Tony Levin regresa al progresivo sin rarezas extravagantes

 El mítico bajista saca a través de DGM y Papa
Bear Records el que será su quinto disco en solitario: 'Stick Man'. Lo hace acompañado de Pat Mastelotto.

El sello de King Crimson y Robert Fripp, DGM, no se olvida de sus amigos. Tony Levin, quien supuestamente formará parte de Crimson si es que finalmente regresan al estudio, saca a través de este sello y Papa Bear Records el que será su quinto disco en solitario: 'Stick Man'.

 De este disco también se ha podido saber que ofrecerá a un número limitado de compras por adelantado un ejemplar firmado por el mítico bajista. Y en cuanto a su contenido, Levin comenta que "es un paso en una nueva dirección, o quizás en una vieja dirección", asegurando que suena mucho a la música que hacía durante su etapa en King Crimson. Esto puede ser, dice el artista, "por la participación en el disco de Pat Mastelotto".

"He intentado no sólo interpretar ambas caras del stick, sino también inusuales técnicas al bajo y otros sonidos", dice sobre la interpretación en el disco. De los 17 temas del álbum, la mayoría son instrumentales.

Levin toca en este LP el Chapman Stick junto a otros bajos y sus 17 temas duran 58 minutos, 3 de ellos con la voz del artista -quizás su punto más débil y menos convincente- y el resto son piezas muy típicas de rock progresivo instrumental, su estilo más abrazado. Celebramos por tanto que abandone la poco exitosa senda de la experimentación que mostró en 'Resonator' (2006, leer crítica), último disco con la Tony Levin's Band.

1) Welcome
2) Gut String Theory
3) Speedbump
4) Slow Glide
5) Shraag T
6) Not Just Another Pretty Bass
7) El Mercado
8) Orange Alert
9) In Her Locket
10) Rising Waters
11) Metro
12) Zeros to Disk
13) Sticky Fingers
14) Rivers of Light
15) Chop Shop
16) The Gorgon Sisters Have a Chat
17) Dark Blues