Rhùn - 'Fanfare Du Chaos' (2013)

El nuevo orden del Zeuhl contemporáneo francés

Rhùn - 'Fanfare Du Chaos'
(10 junio 2013, AltrOck Records)

Rhun - Fanfare Du ChaosHoy nos topamos con RHÙN, un grupo francés emergido de Coutances (La Mancha) que forma parte de la nueva generación de Zeuhl, una de las más vitalistas en cuanto al filo creativo de la movida progresiva de nuestros días. El grupo publicó su primer EP en 2008, y ahora en 2013 tenemos su disco “Fanfare Du Chaos”, publicado por el sello AltrOck, al cual debemos un agradecimiento enorme por seguir publicando y difundiendo a varias bandas interesantes para la permanencia del género progresivo: dentro de este catálogo, RHÙN es definitivamente una de las más difíciles de digerir por su alevosamente oscura propuesta… y por eso mismo, tiene un muy particular interés para el paladar progresivo aventurero. En torno a la armazón triádica de Captain Flapattak [batería y voz], Fabien de Kerbalek [guitarra y voz] y Thybo [guitarra], el bloque sonoro se amplía ostentosamente con músicos que se alternan al bajo (Damoon y Sir Alron), a los saxos y demás vientos (Brhüno y Sam), y al canto y percusiones adicionales (Marhïon Mouette y Emilie Massue). Además, los tres primeros temas también cuentan con la presencia del Ensemble Pantagruelair, un cuarteto de maderas. Nótese que no hay presencia de teclados en el arsenal instrumental (siendo tan común el piano eléctrico en los grupos Zeuhl); también descubriremos que las guitarras duales no están para darle una dimensión metalera o algo parecido al bloque sonoro, sino que más bien se complementan en el armado de texturas y la compleción de cadencias mientras una de ellas elabora ocasionales solos. “Fanfare De Chaos” es una muestra definitiva de lo mucho que aporta RHÙN a la vertiente radicalmente vanguardista del género progresivo: su mezcla de Zeuhl, jazz-rock y rock-in-opposition (sobre una base centrada en el primero de estos tres factores) se caracteriza por una imponente fuerza expresiva, articulada con osadía e inteligencia estratégica. Centrémonos ahora en el repertorio de “Fanfare Du Chaos”.

Durando casi 9 ½ minutos, ‘Toz’ abre el álbum con un impulso instantáneo y una vibración colorida que suena, a la vez, celebratoria y tensa: imaginemos un remozado Canterburyano del paradigma esencial de MAGMA (época del “Attak”) con algunos elementos extra de DÜN y nos haremos una buena idea de cómo se desarrolla la magnificencia peculiar e intensa de este tema, diseñado para arrasar con las certidumbres racionalistas del oyente y dejar tras de sí un cúmulo de sensaciones tan gratificantes como extrañas. El solo final de flauta establece un elemento pastoral ingenioso. A continuación sigue la pieza más breve del disco, ‘Intermud’, que consiste en una pieza de cámara para maderas; su presencia funciona como preparación para el arribo de ‘Dunb’, tema que reintroduce la tensión osada y refinada de ‘Toz’ para trabajar los contrastes de su estructura interna con un filo más pronunciado. Ante este incremento de la neurosis musical, ‘Bùmlo’ emerge para reciclar esta inquietud emocional e intelectual a través de un filtro robustamente abstracto, con mayor afinidad por el HENRY COW de la etapa 75-77 y por el aspecto más locamente farsesco de ZAPPA que por MAGMA. Una mención especial debe ir al delirante (y humanamente imposible) solo de saxo alto que se hace destacar crucialmente cuando la pieza se enrumba a su ecuador, pues de hecho no solo es valioso en sí mismo sino que guía al bloque instrumental en el armado del clímax conclusivo.

Los últimos 14 minutos y medio de “Fanfare Du Chaos” están ocupados sucesivamente por ‘Mlùez’ e ‘Ïh’. ‘Mlùez’ se revela como un sólido ejercicio de jazz-rock a la usanza de la vieja escuela fusionesca de los 70s pero con los arreglos corales y una musculatura de la dupla rítmica heredadas de MAGMA. Por su parte, ‘Ïh’ comienza suavizando un poco las cosas llevando la usual tensión sonora de la banda a una dimensión más contenida: pero a poco antes de pasar la barrera del cuarto minutos y medio, el ensamble se suelta de forma decidida para explorar aureolas extrovertidas para la siempre latente oscuridad, y es allí donde nos topamos nuevamente con una expresión pura de la inquietante vitalidad propia de la esencia estética de RHÙN. El pasaje final repite el primer motivo con el peso de la oscuramente electrizante inercia elaborada en el intermedio – ¡estupendo!

Como balance general, “Fanfare Du Chaos”, solo nos queda celebrar que exista una banda como RHÙN, que resulta un añadido fundamental para la nueva generación Zeuhl francesa, una generación en continua efervescencia. ¡Recomendado!

Nota: 8,5/10

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com