Queensrÿche - 'Dedicated to Chaos' (2011)

Queensrÿche - Dedicated to Chaos Crítica álbum estudio
28-jun-2010
Autor: Javi Moreno
Calificación: Calificación: 6,5

Más cosas sobre Queensrÿche

Más críticas de discos

Dedicados al caos, pero de verdad

Queensrÿche - 'Dedicated to Chaos' (28 junio 2011)
Loud & Proud Records/Roadrunner
País: EEUU; Calificación:
Calificación: 6,5

Queensrÿche - Dedicated to Chaos

01. Get Started
02. Hot Spot Junkie
03. Got It Bad
04. Around The World
05. Higher
06. Retail Therapy
07. At The Edge
08. Broken
09. Hard Times
10. Drive
11. I Believe
12. LuvnU
13. Wot We Do
14. I Take You
15. The Lie
16. Big Noize

Duración total: 53'55''

Músicos:
- Geoff Tate: Voz
- Michael Wilton: Guitarra
- Eddie Jackson: Bajo
- Scott Rockenfield: Batería
- Parker Lundgren: Guitarra


Género: Heavy-Rock, Metal progresivo.
Grabado en los estudios de Queensrÿche en Seattle, EEUU, en 2011.
Producido por Kelly Gray.

______________________________________________________________________

queensrycheQueensrÿche fueron grandes. Muy grandes en aquello que dio a llamarse metal progresivo. Pero de aquellos Queensrÿche a lo que hoy encontramos bajo su etiqueta poca similitud hallaremos más allá de su nombre. De unos años, bastantes ya, para acá, la banda parece querer reencontrar su sonido, o buscar uno nuevo, sin demasiado éxito. El vaso colmó con el desafortunado 'Operation: Mindcrime II' de 2006, y el peculiar descenso a los infiernos de Tate y compañía se ha ido acuciando disco tras disco. Y eso que aquel no era mal disco del todo, pero claro, los clásicos más vale no tocarlos, pues por eso son clásicos y obras maestras: porque son inigualables. Tampoco ayudaron mucho su posterior masacre de versiones, 'Take Cover' (2007) –lo que decía de los clásicos, que mejor no tocarlos– y 'American Soldier' (2009), en el cual querían y no podían.

Bien, con 'Dedicated To Chaos' no van a conseguir precisamente reconciliarse con aquellos que les hemos seguido de cerca durante tantos años. Se podría buscar un indulto por aquello del intento de sonar diferentes e intentar explorar nuevos caminos, pero es que no llegan a encontrar su sitio a lo largo del disco, y van dando bandazos de un palo a otro del rock y (poco) metal de corte moderno, algo descafeinado para mi gusto y demasiado monótono. Tampoco ayuda mucho una opción como la de la Edición Especial, que contiene hasta 16 temas (y 12 la normal). Muchas veces ocurre que la primera escucha de un disco te deja frio. Cuando a la tercera y cuarta estás deseando que acabe ya, es que no hay donde rascar. Todos los temas me parecen muy similares, a medio tiempo y sin gas, con algún arreglo que recuerda quienes fueron pero poco más, otros muchos que no les llevan a ningún lado, y un Geoff Tate que afortunadamente sigue estando en una gran forma, si bien es cierto los temas no son demasiado exigentes.

Probablemente de lo más acertado y disfrutable del álbum sea la inicial 'Get Started', poderoso hard rock con mucho ritmo, y que visto con perspectiva no hace sino otorgar unas expectativas al oyente que pronto caerán por su propio peso. 'Hot Spot Junkie' destapa el tarro de los experimentos, imprimiendo un carácter medio industrial a las guitarras y una batería demasiado machacona. Con 'Got It Bad' nos vamos a encontrar una de las primeras y desagradables sorpresas: Quennsrÿche jugando con sitares y arabescos, deasiado redundantes como para mantener la continuidad de la canción más allá de su impacto inicial. Los samples con que da comienzo 'Around The World' vuelven a engañarnos en nuestra pretensión de encontrar algo interesante, para dar pie a un corte edulcorado y pop, con unos coros algo irrisorios y Tate entonando un melosón "all you need is love" con el que dan ganas de coger el disco y comprobar si realmente esto son Queensrÿche o me he equivocado de disco.

Sinceramente, tras una cosa así no sabes si dar por perdido el tiempo, aunque aguantas a ver si en algún momento repunta, en un acto de fe. Y fe es lo que tienes que tener tras 'Higher', que si bien juega con una sección de viento bastante interesante y un ritmo funky muy pegadizo, da al traste con todo en el mismo momento en que a Geoff Tate se le ocurre ponerse a rapear. Más oscura y grave se torna 'Retail Therapy', uno de los salvables que recuerda vagamente a lo que una vez fueron dentro del metal más arriesgado, y junto a 'At The Edge' representa la versión más Queensrÿche - Dedicated to Chaosfiel a sí misma de los de Seattle. 'Broken' es demasiado ambiental para ellos, aunque la tensión y angustia que Tate le imprime a su voz refuerzan la credibilidad del tema, para perderla inmediatamente con un 'new age' que no pega ni con cola en su catálogo como es 'Hard Times'. 'Drive' se salva por la inmensa labor percusiva de Scott Rockenfield, y la guitarra de Wilton, sonando muy noventera.

Un poco más de funky a manos de Eddie Jackson y su bajo como protagonistas de 'I Believe' dan un respiro entre tanto hastío, para perderse nuevamente en los siguientes 'LuvnU', salvada por la gran interpretación de Geoff, y 'Wot We Do' y su saxo, de la que sinceramente no sabría que decir para no ser en exceso crítico. Mejor escuchadla, o mejor no. Creedme. La cosa no mejora con 'I Take You', donde la música va por un lado y la voz por otro, y tan solo en el estribillo parecen encontrarse con algo de fortuna. Aunque para estribillos infames el de 'The Lie', heredero del pop sesentero pero difícilmente encajable con los guitarrazos de Wilton y Lundgren. Cerrando (por fin) el disco, los samples y efectos de 'Big Noize' lo único que consiguen es que te alegres de acabar de una vez (bueno, por eso y por el tan magnífico como breve solo de guitarra final).

Pocas veces he escrito críticas con tanto sufrimiento como esta porque, aunque no lo parezca, de verdad que Queensrÿche son una de esas bandas a las que aprecio. Pero está claro, cada vez más, que su época dorada queda ya muy atrás, que esperarse un nuevo 'Empire' u 'Operation: Mindcrime' es poco menos que utópico y que, con suerte, a lo más que podemos aspirar es a encontrarnos con un trabajo decente, sin pretensiones, y que simplemente entretenga. Con 'Dedicated To Chaos' ni siquiera eso lo consiguen. Quizá la próxima vez haya más suerte.

Puntuación: 6,5/10  Calificación: 6,5

- Página web oficial de Queensrÿche:


http://www.queensryche.com/

Más cosas sobre Queensrÿche

Más críticas de discos


Javi Moreno VegaJavi Moreno Vega
Agosto 2011