Accordo Dei Contrari - 'Kublai' (2011)

Accordo Dei Contrari - Kublai Crítica álbum estudio
29-abr-2011
Autor: César Mendoza
Calificación: Calificación: 9,5

Más críticas de discos

La grandeza imperial de Accordo Dei Contrari

Accordo Dei Contrari - 'Kublai' (29 abril 2011)
(Autoproducido)
Calificación:
Calificación: 9,5

Accordo Dei Contrari - Kublai

1. G.B. Evidence 5'19''
2. Arabesque 12'32''
3. Dark Magus 9'00''
4. L'Ombra di un Sogno* 6'55''
5. Più Limpida e Chiara di Ogni Impressione Vissuta, part I 5'08''
6. Battery Park 6'37''

Duración total:  -'''

Músicos:
- Giovanni Parmegianni: Hammond organ, acoustic and electric piano, Arp Odyssey, Minimoog
- Cristian Frnachi: drums
- Daniele Piccinini: bass
- Marco Marzo Maracas: guitar, oud
* Invitado:
- Richard Sinclair (Camel, Caravan...): Voz en tema #4


Género: Jazz-rock, rock progresivo.
Grabado en -.
Producido por Accordo dei Contrari.

______________________________________________________________________

Accordo Dei ContrariTurno del grupo italiano ACCORDO DEI CONTRARI, uno de los ensambles más brillantes de la vertiente jazz-prog-fusión que han surgido a lo largo del nuevo milenio, y de hecho, no somos pocos los que los tenemos en tan alta estima. Tampoco somos pocos los que hemos recibido con entusiasmo a su nuevo disco “Kublai”, editado cuatro años después de su estupendo disco debut “Kinesis”. No cabe duda que se trata de lo mejorcito del progresivo de este año 2011: “Kublai” aporta nuevos y vigorizantes matices al esquema jazz-progresivo propio de la banda, la cual se supera a sí misma bajo sus propios términos. A lo largo de este repertorio nuevo, se deja plena constancia de los impresionantes niveles de versatilidad creativa, fineza performativa y energía vitalista que ACCORDO DEI CONTRARI encarna y exhibe con comprensible orgullo. Además, la presencia de un ilustre invitado como Richard Sinclair en uno de los temas añade más referentes de valía artística a este disco: sobre ellos volveremos más tarde, por lo que seguiremos con un repaso general del repertorio.

‘G.B. Evidence’ abre el disco con un despliegue de excitante jazz-rock plagado de reminiscencias inspiradas en el RETURN TO FOREVER 73-75 así como en el WEATHER REPORT 75-77: un tributo al legado de fusión moderna norteamericana, elaborado con un elegante sentido de la complejidad perfectamente combinado con explosivas dosis de energía, especialmente en la sección intermedia donde la batería marca un frenético compás en 15/8 y la guitarra dirige el núcleo del jam que se ha de terminar instalando. Tras este inicio tan patentemente muscular llega ‘Arabesque’, tema que con sus 12 ½ minutos de duración se erige como el más extenso del disco. El título indica certeramente el carácter abundantemente exótico de su base compositiva, ostentado desde el prólogo de más de tres minutos en el que los fraseos evocativos del oud se explayan mágicamente sobre una cortina cósmica de sintetizador. Una vez instalado el primer cuerpo central, nos topamos con un motivo literalmente arabesco trabajado con mucho vigor, casi como un híbrido de NIACIN y RETURN TO FOREVER. Las cosas regresan a una dimensión contenida merced al retorno del motivo del prólogo, esta vez reconstruido con una mayor presencia eléctrica y una sensación de sutil tensión psicodélica donde los ornamentos de la batería juegan un rol crucial. De esta manera se prepara el auge definitivo del jam que ha de funcionar como una coda alegre muy en onda con lo que solía hacer AREA en sus mejores épocas cuando exploraba cadencias orientales. ¡Brutal!, ¡magnífico! Y eso que a continuación llega ‘Dark Magus’, una composición particularmente monumental. Comenzando con un golpe de gong y los pasos de alguien que cierra una puerta tras de sí, el cuerpo central se impone instantáneamente sobre un swing sofisticado llevado magníficamente por la dupla rítmica con una mezcla de visión arquitectónica y vibración genuina, mientras que las intervenciones de la guitarra y de los múltiples teclados (piano, sintetizador y órgano) le dan un aire psicodélico al asunto. Un giro temático, anunciado poco después de pasada la barrera del tercer minuto y medio pero recién emergente un minuto después, permite al grupo apelar a sonoridades jazz-rockeras razonablemente agresivas a fin de transmitir una soltura colorida y extrovertida. Un tercer motivo nos traslada nuevamente a aires distintos, esta vez al modo de un GENTLE GIANT reciclado a través del filtro de D.F.A. – pero con el sello propio de ACCORDO DE CONTRARI, por supuesto. Es una pena que este tercer y último motivo no sea más extenso, pues tiene un atractivo sónico inapelable, pero en fin, el efecto del cierre (al modo de una implosión) crea un impacto bastante efectivo. Pero más allá de este detalle, la cosa es que el álbum sigue exhibiendo genialidad sin reposo y colorido musical sin atenuantes.

¿El oyente quiere seguir siendo sorprendido? Pues bien, para eso está ‘L'Ombra Di Un Sogno’, una pieza muy, pero que muy especial. Es básicamente un tributo al Canterbury que incluye la intervención de una de sus propias leyendas vivientes como invitado al canto: Richard Sinclair (cosa que ya adelantamos en el primer párrafo). La pieza tiene una estructura muy compleja en cuanto a las progresiones de acordes y variantes de motivos que van transcurriendo, junto con los ornamentos que concurren durante los pasajes más explícitamente sofisticados. ¿Y a qué suena este tributo canterburiano? 40% del HATFIELD & THE NORTH mezclado con el CARAVAN del primer disco, 30% del MATCHING MOLE del segundo disco (Sinclair usa un registro muy a lo Wyatt en sus cantos y tarareos), 15% del BILL BRUFORD de “Feels Good To Me” y otro 15% del HENRY COW jazzeado de la etapa “Leg End”. Los efectos de aves cantando en el bosque aportan un aire extra de simpático sentido de humor muy a tono con el tenor lírico que el grupo aportó al alegre motivo final, pero no solo eso: también posibilitan una relación de contraste frente a la expresividad vigorosa y colorido electrizante que muestra el siguiente tema desde el punto de arranque. En efecto, ‘Più Limpida E Chiara Di Ogni Impressione Vissuta, Part I’ encarna el brillo más incandescente de “Kublai” con sus pletóricos aires jazz-fusionescos que nos remiten fácilmente a MAHAVISHNU ORCHESTRA y al RETURN TO FOREVER de “Hymn Of The Seventh Galaxy”. Es decir, los aires de la línea fusion norteamericana vuelven con dosis extra de energía. Los últimos seis minutos y pico del álbum están ocupados por ‘Battery Park’, pieza cuyas atmósferas centrales tienen más que ver con el ARTI E MESTIERI de los dos primeros discos y las trayectorias piano-céntricas de Chick Corea y Herbie Hancock. Empieza con un tenor lírico bastante relajado, coqueteando con lo intimista pero sin adentrarse en recovecos introspectivos; luego, la instrumentación se agiliza considerablemente hasta igualar convincentemente los momentos más extrovertidos de los dos primeros temas; para el último minuto y medio, los últimos instantes del motivo extrovertido se reformulan con un tono solemne que alude a un actitud de descanso que se asienta de forma sostenida, calculando el gradual decrecimiento de la luz para dejar salir una niebla serena y apacible.

Todo eso es “Kublai”, una joya incuestionable de la escena jazz-progresiva que se viene haciendo en los últimos decenios, y sobre todo, un registro fonográfico que confirma a ACCORDO DEI CONTRARI como una de las más interesantes y relevantes fuerzas creativas de la vanguardia jazz-rockera actual a nivel internacional.

Puntuación: 9,5/10  Calificación: 9,5

- Más textos y críticas de César Inca Mendoza en:
http://autopoietican.blogspot.com/ 

- Página web oficial de Accordo Dei Contrari:

http://www.accordodeicontrari.com

Más críticas de discos

__________________________________________________________________________
César Inca MendozaCésar Inca Mendoza
Julio 2011