Crítica del disco de Combat Astronomy - 'Symmetry Through Collapse' (2017)

La simetría de todos los colapsos de la vanguardia rockera contemporánea

Combat Astronomy - 'Symmetry Through Collapse'
(3 marzo 2017, Zonds Records)

Combat Astronomy - 'Symmetry Through Collapse

Buenas noticias para los amantes de la música progresiva de irreverente y resoluto espíritu vanguardista: los COMBAT ASTRONOMY vuelven a la carga con un nuevo disco titulado “Symmetry Through Collapse”. Bajo la perpetua guía de Martin Archer [saxofones, clarinete bajo, órgano y sintetizadores], el ensamble instrumental se completa con James Huggett [bajos sin trastes y sintetizadores] y Peter Fairclough [batería], mientras que Dalila Kayros se hace cargo del canto y, de paso, también de las letras. El entramado sonoro de este disco, el cual fue publicado a inicios de marzo pasado a través del sello independiente Zond, se completa con las ocasionales intervenciones de dos estupendos invitados: el guitarrista Nick Robinson y el violinista Wesley Ian Booth. La presencia de Kayros es totalmente esencial para el actual estado de la cuestión en el cosmos musical de COMBAT ASTRONOMY: su canto evoca una electrizante cruza entre la garra distinguida de una DAGMAR KRAUSE, la jovialidad histérica de la BJÖRK de los primeros álbumes y el fulgor surrealista de una DIAMANDA GALÁS, cruza que ella reestructura con furia volcánica a fin de que su rol de comunicadora de mensajes adopte también el de instrumento. El bloque sonoro de COMBAT ASTRONOMY se ha beneficiado de una buena rentabilización estética, tal como advertiremos a partir de nuestro repaso del repertorio de “Symmetry Through Collapse”.

Las cosas se inician con ‘Iroke’, que en un espacio poco menor de 6 ½ minutos desarrolla un señorial ejercicio de airada agitación que tiene algo de sortilegio y mucho de desazón; el esquema rítmico ostenta un talante belicoso cuya fuerza es suficiente para sustentar el apabullante minimalismo que se arma desde la asociación de teclado y bajo. El canto de Kayros inunda todos los espacios absorbiendo una tensión emocional que contagia a todo el bloque sonoro integral. El segundo tema del álbum se titula ‘Bhakta’ y su función consiste en replantear la permanente furia con un recurso de histeria dadaísta. Las cuerdas vocales de Kayros parecen literalmente explotar en su voraz mantra deconstructivo. Esta vez los vientos, con aportes añadidos del violín, entran en acción para añadir más colores a la neurosis electrizante que de por sí llega hasta el extremo de coquetear bizarra y aguerridamente con el caos. En realidad, se trata de que la labor de la batería se arroja a una versátil inquietud de inspiración free-jazzera: es como si un combo de músicos de WEIDORJE y SHUB-NIGGURATH estuviera deconstruyendo una partitura perdida de ORNETTE COLEMAN. Sin duda, tenemos aquí el primer momento de esplendor climático del disco. Durando casi 15 minutos, la pieza homónima se erige en la más extensa del disco. El jam básico se centra en un groove pautado en 7/8 que es manejado con solvente gracilidad. Si bien el oscurantismo habitual sigue incólume, ahora la actitud del ensamble es la de una milicia que machaca y martilla manteniendo la elegancia de sus ropajes de guerra. Hay unos solos de saxo realmente estupendos así como ciertos ribetes krautrockeros en el modo en que se arma la ingeniería rítmica. Mientras tanto, los efectos y capas de sintetizador añaden una acidez contundente que funciona a la vez como contraparte y como ropaje para los cánticos de Kayros. Las últimas líneas son contundentes: “The space becomes endless and the light never has been so strong.” Posiblemente sea éste el enunciado del concepto de este disco.

El impacto de ‘Symmetry Through Collapse’ es recogido de inmediato por ‘Collapsed’, tema que también goza de una generosa duración; la estrategia de éste se centra en un dejarse ir a través de la robusta manifestación de fragores arrolladores, de tal modo que la aleatoria vivacidad del free-jazz y la tensión arquitectónica del Zeuhl. Una majestuosidad que ostenta su encanto nigromante con una vitalidad paranoicamente opulenta. ‘Kyber’, a su vez, recibe el impulso de ‘Collapsed’ para llevar a este opresivo dinamismo sonoro por una corriente fluvial donde los sinuosos recovecos nos llevan primero por unos parajes nebulosos… hasta que llegamos a la frontera de los 3 ¾ minutos y se da un viraje crucial. Ahora el espíritu del oyente está siendo arrastrado por la ferocidad tanática de las aguas y descubre en ambas orillas paisajes infernales que le cierran toda vía a la esperanza y le abre todas las puertas a una neurosis infinita. El fragor no dura mucho pero el estigma inframundano permanece firme como una cruel marca sónica mientras la instrumentación se focaliza en un denso minimalismo de predominio cibernético. Los últimos fraseos del saxo aportan un contrapunto de extraña calidez mientras el fuego se va desvaneciendo. Los últimos 10 ½ minutos del disco están ocupados por ‘Hik Mahl Hisze’, canción que se centra en elaborar una vitalista encrucijada entre las atmósferas y vibraciones predominantes de las canciones segunda y cuarta, especialmente en lo referente a la osada plasticidad rítmica que la batería edifica. Zeuhl y chamber-rock se fusionan en una encrucijada articulada por un esquema avant-jazzero a lo JOHN ZORN reforzado por climas psicodélicos descoyuntados al modo de unos CASSIBER. Es como si ‘Collapsed’ hubiese entrado en el repertorio del álbum para quedarse y ser reconstruida de variadas maneras bajo títulos diferentes cada vez que el grupo instala una nueva pared para completar el entorno protector de la combativa ciudadela sonora que ha convertido en su hogar musical desde su fundación a inicios del milenio.

Todo esto fue “Symmetry Through Collapse”, un disco que refleja fehacientemente una estrategia simultánea de reestructuración y renacimiento del lacerante leitmotiv posmoderno que COMBAT ASTRONOMY siempre ha encarnado dentro de las vertientes más osadas de la escena avant-progresiva. Recomendado para oídos valientes y espíritus intrépidos… y quienes ya conocen algo de la trayectoria de Martin Archer y sus compañeros de viaje se toparán con algo refrescante dentro de la dinámica opresiva de esta modalidad de rock-in-opposition.

Calificación: 9/10


- Muestras de 'Symmetry Through Collapse':


cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com