Crítica del disco de Guapo - 'Obscure Knowledge' (2015)

La incepción de las ciencias oscuras en el discurso avant-progresivo

Guapo - 'Obscure Knowledge'
(26 mayo 2015, Cuneiform Records)

Guapo - Obscure Knowledge

GUAPO vuelve a la carga con una nueva exhibición de su pericia en la ciencia de la música progresiva oscura: de hecho, el disco nuevo de la banda se titula “Obscure Knowledge”. El cuarteto de Emmett Elvin [piano eléctrico Fender Rhodes, órgano y sintetizadores], Kavus Torabi [guitarra], David J. Smith [batería, percusión, teclados y efectos] y James Sedwards [bajo] ha perpetrado este buen disco que ya conforma el noveno de su discografía en sesiones realizadas en el mes de junio del 2014, siendo así que el sello Cuneiform Records lo ha publicado a fines del pasado mes de mayo. Colaboradores especiales en esta aventura son el vientista Michael J. York y el teclista Antti Uusimaki. Hoy por hoy, Sam Warren (un tipo que, dicho sea de paso, se parece físicamente mucho a Smith) reemplaza a Sedwards. El repertorio de “Obscure Knowledge” consiste en la suite titulada igual, la cual dura poco menos de tres cuartos de hora: el concepto de su creación se basa en la observación que hace Smith (también escultor) sobre los trances místicos que tienen lugar en rituales de las poblaciones nativas norteamericanas, los que exigen una actividad psíquica especialmente enérgica al entregarse a una labor de acceso a un conocimiento más allá de los límites de las estructuras mentales moldeadas según las normas sociales, un conocimiento obscuro. Estableciendo un sólido esquema de vanguardia progresiva predominantemente sustentada en atmósferas punzantemente oscuras de inspiración R.I.O., la gente de GUAPO se mete también en terrenos del space-rock, la psicodelia, el minimalismo modernista y el avant-jazz-rock, demostrando así que sabe explorar nuevas vías y paisajes sonoros a través de un enfoque creativo bien enraizado en su propio paradigma, un paradigma que se inició a fines del milenio pasado. Veamos ahora los detalles de este disco nuevo, ¿vale?

Durando poco menos de 25 ¾ minutos, ‘Obscure Knowledge [Part I]’ propone las principales líneas de acción que hemos de degustar a lo largo de la obra integral. Empieza con un ceremonioso y relativamente tenebroso pasaje de órgano cuya misión consiste básicamente en dar el empuje inicial al ensamble integral para explorar un motivo jazz-progresivo con tendencia Zeuhl. La bien cuidada secuencia de los fraseos de guitarra se hermana a la perfección con las poderosas capas del teclado mientras la dupla rítmica da rienda suelta a unos grooves extraordinariamente macizos. La siguiente sección nos lleva a un ejercicio de machacante minimalismo donde el aire de expectativa se manifiesta con una musculatura contenida, patente, cierto, pero contenida dentro de un esquema alevosamente repetitivo. Las pulsaciones combinadas del órgano y de la guitarra instauran un tic-tac delirante que parecen reflejar las vibraciones de un cerebro atenazado por la atemorizante visión de un horrible futuro inmediato. Alrededor de la frontera del noveno minuto, se insinúa el acercamiento de un nuevo pasaje donde los músicos van a exhibir mayor soltura, aunque todavía queda bastante rato para que el repetitivo esquema minimalista se siga asentando con machacona entereza. Es a poco de llegar a la barrera del minuto 13 que se da efectivamente un giro hacia un nuevo motivo, el mismo que se centra en explorar recursos de densidad expresiva que, en parte, nos recuerdan a la intensidad marcial del estereotipo de PRESENT, así como al groove oscurantista propio de la nueva generación del Zeuhl (encarnada por bandas como NEOM, SETNA y RHÙN). Poco después nos topamos con otro pasaje repetitivo, esta vez signado por aires inconfundiblemente Crimsonianos, y después de eso, una vibración cacofónica intensa a lo VAN DER GRAAF GENERATOR. Con el retorno de la sección inmediatamente precedente, el ensamble se prepara para capitalizar su vigor intrínseco y explorar más a fondo su constante faceta tenebrosa.

‘Obscure Knowledge [Part II]’ dura poco más de 4 ½ minutos y consiste en una serie de capas minimalistas que ostentan una sórdida luminosidad, como si algo aterrador saliese a la luz, no con un afán destructivo sino como una revelación edificadora para la mente. Dado que la base aguda del delirio minimalista en curso resulta inherentemente chillona, la atmósfera espiritual que se instaura resulta solemne en vez de aterradora. Así las cosas, ‘Obscure Knowledge [Part III]’ se hace cargo de remodelar el filo rockero del grupo cruzando los modelos de KING CRIMSON y de PRESENT, además de añadir algunas vibraciones marciales lo MAGMA con el fin de instaurar alguna neurosis radical dentro del entramado sónico. De hecho, es en los momentos de mayor densidad cuando la batería se suelta con una lucidez escalofriante, haciendo que el ensamble suene como un anunciador de inminentes desastres cosmológicos: toda esta tormenta rítmica azota al resto de la instrumentación, motivando una agitación contundente en las capas de teclado y en los guitarreos mientras el bajo distorsiona sus aportes con miras a sostener el caos pujante dentro de límites prefijados por los músicos. También cabe resaltar que hay algo de amenazante en las intervenciones del vientista invitado Uusimaki, quien se da mañana para hacer notar los aportes de su instrumento en medio de los delirantes riffs y fraseos que Torabi impone con sórdida elegancia dentro de una arquitectura inapelablemente robusta. El clímax se impone para cerrar el disco con un fulgor incandescente que, además de musculatura, exhibe una explosividad mística que brota de la emoción de haber descubierto algo inasible por un misterioso instante.

Todo esto fue el testimonio de la vitalidad actual de GUAPO, un grupo que sabe cómo refrescar su visión musical y su propuesta sonora con cada nuevo disco: sin duda, en el presente caso de “Obscure Knowledge”, el cuarteto de Smith, Torabi, Elvin y Sedwards refuerza el posicionamiento de la ciencia del rock-in-opposition contemporáneo dentro de la escena progresiva actual.


Nota: -/10


- Escucha el disco 'Obscure Knowledge':


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com