Transatlantic: La perfección existe

Crónica del concierto de Transatlantic en Madrid
Fecha: 13/5/2010, 20:00h.
Calificación:

Todo sobre el disco 'The Whirlwind'

Más cosas sobre Transatlantic

Consulte toda la agenda de conciertos

Crónica del concierto de Transatlantic en Madrid
Fecha: 13/5/2010, 20:00h.
Calificación:
___________________________________________________________________________


La perfección existe

Texto y fotos: Javier Moreno

Todo sobre el disco 'The Whirlwind'

Más cosas sobre Transatlantic

Consulte toda la agenda de conciertos

 Magnífico, apoteósico, rotundo, apabullante, genial, sobresaliente, excelso, maravilloso, deslumbrante, irrepetible, contundente, divino, excelente, increíble, inconmensurable... Por favor, si a alguno de vosotros, amigos lectores, se le ocurre un adjetivo más que añadir a la lista de sinónimos, que se sienta libre de incluirlo, pues a buen seguro tendrá cabida y lógica para describir lo que pudimos vivir en el concierto de Transatlantic en la Riviera.

Y con todo, aun me quedo escaso en la descripción. Puedes estar preparado para ver a un gran grupo, con unas credenciales tales como Marillion, Spock's Beard, Dream Theater, The Flower Kings y Pain Of Salvation. Puedes saber de antemano que es lo que van a tocar, pues el setlist no ha variado en ni una sola ciudad desde que empezaron su gira. Puedes prepararte para una actuación de más de tres horas. Pero una cosa es saber lo que vas a presenciar, y otra cosa es vivirlo llegado el momento.

A las 20:20 h. se apagaban las luces de una Riviera decepcionante en audiencia, con menos de la mitad de su aforo cubierto, pero exultante en ambiente. Y nadie, seguro, se esperaba un espectáculo como el que tuvo lugar. De inicio, ya es arriesgado arrancar con un álbum conceptual tocado de manera íntegra, y sin descanso, tan solo precedido por un escueto 'Hola Madrid' y un 'buenas noches'. Cualquier otro grupo habría tanteado al foro con uno o dos temas cortos, y ya en ambiente se arrancarían con el plato fuerte. Pero Transatlantic no son un grupo convencional. Ellos bordaron 'The Whirlwind', durante más de una hora, sin más descanso que el que ocupa decir 'Hola Madrid, muchas gracias' entre una sección y otra. Es lo que tiene atesorar la calidad que estos cinco hombres poseen, que no necesitas de artificios, juegos de luces espectaculares, un escenario gigante, ni nada por el estilo. Muy al contrario, se rodean de unas tablas simples, con espacio para sus instrumentos, y un telón de fondo con la portada de su último disco, y con ello se sobran para saturar tus sentidos desde la primera nota. Ante todo se nota su compenetración, pero más allá de esto lo que transmiten es diversión, miradas cómplices de punta a punta del escenario. Se lo pasan bien entre ellos y haciendo lo que hacen, y lo que es más importante, lo transmiten a un público deseoso de contagiarse de esa energía y positivismo.

El primer gran momento llegó con 'On The Prowl', y ese juego entre el bajo de Pete, la batería de Mike y Neal presionando sus teclas por encima de ellos, para poco a poco ir dando intervención al resto de instrumentación, con la intervención a las voces de todo el grupo, bien por separado, bien conjuntamente, llevándose la primera gran ovación de la noche. Con 'Out Of The Night' la sala volvió a enloquecer, cantando esa melodía tan dulce y armónica que desarrolla toda esta sección, así como con el free-jazz de 'Evermore' y 'Set Us Free', o un 'Lay Down Your Life' que  resultó sorprendentemente contundente y dinámico. Sorprendente también fue 'Is It Really Happening?', transformado en una especie de reggae, como paso previo a esa locura que es 'Dancing With Eternal Glory', con todos los miembros cantando, desarrollando solos y alargando el tema en una jam sencillamente prodigiosa.

Con esto llegamos al final de la primera parte del concierto, con un breve y merecido descanso para el grupo, de alrededor de 20 minutos, que el público aprovechó para hacer una visita al stand oficial de merchandising (el otro gran triunfador de la noche), y con el que el grupo retomó fuerzas de cara al 'grandes éxitos' de infarto que hicieron a continuación.

'All Of The Above' sirvió de nuevo como vehículo de lucimiento personal de todos los miembros. Su media hora larga, adornada con mil y un arreglos, dio para calibrar una vez más la magnífica voz de Neal, comprobar la técnica precioslista de Roine en sus punteos, muy dinámico y correteador a lo largo de todo el show, al igual que ese vendaval de las cuatro cuerdas que es Pete. Como ya comenté en su día cuando critiqué el disco, es con material como el de Transatlantic donde realmente aprecias por que Mike está a día de hoy tan por encima del resto de otros baterías. Da igual si las secciones son más jazzies, o blueseras. Más metálicas o sinfónicas. Tan pronto reconoces las influencias de Floyd, Genesis o los mismísimos Yes, como se traslada en la vertiente más rockera de Zeppelin, Purple o Rush, transitando incluso por los terrenos más básicos de los Beatles. Su calidad y versatilidad es apabullante, incluso a las voces, si bien es cierto que este es el punto donde menos brilla. No es que sus compañeros no luzcan tan bien, ya que por supuesto están a la misma altura, pero el luce más sencillamente porque es un showman. A la vez que técnicamente nos deslumbra, es el encargado de dinamizar a sus propios amigos y al público, otorgando una complicidad entre grupo y audiencia como nunca antes había visto. Muchos le acusan de acaparar demasiado protagonismo, pero sin esa intervención extra no sería lo mismo, y desde luego es algo que la misma audiencia reclama. Tan solo da lo que le piden, y además disfruta haciéndolo. Mención especial se merece Daniel Gildenlöw, y su enésimo cambio de look. No es solo un mero acompañamiento de lujo, necesario para el desarrollo en directo de la música de Transatlantic. Es un miembro más del grupo por derecho: guitarras acústicas y eléctricas, tanto rítmicas como solistas, percusiones, teclados y sintetizadores, voces primarias y secundarias… todo pasa por sus manos durante el show.

'We All Need Some Light' supuso otro de los momentos mágicos de la noche, con un Neal impresionante a las voces y la acústica de 12 cuerdas, arrastrando al público con el estribillo de esta magnífica balada. 'Duel With the Devil' llegó con Portnoy homenajeando al Atlético de Madrid, luciendo la elástica rojiblanca del reciente vencedor de la Europa League (para delirio de sus seguidores que campaban en considerable número en la sala, ya que empalmaron el concierto con los festejos por el título conquistado que durante toda la tarde se venían celebrando en la ciudad), y durante la cual volvieron a ejecutar otra jam de las inolvidables, permitiéndose incluso el lujo de introducir la primera estrofa del 'Highway Star' de Deep Purple. Tras un breve descanso, regresaron para acometer los bises, para los  cuales Mike sorprendió luciendo un mono de la Iniciativa Dharma, rápidamente reconocido por todos los seguidores de la serie 'Lost'. Primeramente, Neal volvía a darse un homenaje con 'Bridge Across Forever', a la voz y piano solistas, en una actuación tan emotiva como aclamada.

La despedida llegó con 'Stranger In Your Soul', resumen perfecto de lo que habían sido las casi tres horas anteriores. Solos impresionantes; contundencia y progresivismo a partes iguales; jams espectaculares; voces a cargo de todos los miembros; Mike volando por encima de un público que no terminaba de creérselo (¡¡¡moshing en un concierto de rock progresivo!!!). Más aun cuando en mitad del tema Neal corre hacia la posición de Portnoy y ocupa su lugar, tras un tremendo solo de batería conjunto, a la vez que el batería se hace con el bajo de Pete y este corre al puesto de Morse en los teclados, para obsequiarnos nuevamente con una impagable jam.

Fue el final perfecto para una fiesta de más de tres horas de delirio musical, que si hubiera continuado durante toda la noche a nadie hubiera importado. El culmen colectivo a una semana que, en lo personal y por muy distintos motivos, posiblemente haya sido una de las más felices de mi vida. Al final, la espera siempre merece la pena, y en esta primera visita a nuestro país Transatlantic entró y salió por la puerta grande.

- Músicos:
- Neal Morse: Voz principal, teclados y guitarras
- Mike Portnoy:
Batería, voz y coros
- Roine Stolt: Guitarras, voz y coros
-
Pete Trewavas: Bajo y coros
- Daniel Gildenlöw: Guitarras, percusión, teclados, efectos, coros...

- Calificaciones técnicas:
Set list: 10
Sonoridad: 9
Duración: 10
Interpretación: 9,5
Actitud: 10
Público: 9
Media: 9,5

- Ficha técnica:
Madrid, 13 de mayo 2010, sala La Riviera, Madrid.
Hora de comienzo: 20:20.  |   Hora de final: 23:45.
Espectadores: 1.000 aprox.
Teloneros: -

- Set list:
1.The Whirlwind
(Descanso)
2.All Of The Above
3.We All Need Some Light
4.Duel With The Devil
(Bonus)
5.Bridge Across Forever
6.Stranger In Your Soul

Javi Moreno Vega
Mayo 2010

Galería de fotos:

Consulte toda la agenda de conciertos

Comentarios  
Redes sociales
Facebook



Comparte la noticia