'Black Ice'
20-oct-2008
Autor: Pablo M. Beleña
Calificación:

La chispa que nunca se apaga

AC/DC - 'Black Ice' (20 octubre 2008)
Columbia
Calificación:

 1. Rock 'n Roll Train    4:21
2. Skies on Fire     3:34
3. Big Jack     3:57
4. Anything Goes   3:22
5. War Machine     3:09
6. Smash 'n Grab     4:06
7. Spoilin' for a Fight    3:17
8. Wheels    3:28
9. Decibel    3:34
10. Stormy May Day     3:10
11. She Likes Rock 'n Roll   3:53
12. Money Made     4:15
13. Rock 'n Roll Dream    4:41
14. Rocking All the Way    3:22
15. Black Ice     3:25

Duración total: 55:'30"

Músicos:
- Brian Johnson: Voz
- Angus Young: Guitarra melódica
- Malcolm Young: Guitarra rítmica
- Cliff Williams: Bajo
- Phil Rudd: Batería

Grabado entre marzo y abril de 2008 en Vancouver
Género: Hard rock
Producido por Brendan O'Brien

______________________________________________________________________

¿Puede una banda, 33 años después, tener un marketing y una potencia y una alcance tales como AC/DC? Seguramente sólo podemos pensar en Rolling Stones, Led Zeppelín -si es que vuelven- y si acaso, como mucho, Pink Floyd, dando por hecho que el regreso de los Beatles con sólo dos miembros originales no tendría sentido. Pero el grupo australiano tiene la respuesta y ha batido casi todos los récords. Ha vendido locuras de su 15º álbum de estudio, este 'Black Ice', y ha barrido vendiendo todo el papel en los conciertos de su gira mundial meses antes de celebrarse. Es un efecto eléctrico. Señores y señoras, rockers y heavies: demos la bienvenida a los inigualables AC/DC.

 La locura desatada por este disco, que se lleva componiendo desde enero de 2006, ha llegado a cotas inimaginables. 8 años después de 'Stiff Upper Lip' medio mundo del rock esperaba ansioso el regreso de uno de los grupos con más clichés y a la vez más deseados del panorama musical.

En una entrevista, y ya hablando del album, su vocalista, Brian Johnson, lo calificó de lo “mejor que hemos hecho” desde 'Back in Black'. Típicas fanfarronadas para la promo, pero aún así merecedoras de ser mencionadas. También añade que se debe a que este trabajo muestra otras facetas del grupo, su "versatilidad", dice. De hecho, Angus Young abandona su clásico y característico sonido de guitarra en el tema 'Stormy May Day' y el propio Johnson retoca su estilo de cantar para no dar tonos tan algo: el griterío, vamos.

Llama la atención lo nutrido que está el álbum, con 15 temas a lo largo de 55 minutos de extensión. De ellos conocemos el promocionadísimo 'Rock 'n Roll Train', con la fórmula de siempre sonando con la calidad de producción de los tiempos actuales. No es la única carta de presentación de rock 'n' roll: podrán encontrar el corte 'Rock 'n Roll Dream', el 'She Likes Rock 'n Roll' y el 'Rocking All the Way'. Por si había alguna duda de qué iba esto.

 Además, el álbum es una bendición de los dioses: uno cree que los años no han pasado por él porque escucha exactamente lo mismo que en los 70, en los 80 y en los no tan lejanos 90. ¿Qué novedades trae 'Black Ice'? Se puede destacar el cuarto tema, 'Anything Goes', que suena muy cercano a Aerosmith de los 90, y con guiños al pop-rock rollingstoniano, aunque la voz de Johnson da el toque personal a la receta. Pero llamará la atención a muchos. 'Smash 'n Grab', sin embargo, es muy típico de ellos, pero sucede lo contrario que en el ejemplo anterior: la producción del tema es distinta a lo habitual, con muchos efectos. Pero sin duda, muchos han querido ver la gran novedad viene con la canción 'Stormy May Day'. Lo cierto es que no es tan especial en cuanto a cambios. Es un blues con sonido muy distorsionado de guitarras, pero para nada fuera de la onda 'acedecera'.

La realidad es que es un disco más de AC/DC, para nada significativo o novedoso. No marca un antes y un después ni es un álbum de transición. Es tan sólo una dosis de rock eléctrico para los cientos de miles de fans que tienen en todo el mundo y que vibran con cada riff de 'Back in Black', sacan la lengua con 'Hell's Bells', se emocionan con 'Highway to Hell' y saltan con 'You Shook Me All Night Long'. Una buena dosis y con una producción de lujo, un sonido tremendo y una calidad interpretativa sin dudas. Pero realmente pasable. Nadie se perderá nada si no lo escucha. Eso sí, en directo es otra cosa. Los 20.000 afortunados que les verán en la primavera de 2009 en Madrid y Barcelona tendrán otra versión de la historia...

 Lo mejor: Saber que 33 años después tienen aún más energía si cabe, y la misma capacidad para componer e interpretar. Lo peor: La sensación de que todo está ya escuchado: pocas novedades y más de lo de siempre: estilo intocable al 99,9%. Imprescindibles: 'Rock 'n Roll Train', 'Anything Goes', 'Smash 'n Grab', 'Stormy May Day' y 'Black Ice'.

Puntuación: 6/10

Pablo M. Beleña
Octubre 2008