Peter Gabriel - 'Scratch My Back' (2010)

Orquestal fracaso de Gabriel

Peter Gabriel - 'Scratch My Back' (12 febrero 2010)
Real World / Virgin

Peter Gabriel - Scratch My Back

1. "Heroes" David Bowie 4:10
2. "The Boy in the Bubble" Paul Simon 4:28
3. "Mirrorball" Elbow 4:48
4. "Flume" Bon Iver 3:01
5. "Listening Wind" Talking Heads 4:23
6. "The Power of the Heart" Lou Reed 5:52
7. "My Body Is a Cage" Arcade Fire 6:13
8. "The Book of Love" The Magnetic Fields 3:53
9. "I Think It's Going to Rain Today" Randy Newman 2:34
10. "Après moi" Regina Spektor 5:13
11. "Philadelphia" Neil Young 3:46
12. "Street Spirit (Fade Out)" Radiohead 5:06

Duración total: 53:26'

Músicos:
- Peter Gabriel: Voz, piano on 'Flume'
- John Metcalfe: Arreglos
- The London Scratch Orchestra: Violines, violas, cellos, contrabajos, flaute, trombones, trompetas, piano...
- Melanie Gabriel: Voz adicinal en 'The Book of Love'
- Jason Rebello: Piano en 'The Power of the Heart'
- The Choir of Christ Church Cathedral, Oxford: Coro en 'My Body Is a Cage'

Género: Rock sinfónico / música sinfónica.
Grabado en 2009 en los estudios Air Lyndhurst, el Real World Temple y los estudios Real Worlds en Wiltshire
Producido por Peter Gabriel y Bob Ezrin.


Les voy a hacer una confesión. Cuando en la redaccion de Portal Esquizofrenia nos repartimos las novedades discográficas que determinamos que hay que analizar para ofreceros una reseña o una crítica, este disco de Peter Gabriel causó pavor. Vamos, que había nulas ganas por mojarse en esta crítica. Y es que este genial compositor, vocalista y multiinstrumentista es para mi un referente. Pero su discografía jamás, y remarco este término, jamás ha estado a la altura de sus capacidades. ¿A qué cuento venía este recopilatorio de canciones de otros artistas en versión orquestal?

El hecho es que Gabriel me ha defraudado. Al igual que con 'Up' (2002) vibré con sus nuevas composiciones, ahora tengo que reconocerme muy decepcionado. Cuando tuve el disco en mis manos y me dispuse a darle mi confianza, una extraña sensación de optimismo entró en mí: Seguro que está mucho mejor de lo que aparenta. Pues no. Tengo que decir que me ha parecido aún peor de lo que esperaba. Aburridísimo álbum de Gabriel. Casi soporífero.

'Scratch my Back' comienza bien. Pero porque versionar 'Heroes' es un bombón. Casi un regalo. He escuchado varias versiones y ninguna, por mucho que entren los gustos, ha conseguido estropear el tema original. Gabriel tampoco lo hace. Se trata de una versión orquestal, muy lenta, casi dramática, trágica, dolosa. Pero de aquí en adelante... ¡fracaso absoluto!, que dirían en un conocido programa de televisión español, 'El hormiguero'.

Entre otras cosas porque Gabriel es muy libre de hacer la música que quiera. Y de gustarle la música que quiera. Pero también suelo recordar en estos casos que los artistas tienen siempre cierta deuda con su audiencia, seguidores, fans o como se les quiera llamar. Una deuda que se basa en que cientos de miles de personas hacen un desembolso en un trabajo discográfico y a través de los años, lo que se merecen es algo de nivel, algo de deber de satisfacción de esos miles de oídos. Y sin dejar de reconocer que el artista tiene que crear siempre con libertad, ajeno a las presiones de la calle, los medios de comunicación especializados, de las compañías de discos o el mercado en general.

Pero es infumable, insisto, lo que ha hecho Gabriel. Porque en la línea de lo que contaba, aunque sea libre de rendir tributo a los artistas y las canciones que desee, no hay mucha coherencia a la hora de elegir este elenco de temas para el disco. 'The Boy in the Bubble' de Paul Simon se hace algo soporífero con el único acompañamiento del piano y un lento ritmo que Gabriel repite en todas, pero todas, las canciones de este nuevo álbum. Un ritmo que está bien para una o dos canciones, a modo de cambio y contraste, pero no cuando todo un mismo disco es semejante en (nula) intensidad.

Tampoco pega nada en versión orquestal 'Mirrorball' de los alternativos Elbow. Y es que en algunos momentos esta idea de Gabriel recuerda a esos horribles discos que sacaban algunas orquestas sinfónicas de tres al cuarto versionando temas del pop-rock e intentaban darle una grandiosidad épico-orquestal que terminaba resultando ridícula. Lo mismo ocurre aquí. Una cosa es usar la sección de cuerda de forma grandiosa y otra el viento, con trombones y demás instrumentos queriendo imitar los tonos altos de una guitarra. Patético.

Otros temas se prestan más y, por tanto, desentonan menos. Por ejemplo, 'Flume' de Bon Iver o 'My Body Is a Cage' de los Arcade Fire, donde consigue crear una buen trabajo de adaptación a música orquestal. Por la misma razón que comentaba: el buen empleo de la cuerda.

Pero en términos generales, está desaprovechada su bella voz y está claro que le sientan mucho mejor los sonidos eléctricos, tanto de los típicos del rock como los empleados en sus momentos más electrónicos, no tan puristas. Grave error, el que ha cometido Gabriel. Sobre todo porque teniendo en cuenta que desde 1975, año en que comenzó su carrera en solitario, apenas ha ofrecido álbumes en cantidad y calidad. Y son 35 años... Él puede y debe hacer cosas mucho mejores.

Puntuación: 4/10


Lo mejor: Mira que me cuesta poder decir algo bueno de este disco... la portada y... que dentro de lo que defrauda, los que hayan seguido sus declaraciones durante los últimos meses saben que no ha engañado a nadie. Se veía venir que sería un disco así...

Lo peor: Realmente todo: la concepción y la realización del disco, así como la elección de los temas a incluir. Ni son miticos temas ni realmente de una calidad aceptable. Gabriel decepciona tanto por cómo hace este disco como por lo que ha escogido para trasmitir.

Imprescindibles: Esta vez me reservo dejar vacía esta sección. Supongo que no está mal la versión que hace del tema de Bowie y Fripp, 'Heroes'.