Vodevil Vargas - 'Betis, 41' (2013)

El nacimiento de una estrella para el rock andaluz y progresivo español

Vodevil Vargas - 'Betis, 41' (10 diciembre 2013)
Sello: (Autoproducido); País: España; Calificación: Calificación: 8,5

1 A Galeras 1:21
2 Cianocrilato 5:13
3 La Espera 1:36
4 Santa Cruz 8:48
5 Betis, 41 Suite 4:42
6 Llantos del Altozano (Demo Version) 4:20
7 A Galeras (Non Vox Version) 0:46
8 Cianocrilato (Radio Edit) 3:37

Duración total: 30'22''

Músicos:
- Ricardo Moreno: Guitarras eléctricas y acústicas, bajo, sintetizadores y programación
- Jaime Pascual y Óscar Morgado: Bajo
- Andy C: Batería y percusiones
- Enrik García: Orquesta
- Luigi Stefanini: Hammond
- Sergi Flores y Diego Palacios: Piano
- Josué Santos: Saxofón
- Chema Vílchez: Guitarra flamenca
- Jorge Rivero: Flauta
* Antonio Esquivas y Francisco Alfonsín: Narración
* Mara Rey: Quejíos
* Ali y Luis de la Tota: Palmas y jaleos

· Género: Rock andaluz, rock progresivo.
· Grabado en 2013 en los New Sin Studios (Loria, Italia) y varios estudios en España.
· Mezclas y masterización por Luigi Stefanini, Pepe Herrero y Ricardo Moreno.

Vodevil Vargas (Foto Javier Arroyo)
Vodevil Vargas (Foto Javier Arroyo)
Que en España se hacen cosas realmente prodigiosas, talentosas y originales es una evidencia. Nuestro país es una oscura y una olvidada referencia obligatoria en el mapa mundial del progresivo. Quizás porque nunca hemos hecho buenas relaciones públicas y buena promoción de lo nuestro. Lamentable. 'Ciclos' de Canarios es un disco de culto en Japón. Aquí es un álbum casi inexistente que sólo conocen los más románticos del lugar. La discografía de Triana, sobre todo sus primeros álbumes setenteros, se olvidan año tras año. Incluso su comercial 'Tu frialdad' pasa por ser su canción representativa. Patético. Pero no, España no es un desastre progresivo. Sino que no hacemos bandera del producto patrio.

Por tanto algo de esta labor debemos hacer los medios con nuestros artistas nacionales. Es el caso de un majestuoso Vodevil Vargas. Ricardo Moreno es el artista que está detrás de este proyecto. Una vez contó en una entrevista en 'La Sexta' que para producir este disco, que costaba cerca de 20.000 euros, tuvo que trabajar y ahorrar durante años. Moreno ha sido teleoperador, camarero... ¿imaginan una Austria, una Alemania o una Polonia con artistas y creadores musicales tan talentosos desperdiciando su poder en otros oficios? Ojo, sin despreciar a nadie. Aquí servidor también puso hamburguesas antes de escribir letrillas. Pero una cosa es la etapa de estudiante y los primeros costos a cubrir, como un alquiler, y otra es ser un músico, un artista, y tener que ver cómo un país pasa así de tu talento.

Su esfuerzo y su trabajo tendrá pronto su recompensa, ya que hay distribuidoras interesadas en hacer que este 'Betis, 31' llegue a países como Francia o Bélgica, donde si se consume el buen rock progresivo sin que sea una rareza discográfica. En noviembre pudo ganar un premio en los premios conocidos como los 'Oscar de la música' oficialmente los Hollywood Music in Media Awards (HMMA). Su canción 'Santa Cruz' estuvo nominada en la categoría de mejor canción de Rock y fue el primer español en conseguirlo. Pero... ¿le conocían antes de contar esto? Lamentable, de nuevo.

Pero hablemos ya de música, exclusivamente. Conocimos este proyecto con su adelanto de 2012, 'Santa Cruz', ese tema nominado en los mencionados premios. Pero lo que podréis encontrar en este EP llamado 'Betis, 41' es la carta de presentación de un artista que necesita, por supuesto, más tiempo, financiación y confianza para hacer un álbum LP donde despliegue más ideas. Porque la primera sensación que encontraréis es de desasosiego al escuchar que tanta maravilla sólo dura apenas unos 20 minutos. Una obra conceptual de la que no queremos adelantar mucho de la historia, porque considero que la magia de la misma está en leer el libreto junto a la escucha del disco. Si no, el momento tan 'momentum', que diría Neal Morse, pierde la gracia.

Puedo adelantar que es una melancólica y al mismo tiempo trágica narración sobre un personaje decadente, bohemio e inspirado en una España de los 1970 aún despertándose de la dictadura, pero aplastada en parte por el incipiente mundo de la droga que comenzó a golpear a nuestra juventud. Y de verdad, nada más quiero adelantar. Os pido que os hagáis con el libreto, sigáis la narración al tiempo que revivís cada verso con la música instrumental de Vodevil Vargas y entréis en otra dimensión.

Vodevil VargasEn cuanto a su composición puramente musical, encontramos una intro narrada de 1 minuto 20 llamada 'A galeras', un bello poema que nos adentra en esa Sevilla trianera y misteriosa, en la intensidad y la tragedia de la historia que está por llegar. Realmente hay que concebir toda esta obra de unos 21 minutos como una suite al estilo de Yes, Genesis o Pink Floyd, no como canciones sueltas. Así entenderíamos que si nos llegara un día un disco con el 'Supper's Ready' o el' Close to the Edge' en su interior, únicamente, nadie pensaría '¡qué disco más corto!'.

La segunda pieza, 'Cianocrilato' nos introduce con dulzura en la infancia y juventud del personaje, Arquímedes, mote del protagonista. Sinfonismo épico con una orquesta dirigida por Enrik García y donde la fusión con el blues y el soul de un saxo majestuoso de Josué Santos nos eleva a lo más alto. Las guitarras de Ricardo aún no lucen como está por venir en el resto del disco. Pero ya vemos un aperitivo que nos deja con ganas de más, sobre todo con un final antológico de pura banda sonora de peliculón de Hollywood. Hay mucho de Vangelis en esta inspiración, creo, sobre todo en la forma clasicista de entender la música y su alma tan pura, sin artificios expresionistas.

Llega otro tema intermedio que es 'La espera', un dramático minuto y medio de música desgarradora donde esta vez el protagonista es un genial piano de Sergi Flores, doblado por un solo de guitarra de Ricardo Moreno que, como dirían en su tierra, 'quita el sentío'. Un onírico juego de percusión parecido a un xilófono acaba esta tensa espera y nos introduce en la estelar 'Santa Cruz'.

'Santa Cruz' arranca con una maravillosa guitarra española y unos acordes clásicos, unos arabescos muy Medina Azahara interpretados en ordenador por Ricardo y un pasaje flamenco y andaluz con mucha profundidad. Aquí la fusión entre rock y música folk andaluza es un prodigio de talento y equilibrio que nos lleva a una explosión final y después... la calma. El piano ahora de Diego Palacios nos lleva a otro momento más dramático que Ricardo sabe llevar bien con sus guitarras eléctricas al tiempo que Chema Vílchez hace lo propio con la guitarra flamenca. Así, pasados los dos minutos, nos llevan del pasodoble a una orgía rockera y flamenca muy progresiva y setentera. Otra joya alocada y jazzística donde no faltan ni las palmas.

De repente, el bajo de Óscar Morgado irrumpe en silencio, y al más puro estilo de los Triana de 'Abre la puerta' o 'El lago' nos mete en una fase tremendamente profunda, llena de dolor y sentimiento, que le doblan genial las guitarras de Ricardo y el piano de Diego Palacios. Otra narración de un poema maravilloso, una nota manuscrita que nos deja el protagonista Arquímedes antes de... despedirse... sí, y que nos arranca el alma. Por eso es importante que conozcáis la historia a través del libreto, como en una buena ópera.

Ya el tramo final de 'Santa Cruz' es una obra de arte que cierra genialmente el corte. Un rock andaluz que al fin se acelera en el instante idóneo, llevando la sangre a todos nuestros vasos para repartir la intensidad de la trama. La droga de este Arquímedes y su tensión ante un momento cumbre en su vida nos lleva a otro solo flamenco y arabesco final, un pasaje caótico a modo de culmen y un solo de piano que cierra el drama del personaje.

Vodevil Vargas
Vodevil Vargas
Como final, una suite llamada 'Betis, 41', como el disco, donde sólo apreciamos la orquesta interpretada por Enrik García, casi 5 minutos de banda sonora épica al tiempo que sabe llevar esa alma flamenca llena de dolor. La genialidad compuesta en la mente de Ricardo Moreno se despliega a través de una sección de cuerda delicada y maravillosa. Por momentos veo la majestuosidad de la obra 'Alexander' del citado creador griego Vangelis.

Y, como regalo, completan el disco otras 3 instrumentales. 'Llantos del Altozano', considerada una 'demo version', es una pieza compuesta en ordenador, donde se unen conceptos de música clásica y de música electrónica y ambient. Aparte de todos los instrumentos sintetizados por Ricardo, aparece la flauta de Jorge Rivero, dándole un toque Enigma a la pieza, también con cosas de Tangerine Dream y otros genios de la electrónica.

Después llega 'A Galeras' en una versión sin narración, sólo con la música, quizás ya más anecdótica y que aporta menos, y finalmente, la versión radio edit de 'Cianocrilato', más breve que la de la versión final, con unas mezclas más puras y centrándose en las partes básicas de la pieza.

Como curiosidad, el nombre del proyecto viene de un local a modo de taberna andaluza, pero decrépita y oscura, llamada 'El Vodevil', propiedad de un personaje mafioso llamado Roque Vargas, de ahí Vodevil Vargas, que realmente mantiene el local como tapadera para la venta de droga y negocios oscuros. Todo ello, ambientado en ese barrio que todo humano debe conocer alguna vez en su vida como es el de Triana (Sevilla), al igual que el del El Albaicín en Granada.

También comentar que Ricardo Moreno, nacido en 1975 en Madrid, no es nuevo en esto. Desde 1992 ha compuesto música y ha formado parte de proyectos y artistas tanto en estudio como en directo, los cuales van desde el jazz al pop o a todos los géneros del rock y el metal. Algunos son Chema Vílchez, Knell Odyssey, David Sarabia, Jero Ramiro, Bákara y Avulsed.

Lo dicho: una joya que hay que escuchar a la que ayudar para seguir adelante. De todos modos, Moreno, en un gran acto de inteligencia, ofrece escuchar gratis su obra en streaming para darla a conocer y distribuirla a todos los oídos de buen gusto que bien quieran conocer su música. Merece la pena... ¡y mucho! 'Betis, 41' es el 'Close to the Edge' flamenco y español del siglo XXI, un regalo a los fans del rock andaluz setentero español pero que no quieren dejar de renovarse día a día. Eso es Vodevil Vargas. Pasado, futuro y presente en un mismo cóctel con el que da gusto emborracharse en su tasca.

Calificación: 8,5/10

- Escucha el disco 'Betis, 41':

Compra 'Betis, 41' en:

null

null

También te puede interesar de Vodevil Vargas...
- Vodevil Vargas, nominado a 'Los Oscars de la Música', lanza el EP 'Betis, 41' y lo ofrece para oír gratis
- Así fue la sesión de fotos gratuita con Javier Arroyo: el ganador, Vodevil Vargas
- Otro triunfo español... fuera de España: Vodevil Vargas, nominado a 'Los Oscars de la Música' de Hollywood
- Todo sobre Vodevil Vargas>>

  • Página web oficial de Vodevil Vargas:

www.vodevilvargas.com

firma pablo