Van der Graaf Generator - 'Trisector' (2008)

 Crítica de 'Trisector'
17-mar-2008
Autor: Pablo M. Beleña
Calificación:

La buena hierba tampoco muere

Van der Graaf Generator - 'Trisector' (17 marzo 2008)
Virgin/EMI
Calificación:

Letras traducidas de su disco 'Trisector'

 1 – The Hurlyburly (4:35)
2 – Interference Patterns (3:50)
3 – The Final Reel (5:47)
4 – Lifetime (4:45)
5 – Drop Dead (4:47)
6 – Only in a Whisper (6:44)
7 – All That Before (6:26)
8 – Over the Hill (12:26)
9 – (We Are) Not Here (4:06)

Duración total: 53'45''

Músicos:
- Peter Hammill: Voz, guitarras y pianos
- Hugh Banton: Órgano y bajo
- Guy Evans: Batería y percusión

Grabado entre julio de 2007 en The Gaia Centre, Delabole, Cornwall y mezlado entre agosto y diciembre 2007
Género: Rock progresivo, art-rock
Producido por Van der Graaf Generator

______________________________________________________________________

¿Un regreso en falso? ¿Un regreso innecesario? ¿Una delicia para los oídos? así de controvertido es este nuevo trabajo de Van der Graaf Generator, que supera en calidad y coherencia al irregular 'Present' de 2005.

 Los regresos de las bandas históricas y míticas siempre son complicadas porque la gente compara, critica, cuestiona... la realidad es que su vuelta a los ruedos tras cortarse la coleta antes de los años 80 fue una gran noticia para la música universal. Hammill ha sido el único que siguió adelante con una sorprendente, prolífica y genial carrera en solitario. Quizás por eso fue algo extraño ver cómo en 2005 volvieron para ofrecernos un doble trabajo, 'Present'. En marzo de este año ofrecieron una segunda dosis de optimismo frente al paso del tiempo: 'Trisector'. Un disco, en términos generales, que es una joya musical.

No es un disco de reunión de viejas glorias. Pero tampoco es un disco con novedades. Van de Graaf no hace como King Crimson ha hecho durante décadas: reinventarse. Este 'Trisector' gustará mucho porque es como si estuvieran -y estuviéramos- en los 70, con temas que suenan como en esa época en producción y en su composición.

Quizás el tema más sorprendente, y no por renovar sonidos, es 'The Hurlyburly', la canción de apertura. Una instrumental corta, que no llega a 5 minutos, con ritmos swing y de música de baile sesenteros, incluso con guiños al tango y al pasodoble. Todo, en clave de rock, claro está. Una composición maravillosa y fresca.

Después, guiño total al estilo VDGG total: 'Interference Patterns' explica a los neófitos en qué se basa el sonido de la banda: ritmos rápidos, ausencia aparente de armonía, interpretación vocal alocada y esquizoide... una canción normalita pero que gusta a los seguidores más fieles a su estilo. Después, dos temas de relax muy propios de 'Still Life'. Medios tiempos con mucho teclado de fondo y serenidad. Son 'The Final Reel' y la majestuosa pieza 'Lifetime'. Un tema, en realidad, muy Peter Hammill, intimista y profundo -de hecho, está compuesto sólo por él, siendo la única pieza no compuesta en conjunto-.

La tregua termina con 'Drop Dead', un temazo rock'n'rollero con órgano clásico de Banton que va progresando hasta terminar en una pieza de blues-rock de escándalo. Momento después para el viaje a la locura típica de los VDGG setenteros con 'Only in a Whisper'. Un viaje también a las estructuras típicas del progresivo y experimental de esa época musical, heredera del rock psicodélico.

 Hammill vuelve a 'mandar' con la inclusión de un tema muy propio, 'All That Before': guitarras rasgadas y la parte vocal por encima del sonido global. Estructura alocada y esencia esquizoide para un tema típico de su discografía: no apta para enfermos cardiovasculares y con problemas de tensión.

Y dos temas finales que mantienen el nivel. 'Over the Hill' es el tema más largo, de más de 12 minutos, y es un homenaje a sus mejores discos y a toda una era musical: los progresivos 70. Pausas, burlas entre instrumentos, parones y melodías sinfónicas... una delicia sonora que, para ser sinceros, suena más a Peter Hammill que a los Van der Graaf Generator. Aunque es una clara referencia a 'Still Life', para mí, el mejor tema de todos los tiempos de esta banda. El broche final corre a cargo de la trepidante y angustiosa '(We Are) Not Here', otra pieza con sonoridad setentera que huele a kilómetros a distancia. Y muy bien que huele, por cierto. Desde los teclados a la base rítmica, pasando por la sonoridad técnica.

Mejor final imposible para lo que es un nuevo ejemplo de que los dinosaurios del rock progresivo tienen aún mucho que ofrecer. Con la única tacha de que, insisto, no ofrecen nada nuevo en el fondo: este 'Trisector' podría enmarcarse en 1973, por decir un año, y nadie creería que es falso. A pesar de todo, que puede parecer un reproche muy duro, discazo de Hammill, Evans y Banton. Impresionante ejercicio de buena música.

 Lo mejor: La calidad de sus temas, las interpretaciones y la capacidad de sacar de la chistera temas de esta altura 40 años después. Lo peor: La ausencia de experimentación. Suenan como lo hacían en los años 70. Nada más que achacar a un disco excelente. Imprescindibles: 'Lifetime', para los más fans de Hammill. 'Over the Hill' y '(We Are) Not Here' para los más clásicos y 'The Hurlyburly' para los que quieren escuchar cosas nuevas.

Puntuación: 8/10

Pablo M. Beleña
Noviembre 2008