The Devin Townsend Project - 'Deconstruction' (2011)

devin townsend - deconstruction Crítica álbum estudio
20-jun-2011
Autor: Miguel Esteban
Calificación: Calificación: 8,5

Más críticas de discos

Deconstruyendo una hamburguesa

Devin Townsend Project - 'Deconstruction' (20 junio 2011)
HevyDevy / InsideOut Music
Calificación:
Calificación: 8,5

devin townsend - deconstruction 1. Praise the Lowered  
2. Stand  
3. Juular
4. Planet of the Apes
5. Sumeria
6. The Mighty Masturbator
7. Pandemic
8. Deconstruction
9. Poltergeist

Duración total: 1:10'49''

Músicos:
- Devin Townsend: Voz, guitarra, bajo, teclados, programaciones
- Ryan Van Poederooyen: Batería en las canciones 1, 2, 4 y 6
- Dirk Verbeuren (Soilwork, Scarve): Batería en las canciones 3, 5, 6, 7, 8 y 9
- Paul Kuhr (November’s Doom): Voz en 'Praise the Lowered'
- Mikael Åkerfeldt (Opeth, Bloodbath): Voz en 'Stand'
- Ihsahn (ex Emperor): Voz en 'Juular'
- Tommy Giles Rogers (Between the Buried and Me): Voz en 'Planet of the Apes'
- Joe Duplantier (Gojira): Voz en 'Sumeria'
- Paul Masvidal (ex Death, Cynic): Voz en 'Sumeria'
- Greg Puciato (The Dillinger Escape Plan): Voz en 'The Mighty Masturbator
- Floor Jansen (ex After Forever, ReVamp): Voz en 'Pandemic'
- Oderus Urungus (Gwar): Voz en 'Deconstruction'
- Fredrik Thordendal (Meshuggah): Guitarra solista en 'Deconstruction'

Género: Metal progresivo, metal sinfónico.
Grabado entre noviembre de 2010 y febrero de 2011.
Producido por Devin Townsend.

______________________________________________________________________

Devin Townsend Si lleváramos a Devin Townsend a un psiquiatra, después de excavar y excavar en su vida llegaríamos a la conclusión de que no fueron sus padres los culpables de todos sus traumas de infancia, ni tampoco una mala experiencia en el colegio. La causa de todos sus males fue una hamburguesa, una deliciosa hamburguesa con queso que probablemente le obligarían a comer cuando él intentaba convertirse al vegetarianismo. Por eso su nuevo disco 'Deconstruction' es una obra conceptual sobre un hombre que baja a los infiernos y allí el mismísimo Diablo promete revelarle todos sus secretos si se come una hamburguesa, una oferta que él finalmente se ve obligado a declinar -'I'm a vegi-ma-tarian!'-. Un nuevo disco en el que el sentido del humor del canadiense, igual que su calidad musical, sigue intacto.

Después del sonido más ambiental de 'Ki' y el toque más industrial de 'Addicted', este nuevo lanzamiento bajo el nombre de Devin Townsend Project está enfocado hacia el metal sinfónico. 'Praise the Lowered' comienza con unas bases electrónicas, pausada y sin prisas, que Devin Townsend acompaña con una voz más melódica. En la parte final de la canción los guturales y los arreglos orquestales que impregnan todo el disco se adueñan por momentos del tema.

'Stand' empieza con unas guitarras que pueden recordar a las de 'Ki', con muy poca distorsión, pero poco a poco van entrando los teclados sinfónicos hasta hacer orquestal la canción, como si fuera una versión oscura y extrema de Nightwish. No obstante, toda posible comparación se disipa cuando aparecen los guturales de Mikael Åkerfeldt (Opeth, Bloodbath) acompañando a Devin Townsend y es una pena que no saque su registro limpio, pero la canción no lo pide.

Deconstruction tiene unas colaboraciones de lujo. En 'Juular', más cañera pero aún con ese toque orquestal -todavía no sé por qué cuando la escucho me imagino la aldea de Papá Noel con elfos malignos deambulando-, Ihsahn (ex Emperor, Ihsahn) pone su grano de arena, en este caso en forma de gritos, con ese timbre tan característico suyo. De la misma manera, cantan luego Joe Duplantier (Gojira) y Paul Masvidal (ex Death, Cynic) en la también potente 'Sumeria'. Cada canción tiene su invitado.

'The Mighty Masturbator' es la suite del disco. Durante sus entretenidos dieciséis minutos y medio, se combinan partes más melódicas, otras sinfónicas con las habituales voces operísticas de Devin Townsend, bases industriales al estilo de Addicted, teclados muy progresivos e incluso partes que parecen de una banda de pueblo en fiestas. Y en gran parte de la canción resaltan las voces humorísticas del canadiense.

Pero la canción más cómica es sin duda 'Deconstruction', y es que Devin Townsend podría llegar a ser uno de los monologuistas más divertidos sobre la faz de la tierra. El verano pasado, en el festival británico Bloodstock, el canadiense estuvo amenizando personalmente los 20 minutos de retraso que sufrió su concierto por problemas técnicos y es que uno apenas echaba en falta que empezara a tocar. Pero, volviendo a la canción, detrás de toda la comicidad a base de 'cheeseburger, cheeseburger…', hay una potente base instrumental, con algunos elementos avant garde y con guitarras y teclados que bien podrían ser de Dream Theater. Es un tema que recuerda mucho a 'Metalocalypse' o al divertido vídeo del 'Vegan Black Metal Chef', con cuyos ideales Devin Townsend parece comulgar.

Al final, 'Deconstruction' se revela como un disco de gran calidad y extremada potencia ya desde la primera escucha. La única pega que se le podría poner a 'Deconstruction' es que es un álbum al que quizá le falten matices, pues no gana mucho -ni tampoco pierde- en posteriores escuchas. Eso sí, la primera impresión, repito, es increíble. E increíble también es lo de este camaleónico y prolífico músico canadiense, que el pasado 20 de junio sacó simultáneamente este disco y otro mucho más tranquilo y melódico, 'Ghost', totalmente diferente a este 'Deconstruction'. Ya se sabe: renovarse o morir -y al infierno con las hamburguesas-.

Puntuación: 8,5/10  Calificación: 8,5

Más críticas de discos

__________________________________________________________________________
Miguel Esteban RebagliatoMiguel Esteban Rebagliato
Julio 2011