Accidente de Mikael Åkerfeldt: desmiente las alarmas sobre su salud

Después de que en Internet y distintas redes sociales se inundaran de rumores sobre un supuesto accidente de tráfico de Mikael Åkerfeldt, en el cual supuestamente se habría fracturado un brazo, el líder de Opeth se ha visto obligado a publicar un comunicado en el que desmiente tal accidente, aunque si cuenta como acabó en el servicio de urgencias de un hospital de Minneapolis (USA), donde actualmente se encuentra de gira.

Éste es el comunicado de Mikael Åkerfeldt:

"Hola chicos! Estoy escribiendo esto desde el más allá...

Ahora en serio, no he sufrido ningún accidente de coche, ni me he roto el brazo. Todo lo que sucedió es que me golpeé la cabeza en el autobús de la gira cuando me estaba cambiando de ropa interior (roja). Ojalá que la historia tuviera algo más de leyenda rock and roll, creedme.

De todas formas me golpeé la cabeza y comencé a sangrar, así tuve que ser llevado a urgencias. Me limpiaron la herida y la cerraron con 8 grapas. Actualmente me duele la cabeza, y si sonrío siento como si la herida fuera a estallar otra vez, pero estaré de nuevo en el escenario mañana. Me siento muy decepcionado de no haber podido tocar en Minneapolis, pero los sanitarios me dijeron que no debía hacerlo. Vamos a reprogramar el espectáculo para nuestro próximo viaje a los EE.UU..

Así que todos los rumores de que tuve en un accidente de coche son falsos. Me abrí la cabeza en un coche, aunque, bueno ... en realidad era un autobús. Lo siento por la decepción de nuestros fans de Minneapolis, pero espero que lo entiendan. Nos vemos la próxima vez.

Os deseo lo mejor.
Mikael"

Así las cosas, todo ha sido una versión más que adulterada que la Red propagó en poco tiempo y que desde aquí podemos desmentir con las propias palabras del músico de Opeth y Storm Corrosion.

- Podéis leer la crítica de su disco con Steven Wilson en Storm Corrosion>>

- Y también la entrevista que le hicimos cuando vino a España en noviembre de 2011>>

Javi Moreno VegaJavi Moreno Vega / Foto: Patricia Herrero
Mayo 2012