Se cumplen 40 años de la banda sonora de Xanadu, compuesta por la ELO

Un excelente disco para una película lamentable

Olivia Newton-John & Electric Light Orchestra – Xanadu (1980)

(Agosto de 1980, Jet Records y MCA Records)

Autor: Alterna2 / www.alterna2.com / Foto en Flickr tomada en Luz de Gas/ licencia CC 2.0

Este verano se van a cumplir años de la publicación de la banda sonora de la película Xanadu (1980). El disco estaba producido por John Farrar, que ya había sido nominado por la banda sonora de Grease y que trabajó habitualmente con Olivia Newton-John, y se ocupó de la cara A del álbum, enfocado a canciones de la cantante y colaboraciones con otros artistas; y por Jeff Lynne, que se ocupó de la cara B, con cinco canciones interpretadas por la banda ELO y un dueto, que sería el tema central del el título de la película, con la propia Oliva Newton-John.

La banda sonora cosechó un gran éxito comercial, con canciones que han pasado a la posteridad y se alzaron, en la época, con los primeros puestos en las listas americanas e inglesas, concretamente, los temas Xanadu y Magic (uno de cada productor), aunque también Suddenly, con Cliff Richard, llegaría muy alto, así como I´m Alive de la ELO. El álbum llegó a ser número 1 de ventas y llegó en un momento de estado de gracia de la banda inglesa, aunque con un sonido que, tal vez en cierta manera, lo alejaba un poco de su estilo habitual. Pero a nadie le amarga un dulce, y éxito le vino de perlas a la banda, ya que continuaba la extraordinaria tendencia que tenían en ese momento y que venía refrendada el año anterior con el lanzamiento de Discovery (1979).

La calidad y recepción de la banda sonora no fue compartida por la película, que se descalabró en taquilla y tuvo una ingente cantidad de malas críticas. Algunas de ellas nos pueden parecer crueles, si no la hemos visto o nos queda un recuerdo endulzado con el paso de las décadas, pero basta con volver a realizar un visionado (sólo para valientes) para comprender que eran justificadas. El film es un compendio de videoclips inconexos, con una trama surrealista y nefasta y unos diálogos para olvidar.

La película fue una de las inspiradoras, para John Wilson, de la creación en 1981 de los conocidos premios Razzie. Y una de las críticas de la prensa de la época se hizo especialmente célebre: "In a word, Xana-don't" (En una palabra, Xana-NO).

El argumento es tan vergonzoso que no cabe mencionarlo y algunos de sus protagonistas, como Newton-John o el veterano Gene Kelly, debieron arrepentirse durante largo tiempo de haberse enrolado en tal proyecto; y en el caso, de Michael Beck, dio al traste con su incipiente carrera (tras el éxito conseguido en Warriors, un año antes).

Fuente foto: needpix.com / Autor: Free-Photos (pixabay.com), License: Public Domain

Volviendo a la ELO, las cosas cambiarían para el grupo tras el éxito de esta banda sonora, aunque aún quedaría espacio para un gran éxito más: con el álbum Time (1981), realizado al año siguiente, se volvería al Rock más progresivo y se alcanzarían muy buenas ventas en UK. Posteriormente, se lanzaría Secret Messages (1983), un disco que se quedaría sin promoción debido a dos hechos: primero, porque Kelly Groucutt abandonó el grupo durante la producción del citado álbum (y acabó metido en pleitos contra Jeff Lynne por temas económicos) , y segundo, porque el batería (y también uno de sus fundadores) Bev Bevan se fue de gira con Black Sabbath en sustitución de Bill Ward, en el Born Again Tour 1983, donde lo vimos tocar temas de las dos bandas de Ian Gillan, tanto los de Black Sabbath, como el conocidísimo Smoke on the Water de Deep Purple (como curiosidad, os contamos que se inspiró en un incendio ocurrido en 1971 en el casino de Montreux, Suiza, durante un concierto de Frank Zappa).

Finalmente, en 1985 y tras varios rumores previos de separación, Lynne, Bevan y Tandy volverían a estar juntos para grabar Balance of Power en 1985, pero un año más tarde se produciría la disolución y cada uno de los integrantes se centraría en sus propios proyectos. Jeff Lynne, posteriormente utilizó el nombre del grupo para sacar algunos recopilatorios y colaboró con Richard Tandy para una versión más personalista del grupo conocida como Jeff Lynne's ELO, que incluyó diversos conciertos la pasada década, como el de Hyde Park en septiembre de 2014, aunque ya sin contar con los miembros originales, a los que no vemos juntos desde 1986.