The Wrong Object - 'After the Exhibition' (2013)

Exhibición continua de maravillosos sonidos jazz-progresivos

The Wrong Object - 'After the Exhibition'
(18 junio 2013, Moonjune Records)

The Wrong Object - After the ExhibitionHoy se da la ocasión de hablar de THE WRONG OBJECT y su nuevo álbum “After The Exhibition”, nuevo ítem de MoonJune Records que inició su existencia a través del método de crowdfunding en julio del año pasado. Pues bien, ahora este disco es una realidad fáctica, una entidad espacio-temporal. Este combo de Michel Deville [guitarra eléctrica y guitarra sintetizada GR-09], Antoine Guenet [teclados y voz], Marti Mella [saxos tenor y bajo, y clarinete], François Lourtie [saxos tenor, alto y soprano, y voz], Pierre Mottet [bajo] y Laurent Delchambre [batería, percusiones, objetos y samples] ha edificado un nuevo repertorio signado por una arquitectura robusta y una ingeniería vigorosamente dinámica. Contando con el ocasional apoyo del legendario percusionista Benoit Moerlen (famoso principalmente por su presencia en el GONG post-Allen y en GONGZILLA), la banda se permite completar de manera adecuadamente fastuosa muchas instancias de su esquema rítmico, y como botón de muestra va el segundo tema del álbum, ‘Spanish Fly’, donde sus intervenciones a la marimba y al vibráfono electrónico añaden texturas pintorescas a la expansión de las extrovertidas cadencias que se van desarrollando con elegante complejidad. Por su parte, la presencia de la vocalista Susan Clynes en la canción ‘Glass Cubes’ ayuda a realzar el lirismo otoñal de la misma: esta canción conforma el momento de mayor relax emocional del disco, y de hecho, parece propio de un momento melancólico en un disco de HATFIELD & THE NORTH o de ROBERT WYATT, pero signado por la exuberancia inteligentemente organizada de Michel Delville y co. El rol protagónico del piano le permite dirigir con pulso firme el camino hacia la exaltación que se arma en el climático paraje final.

Pero ya que no hemos comenzado por el principio, pues lo mencionamos ahora mismo: la manera tan punzante con la que empieza “After The Exhibition” de la mano de ‘Detox Gruel’ solo puede describirse como 4 ¼ minutos de hermoso asalto sónico que de manera sostenida y continuada va haciendo gala de un fenomenal joie de vivre, una vitalidad celebratoria diseñada para contagiar masivamente el corazón del oyente con vibraciones positivas. Influencias de la vieja escuela de NUCLEUS y del FRANK ZAPPA de las big bands son evidentes, pero más evidente es ese matiz que Delville y sus secuaces saben proporcionar a sus viajes sonoros desde la raíz. Después de que ‘Spanish Fly’ prosigue por este tenor extrovertido y le añade buenas dosis de densidad dentro de una armazón elegantemente extravagante, emerge ‘Yantra’ para virar las cosas hacia una dimensión un poco más neurótica, incluso grisácea, aunque preservando intactas las dosis de vigor y fuerza expresiva que hasta ahora se han venido imponiendo rotundamente. La manera de combinar elementos de HENRY COW (etapa “Leg End”) y el WEATHER REPORT pre-Pastorius funciona con total naturalidad, dejando que el dinamismo que surge de la electricidad compartida por todos los instrumentos en acción se manifieste en toda su fulgor a través de la compleja estructura compositiva de la pieza. Mención especial para la dupla rítmica de Mottet y Delchambre… ¡cómo se han estado luciendo, pardiez! En estos primeros 18 minutos y pico del álbum ya tiene el oyente la certeza de que está cara a cara con un disco genial… y no hay más alternativa que seguir confirmando dicha certeza. Durando poco más de 3 ½ minutos, ‘Frank Nuts’ ofrece una ambientación menos compleja que las de las dos piezas anteriores, pero sigue siendo una fiel muestra de la sofisticación inherente a la visión de THE WRONG OBJECT: el refinamiento plasmado por la dupla de saxos (muy a lo Canterbury, valgan verdades) es fundamental para guiar el groove de los demás instrumentos.

La trilogía de ‘Jungle Cow’ ocupa un espacio de casi 15 ½ minutos. La primera parte se extiende por un espacio de casi 6 minutos de improvisaciones abstractas donde el ensamble entusiastamente se abandona a la lógica de la deconstrucción. La emergencia de un motivo lento de piano en 5/4 anuncia la instalación de la segunda parte, en la cual el grupo retoma en buena medida su faceta neurótica y grisácea, dándole un cariz de reflexiva inquietud merced al poderoso embrujo del solo de guitarra de Delville (una de sus más brillantes intervenciones en todo el disco). En fin, la tercera parte se encarga de explotar esta neurosis hacia una esplendorosa combinación de prog psicodélico y Canterbury (KING CRIMSON, SOFT MACHINE y NATIONAL HEALTH), donde la garra y la vibración meditabunda se conjugan de una manera perfectamente compacta. Durando 8 ½ minutos, ‘Glass Cubes’ se erige como la pieza más extensa del álbum. Después del pretexto para añoranzas y visiones introspectivas que nos brinda ‘Glass Cubes’, ‘Wrong But Not False’ evoca paisajes serenos de nuestra psique en base a un sencillo motivo armado con una bien llevada estilización: la armonización de los vientos y la etérea expresividad del piano eléctrico encarnan a la perfección esta forma de viaje espiritual, y cuando Delville impone un solo a lo PHIL MILLER-con-BILL CONNORS, la ambientación adquiere nuevos colores. ‘Flashlight Into Black Hole’ establece un pertinente intermedio entre la atmósfera del tema precedente y el colorido vitalista que antes apreciamos en ‘Detox Gruel’ y ‘Frank Nuts’: se podría muy bien describir a esta pieza como una síntesis, mientras que el tema de cierre, ‘Stammtisch’ (composición de Benoit Moerlen), encapsula más bien un afianzamiento de la faceta reflexiva de la banda, pero lejos de retrotraerse hacia recursos de tenor lánguido, se complace en expresionismos propios de ‘Yantra’ y ‘Glass Cubes’.

Bueno, todo esto fue “After The Exhibition”… ¿y qué más queda decir sobre este álbum que es una genuina obra maestra jazz-progresiva del año 2013 y que su compra es ampliamente recomendable? Lo último que diremos en esta reseña es que THE WRONG OBJECT ha vuelto a demostrar que las equivocaciones no forman parte de su vocabulario artístico: cada obra suya es un acierto maravillosos de exhibición jazz-progresiva, y éste es uno de los aciertos más grandes en lo que va de su carrera fonográfica.

Nota: 9,5/10

- Muestras de 'After the Exhibition':

Frank Nuts [en vivo]:

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com