Y a la quinta, en Rock in Rio Madrid, llegó el Rock

 Crónica de la jornada del metal en Rock in Rio Madrid: Metallica + Motörhead + Barón Rojo + Söber + Hail!
Fecha: 14/6/2010, 19:00h.
Calificación:

:: FOTOS DEL CONCIERTO ::
Consulte toda la agenda de conciertos

Crónica de la jornada del metal en Rock in Rio Madrid:
Metallica + Motörhead + Barón Rojo + Söber + Hail

Fecha: 14/6/2010, 20:30h.
Calificación:
___________________________________________________________________________


Y a la quinta, llegó el Rock

Texto y fotos: Javi Moreno

:: FOTOS DEL CONCIERTO ::
Consulte toda la agenda de conciertos

 Se hizo esperar, ciertamente. Pero por fin, en la quinta y última jornada, el Rock y el Metal hicieron su aparición en el festival. Y lo hicieron como se merecía: demostrando que poco importaba que fuera lunes laborable, que las actuaciones estuvieran tan mal ideadas que se solaparan; que aparentemente los estilos de las bandas no fueran muy homogéneos... Allí acudieron 48.000 almas (el segundo día en cuanto a cantidad de gente) desafiando a la amenazadora lluvia y al anómalo frío de este mes de junio. A diferencia de otros días, el eje central fue la música al 100%. Menos colas para los stands publicitarios, para la noria y las atracciones en general. El Rey, esta vez sí, fue el ROCK.

Como decía, hubo detalles organizativos que empañaron la cita. No es muy comprensible que con tan solo seis actuaciones programadas, cuatro de estas coincidieran en horarios: HAIL! & Barón Rojo con Sôber, y Marillion con Motörhead. Muchos fuimos los que o no vimos o tuvimos que recortar shows para ver otros.

Bajo un sol de escándalo, con el que nadie contaba tras la tromba de agua caída media hora antes, salieron a escena en el escenario Sunset la megabanda HAIL!, comandados por un inquieto Tim “Ripper” Owens, para en tan solo seis canciones volver loco al nutrido público (evidentemente metalero, alejado de las propuestas más contemporáneas que el grupo de los hermanos Escobedo desgranaba en el escenario Mundo) que allí aguardaba. Valientes, eligieron el “Ace Of Spades” de Motörhead como apertura, a sabiendas de que en un par de horas sería una de las canciones más aclamadas en la otra punta del recinto. Sin descanso, encadenando  versiones de sus propios grupos de procedencia y el “Balls To The Wall” de ACCEPT (con Mikkey Dee de Motörhead a la batería), pudimos disfrutar de un grupo muy compenetrado y de una ejecución brillante, que supieron calentar debidamente al público con una lista de temas tan buenos como exigentes.

Banda:
Tim “Ripper” Owens (ex-Yngwie, Judas Priest, Iced Earth), voz.
Andreas Kisser (Sepultura), guitarra.
James Lomenzo (ex-Megadeth, White Lion), bajo.
Paul Bostaph (Testament), bacteria.

Setlist:
Ace Of Spades (MOTÖRHEAD)
Painkiller (JUDAS PRIEST)
Refuse/Resist (SEPULTURA)
Symphony Of Destruction (MEGADETH)
Sinner (JUDAS PRIEST)
Balls to the Wall (con Mickey Dee) (ACCEPT)

A continuación, casi sin descanso, saltaban a escena los patrios Barón Rojo, con la formación oficial actual (Carlos y Armando de Castro a las guitarras y voces, Rafa Diaz en la batería y Gorka Alegre al bajo), no en su versión “reunida”. Poco tiempo tuvieron para lucirse, tan solo cinco canciones, y no demasiada fortuna en una descarga que pudo ser mejor en cuanto a soltura e interpretación. Aun así, hubo momentos grandiosos como “Resistiré” o “Cuerdas de Acero”, aunque se equivocaron al abrir con la mítica “Barón Rojo”, la cual considero más adecuada como cierre. Unas flojas “Incomunicación” y “Al final Perderán” completaron un set bastante escaso.

La guinda a este concierto de inicio la pusieron ambas bandas, HAIL! y Barón Rojo, juntas sobre el escenario para rendir homenaje a Black Sabbath, con dos temas de cada una de sus épocas más significativas: “Neon Knights” (muy coreada en homenaje al querido Dio, recientemente fallecido) y “Paranoid” del ínclito Ozzy.

 Con cierto retraso sobre el programa, se harían esperar los británicos Marillion, los cuales demostraron estar en un magnífico estado de forma, pese a tener que lidiar con su compatriota Lemmy en el escenario principal, y con un sol de frente que en más de una ocasión les hizo guiñar los ojos. Intenso concierto el que dieron, como ya se ha encargado de narrar mi compañero Pablo, durante el que se pudieron observar tanto las virtudes (como digo, siguen estando en muy buena forma) como los defectos (todo gira alrededor de Steve Hogarth, y un activo Trevawas, sin apenas interacción del resto, especialmente un muy orondo, esquivo y aislado Rothery) de esta mítica formación.

Tras un mínimo receso para hidratarnos, corrimos al escenario principal para presenciar la descarga de Motörhead, quienes para mi cuajaron la mejor actuación del festival. Un rock duro, potente (muy por encima en volumen de los cabezas de cartel), lleno de clásicos imperecederos, de la mano de una de las leyendas vivas más queridas del rock and roll: el señor Lemmy Kilmister (y Campbell y Dee, por supuesto), quien convierte cada concierto de la banda en una lección magistral de actitud y contundencia. No necesitan de artificios, bastan un cigarrillo y un buen trago de Jack Daniel’s, y con la sesentena superada hace tiempo, experimentados y llenos de excesos, nadie puede ni debería intentar superar a Lemmy y compañía a no ser que quiera quedar en evidencia.

Sin tregua, abrían con “Iron Fist” y “Stay Clean”, lo cual consiguió revolucionar desde el inicio a sus seguidores, que ya no pararon de corear y saltar un tema tras otro, con especial mención para “Over The Top” y un “Going to Brazil” con Andreas Kisser como invitado de lujo. Una no menos brutal “Killed By Death” cerró el set, para dar paso a los bises con los consabidos y esperados “Ace Of Spades” y “Overkill” (de nuevo esta última con Kisser ayudando a las seis cuerdas). Una hora y media larga de locura y veteranía que dejó exhaustos a los miles de metalheads allí acampados.

Banda:
Lemmy Kilmister : bajo y voz.
Phil Campbell: guitarra.
Mikkey Dee: bacteria.

Setlist:
Iron Fist
Stay Clean
Be My Baby
Rock Out
Metropolis
Over The Top
One Night Stand (Guitar solo)
Cradle to the Grave
In The Name Of Tragedy 
Going To Brazil
Killed By Death
Bises:
Ace Of Spades
Overkill

De nuevo, corriendo a comer algo rápido, y a coger posiciones de cara a los de San Francisco. Pasaba media con respecto al horario fijado por la organización cuando se apagaron las luces y comenzaba la proyección en las pantallas del mastodóntico escenario el video con la habitual y conocida intro de “The Ecstasy of Gold”. Metallica habían llegado, y no estaban dispuestos a realizar ninguna concesión que hiciera dudar de ellos: salvaje apertura de concierto con dos de los pilares thrashers de sus inicios allá por los 80: “Creeping Death” y “For Whom The Bells Tolls” del “Ride The Lightning”. Y es que salvo “That Was Just Your Life”, “The End Of The Line” y un arreglado “Cyanide”, de su último álbum, el resto de temas fueron trallazos míticos hasta completar un set de 18 himnos metálicos. Es de rigor reconocer que no fue ni de lejos su mejor actuación, sobresaturada en algunos momentos y algo mecánica en otros, pero dado el repertorio elegido se puede calificar de poco menos que excepcional. “Sad But True” y “Welcome Home (Sanitarium)” fueron puntos muy álgidos, únicamente superados después por la coreadísima “One”, con ese comienzo pirotécnico que recrea el frente de batalla, y por supuesto el “Master Of Puppets” con el que la enlazaron. En los bises, un acertadísimo cover de Diamond Head, “Am I Evil?”, y la tremenda “Seek & Destroy” acabaron de tumbar al respetable, agotado tras una maratoniana tarde de heavy con mayúsculas.

Hace menos de un año arrasaron dos noches seguidas en el Palacio de los Deportes. ¿Fueron mejores conciertos que este? Probablemente. Pero una audiencia entregada de 48.000 personas, con ganas de ver al fin guitarras distorsionadas y un bombo atronador en un festival cada vez más alargado y descafeinado, hicieron que la cita de los californianos con su público quede en la memoria como el punto álgido de un festival que pedía a gritos, tras dos ediciones, una jornada temática (ya que parece que ese es el rollo que les gusta a los organizadores) de ROCK y METAL con mayúsculas.

Ya se ha anunciado una nueva edición para el 2012. Nosotros, los fans del rock de verdad, hemos respondido con hechos. Ahora toca ver si Medina y compañía se dan por enterados y recogen el guante lanzado.

Banda:
Kirk Hammett: guitarra
Lars Ulrich: bacteria.
James Hetfield: guitarra y voz.
Robert Trujillo: bajo.

Setlist:
Creeping Death
For Whom The Bell Tolls 
Through The Never
Disposable Heroes 
Fade To Black
That Was Just Your Life
The End Of The Line
Sad But True
Welcome Home (Sanitarium)
Cyanide
One
Master Of Puppets
Fight Fire With Fire
Nothing Else Matters
Enter Sandman
Bises:
Am I Evil? (Diamond Head cover)
Phantom Lord
Seek & Destroy

Javier Moreno Vega
Junio 2010

Galería de fotos:
:: FOTOS DEL CONCIERTO ::
Consulte toda la agenda de conciertos

Comentarios  
Redes sociales
Facebook



Comparte la noticia