The Pineapple Thief - 'All the Wars' (2012)

Librando batallas sin gloria

The Pineapple Thief - 'All the Wars' (3 septiembre 2012)
Sello: Kscope; País: Reino Unido; Calificación: Calificación: 7,5

The Pineapple Thief - All the Wars

1. Burning Pieces (4.10)
2. Warm Seas (3.56)
3. Last Man Standing (5.09)
4. All the Wars (3.35)
5. Build a World (3.53)
6. Give It Back (6.58)
7. Someone Pull Me Out (3.58)
8. One More Step Away (3.05)
9. Reaching Out (9.43)


Duración total: 45'04''

Músicos:
- Bruce Soord: Voz y guitarras
- Jon Sykes: Bajo y coros
- Steve Kitch: Teclados
- Keith Harrison: Batería y coros

· Género: Space-rock, rock progresivo y rock alternativo
· Grabado en 2012 en los estudios Real World.
· Producido por -

The Pineapple Thief
The Pineapple Thief
Los que ya conocen la evolución que han ido teniendo los Pineapple Thief de Bruce Soord no estarán para nada sorprendidos con este nuevo disco del grupo. Si en 2010 irrumpieron con un 'Someone Here is Missing' claramente orientado a las tendencias de moda, el rock alternativo y el estilo de Muse, aquí no sólo no han escondido esta influencia, sino que han ido incluso copiando lo que Muse hicieron en 'The Resistance' . Es decir, una evolución hacia la complejidad, con arreglos sofisticados de pianos y sección de cuerda. Descarado, pero efectivo, no obstante.

Porque vaya lo primero por delante, que es que este disco, 'All the Wars', es bueno, bueno, bueno. Pero de la leche. Ahora, que nadie quiera encontrar progresivo puro, como en sus primeros discos, racha que se fue enfriando en 'Tightly Unwound' (2008) y que ya había mostrado síntomas antes en el gran 'What We Have Sown' (2007). En este nuevo trabajo simplifican aún más su música y la adecuan a las nuevas tendencias musicales de moda, pero de nuevo hay que afirmar que lo consiguen sin bajar calidad ni hacer para nada una mediocridad de música. 'All the Wars', escuchado sin prejuicios, gustará a cualquiera. En Kscope no son tontos, y si es el sello que ahora luce con gusto a los Anathema, Gazpacho o Porcupine Tree será por algo.

También hay que ser sinceros con el público, y no podría continuar esta reseña sin reconocer que la doble edición de lujo con 2 CD es totalmente innecesaria. El segundo disco ofrece una buena versión del tema 'Light Up Your Eyes', ya escuchado por 2005 en el disco '10 Stories Down', y el resto de canciones son versiones de las incluidas en el primer CD pero con arreglos instrumentales distintos. Para coleccionistas, vaya.

Musicalmente hablando, es imprescindible comentar cosas como que ha sido grabado en los estudios Real World, los del mítico Peter Gabriel, o que el grupo ha empleado una sección de cuerda de 22 músicos, un coro, y otras parafernalias propias de una gran producción. Algo que ya se adelantaba con el single de presentación del pasado verano, con el tema 'Last Man Standing', que apuntaba a una mayor complejidad en su nueva música, aunque con muchos tintes de Radiohead y Muse, todavía. Sin embargo, en cuanto uno avanza en el álbum, se da cuenta de que siguen anclados en el rock alternativo como base, intimista y 'modernete'. Bruce Soord dijo hace unos meses que era "muy heavy en algunos momentos y muy delicado y preciosista en otros". Yo diría más bien lo segundo, delicado y preciosista. De heavy, poco, aunque por momentos su grandiosidad sinfónica y orquestal le da un halo de disco progresivo clásico.

Y es que los de Soord se han dejado asesorar bien y ahora tienen nuevo servicio de management, buscando ese salto a la 'primera división' actual del nuevo progresivo, tan difícil, y donde entrarían bandas como Opeth, Porcupine Tree o similares. No creo, sinceramente, que con este 'All the Wars' puedan alcanzar tal objetivo. Porque ni es tan progresivo como este público demanda, ni tan clásico como gusta a los aficionados más veteranos, ni tan moderno ni comercial como para enganchar a las nuevas y fáciles audiencias juveniles.

Sobre los temas del álbum, hagamos un rápido repaso. 'Burning Pieces' es un tema rock alternativo clásico, muy propio de los 1990, con sonido más apegado al estilo de The Smashing Pumpkins que otra cosa, recordando mucho hasta a Billy Corgan en la voz por parte de Bruce. Por no hablar de esos guitarreos fáciles y con arreglos más básicos en la producción. A 'Warm Seas' le sucede lo mismo, y podría comenzar a irritar a públicos más progresivos que comiencen a oír este álbum y esperen encontrar otra cosa.

The Pineapple Thief - All the Wars
The Pineapple Thief - 'All the Wars'
Ya en 'Last Man Standing', el que fuera single de presentación, vemos cosas más complejas, recodando a los mejores Pineapple Thief, con sonidos más propios del progresivo 'soft' y cercano al pop-rock. Los arreglos con la mencionada sección de cuerda da un aire mucho más elaborado a este tema y mejora la sensación. El coro, personalmente, no me convence, y le da un aire solemne a un tema que no lo pedía por su esencia punk-rockera.

'All the Wars', el tema que da nombre a todo el disco, recordará mucho a Muse en algunos momentos, y en otros, a un progresivo muy del estilo de los últimos tiempos de Gazpacho, con mucha sensibilidad a la hora de tratar los instrumentos de cuerda y su sinfonismo de esencia. Algo que se detiene de golpe en el siguiente corte del disco, 'Build a World', puro Muse del disco 'The Resistance', con batería mecánica y popera, poca complejidad instrumental y aires de rock alternativo a más no poder. No por ello es un mal tema, ojo.

'Give it Back' sigue tirando de esa cuerda de Muse y Radiohead, estilos que siempre estarán muy unidos, mientras que 'Someone Pull Me Out' es una bella melodía sinfónica que satisfará a todo tipo de oídos, los que demandaban más sofisticación, y los que buscaban melodías directas. 'One More Step Away' es por contra un tema de transición de poca historia que parece sacado de 'Ok Computer' o 'Kid A' de Radiohead, sólo que con ese toque de distinción de que la base de cuerda que se oye de fondo es real y no sintetizada.

Cierra el disco 'Reaching Out', sin duda la mejor canción de todo 'All the Wars'. Casi 10 minutos de delicadas melodías, estribillos pegadizos y sensibilidad a flor de piel de los de Bruce Soord. Sin embargo los ecos son inevitables, porque según avanza el tema encontraremos a los mismos Muse de los últimos tiempos, muy electrónicos en sus bases. Hay que reconocer que la conjunción de guitarras rockeras, sección de cuerda clásica y teclados suena genial y logran un climax tremendo. Para quienes gocen más con las instrumentaciones clásicas, el segundo CD antes comentado será más del gusto de este público. Lo mismo digo de la antes citada versión de 'Light Up Your Eyes', todo una exquisitez sonora.

Y lo dicho: otro buen disco más de Pinneaple Thief, que sin embargo no vale para justificar un paso adelante en su evolución. Se anclan y dejan claro que éste es su techo. Y no está nada mal, por cierto.

Ya para acabar, la anécdota: si alguien se pregunta qué es exactamente lo que aparece en la portada del álbum, se trata de una imagen fotográfica que ganó un premio. Es obra de Mark Mawson y forma parte de una serie que realizó sobre elementos marinos que incluso se llegó a mostrar en el Buckingham Palace como fondo para la interpretación que hizo Paul McCartney durante los actos del jubileo de la Reina británica.

Puntuación: 7,5/10 Calificación: 7,5

- Se pueden escuchar varias canciones y tracks:

Soundcloud:

Youtube:

'Making of' de la sección de cuerda:

  • Página web oficial de The Pineapple Thief:

www.pineapplethief.com

Pablo M. Beleña Pablo M. Beleña
Septiembre 2012