Vanished From Earth - 'Vanished From Earth' (2012)

Una grata aparición en la movida progresiva argentina

Vanished From Earth - 'Vanished From Earth' (2012)
(Octubre 2012, Produced por Rodrigo San Martín y Fernando Refay)

Vanished From EarthHoy prestamos nuestros oídos al grupo argentino VANISHED FROM EARTH, un proyecto progresivo co-dirigido por el guitarrista Rodrigo San Martín y el teclista Fernando Refay: su entramado instrumental se complete con el baterista-percusionista Mike Buenaventura y el bajista Ignacio Gulich, siendo así que el vocalista Charlie Giardina funge como invitado especial a la hora de cantar las abundantes letras que ocupan el homónimo disco debut de este proyecto. El estilo de GIARDINA parece ubicarlo un punto intermedio entre Rob Sowden (otrora de ARENA) y Jon Bon Jovi. “Vanished From Earth”. Quienes estamos familiarizados con trabajos solistas previos de San Martín y Refay adivinamos de inmediato que se trata de un emparejamiento de mentes musicales muy afines entre sí: preocupación por cuidar la limpieza de los desarrollos melódicos y el preciosismo de sus ejecuciones son los dos elementos comunes centrales, y justamente ellos son los que signan la esencia musical de este proyecto. Se trata, en el sentido genuino de la palabra, un súper-grupo. A la hora de identificar afinidades y confluencias con otras entidades progresivas del momento podemos mencionar a RETSAM SURIV (también de Argentina), IGNATIUS y SPOCK’S BEARD, así como DREAM THEATER, SHADOW GALLERY y el ARENA post-“The Visitor”. San Martín fue el encargado de la producción de sonido de este disco, el cual fue grabado entre marzo y setiembre de 2012, siendo publicado a fines de ese mismo año.

La pieza homónima es en realidad un prólogo de 2 ½ minutos de duración cuya función es la de asentar el camino para la serie de melodías y atmósferas que habrá de ocupar el álbum: esta excursión de etéreos ambientes Floydianos abre la puerta a ‘Hydra’, un ejercicio intenso y bien pulido de dinamismo típicamente progresivo en consonancia con la áreas contemporáneas del prog-metal y el sinfonismo retro inspirado en los legados de EMERSON, LAKE & PALMER y YES. Los ágiles diálogos entre guitarra y sintetizador y el breve pasaje impetuoso de piano se muestran como los implementos más impresionantes de este gran tema. En muchos parajes del disco apreciaremos la habilidad que tiene este grupo de casar la vieja tradición del progresivo y algunos de sus estándares contemporáneos en su estrategia sonora. Luego sigue ‘Fight The Power’, un tema con un gancho más directo que se amolda al estándar del rock duro, aunque con sus debidos ornamentos estilizados de teclado que garantizan la presencia del factor prog-sinfónico, algo así como una cruza entre DEEP PURPLE y el primer ASIA. ‘Daenerys’ brinda un esquema musical patentemente más ambicioso: partiendo de una estructura básica de semi-balada sinfónica a lo SPOCK’S BEARD, el desarrollo temático incluye un hermoso interludio marcado por los teclados que se siente emparentado con las mejores tradiciones de MARRILLION y PENDRAGON, así como un final épico que hubiera puesto orgulloso al GENESIS de la etapa de cuarteto. ¡Ojalá ese final hubiera tenido mayor tiempo de expansión! Pero bueno, es hora de abrir campo a ‘The Girl In The Mirror’, la segunda canción más larga del álbum con una duración de 12 minutos. Empezando con una sección lenta e introspectiva basada en el dueto de voz y guitarra acústica, la siguiente sección irrumpe como una erupción sónica pomposa inspirada equitativamente en la fastuosidad de EMERSON, LAKE & PALMER y la vitalidad preciosista del PENDRAGON de los últimos años, sin que falte ese toque de DREAM THEATER. A partir de ahí, la alternancia de pasajes agresivos e introspectivos se va armando de manera consistente.

‘Pandora’ emerge después del esplendor exultante de las dos piezas precedentes para aportar un poco de calma espiritual: de manera sorpresiva, los instrumentistas se proyectan hacia un sereno viaje que coquetea un poco con los estándares del post-rock, utilizando un motivo minimalista básica y explorando su expansión recurrente bajo una ambientación contenida marcada por sobrios ribetes psicodélicos. Una buena idea que resultó muy bien hecha, la verdad que sí. En fin, la suite ‘Grey Matter Absence’ ocupa los últimos 25 ½ minutos del álbum. Las secciones de esta suite guardan los siguientes títulos autónomos: ‘Intro’, ‘Apparently No Choice’, ‘Possible Reasons’, ‘A Different Me’, ‘Brainwashing’, ‘No Self Control’, ‘Meandering Thoughts’, ‘Gamble Your Life’, ‘Reflection?’, ‘A Nice Spin’ y ‘Precious Coda’ – 11 secciones en total. El enfoque global de esta suite redondea eficazmente las pautas sonoras ampliamente predominantes a lo largo del álbum: equilibrios entre el sinfonismo de vieja escuela, el neo-prog y el prog-metal; acentuación dramática en las partes cantadas y varios pasajes instrumentales; guitarreos a lo HOWE y SATRIANI; teclados a lo WAKEMAN, EMERSON y NOLAN; una dupla rítmica correctamente amalgamada para manejar con pulcra fluidez los diversos cambios de ritmos y atmósferas. De hecho, en esta suite, el peso de las sonoridades más aguerridas es proporcionalmente menor dentro del conjunto en comparación con otros temas previos como ‘Hydra’ o ‘The Girl In The Mirror’: el factor sinfónico es el principal recurso en las estrategias sonoras en curso, y además, se incluye en algún momento un impresionante solo de bajo que sirve para impulsar el groove inherente a una de las secciones.

Atención a VANISHED FROM EARTH: vale la pena integrarlo a una colección progresiva que se precie de ser buena y oportunamente actualizada. Ojalá que este disco no sea la única ocasión en que este ensamble plasme sus ideas, pues ellas reflejan muy bien el estado vital del rock progresivo de nuestros días.

Nota: -/10

- Muestras de 'Vanished From Earth':

Todo el disco:

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com