Crítica del disco de Scherzoo - '03' (2015)

Tercer golpe de efecto

Crítica de Scherzoo - '03'
(2 febrero 2015, Soleil Zeuhl)

Scherzoo - 03

Como viene haciendo desde hace varios años ya, el grupo francés SCHERZOO se asoma a la palestra de la escena francesa de música progresiva radical, siempre de la mano de François Thollot. Con un tercer álbum titulado simplemente “03”, el mismo que ha sido publicado por el sello Soleil Mutant en marzo último, este ensamble dedicado a rescatar simultáneamente los legados del rock-in-opposition y del Zeuhl que se desarrollaron dentro de la tradición francoparlante desde aquellos años 70s se luce con un esplendor infinito. Mientras Thollot se hace cargo del bajo y los teclados, Clement Curaudeau hace lo propio con la batería, Renaud Vernet, con los saxofones y Maxime Mantovani, con la guitarra. Hay también tres bonus tracks en el álbum en los que la alineación varía significativamente: Thollot pasa a la batería, dejando el bajo en manos de Antoine Maury mientras Amelie Bouard toca el cello, Jeremy Van Quackebeke, el piano, y Fabienne Déroches, el hurdy gurdy. Es casi como tener en manos un disco con un EP incorporado… ¡y si eso significa más minutos de placer melómano, entonces resulta fenomenal! En líneas generales, se puede notar en ambas partes de este nuevo disco que el ensamble ha decidido explorar matices más ágiles y menos oscuros dentro de su propia orientación híbrida de jazz-rock y rock-in-opposition, aunque siempre hay lugares reservados para elaborar pasajes sombríos, es parte infaltable de la esencia de SCHERZOO. Claro está, las vibraciones rockeras tienen que estar más pronunciadas en la secuencia de los seis primeros temas debido a la musculatura inherente al ensamble que se encarga de ella.

El repertorio central de “03” se inicia con ‘Experimentation Sentimentale’, una pieza penetrada por una espiritualidad solemne pero impulsada por una gracilidad patente provista tanto por las elaboradas bases del piano eléctrico como por los magníficos solos de saxofón; más tarde, cuando llega el breve momento de lucimiento especial de la guitarra, el asunto se torna tenso, casi a lo PRESENT. La vitalidad que muestra la dupla rítmica durante todas las variantes de grooves que exigen los diversos motivos sucesivos es simplemente maravillosa. Luego sigue ‘Bossa Yakuza’, una pieza signada por un talante menos extrovertido que el de la pieza de entrada, aunque igualmente apuesta por el desarrollo de musicalidades sofisticadas y variantes temáticas intrigantes. Hay mucho de la herencia de la vieja escuela Canterburyana en lo que hace el grupo aquí (GILGAMESH, NATIONAL HEALTH), pero su actitud general de serenidad reflexiva les pone más en línea con el legado del WEATHER REPORT pre-Pastorius y con la faceta más amable del ZAO post-1975. ‘La Menace’, por su parte, explora un camino intermedio entre la exquisita vitalidad de ‘Experimentation Sentimentale’ y la vibración reflexiva de ‘Bossa Yakuza’, tal vez con un predominio de aquélla. Siendo así que el título de esta pieza alude a una amenaza, lo que encontramos aquí es el retrato sonoro de un contexto peligroso situado dentro de un lugar luminoso: es como si el peligro latente fuese inesperado en medio del frenesí de un lugar no particularmente tétrico.

‘Open Cluster’ basa el esquema global del grupo en las bases armónicas Frippianas de la guitarra y el sonido Canterburyano de los teclados: parece como si la gente de los NATIONAL HEALTH hubiese sido secuestrada para tocar una pieza perdida del KING CRIMSON 73-74, y la arreglara tomando en cuenta algunas pautas de los paradigmas de ACCORDO DEI CONTRARI y SOFT MACHINE LEGACY. Suena como algo muy sofisticado, ¿verdad? ‘Orient Express’ ocupa un generoso espacio de 8 ¾ minutos y los aprovecha soberbiamente, de hecho, haciéndose eco de la ambientación general de la pieza anterior y dándole mayores recursos de tensión expresiva. En una situación como ésta, el baterista se luce tremendamente en su manejo de los diversos matices y cadencias que exige el multicromático desarrollo de la pieza. Durando 15 ¼ minutos, ‘Contagion’ es la pieza más larga del álbum y también la que cierra su repertorio central. Comenzando cn un motivo central que porta un aura sombría con un espíritu vigoroso, el grupo se sitúa más cerca del paradigma de UNIVERS ZERO aunque conservando fielmente su esencial esquema jazz-progresivo. Alrededor de la frontera del cuarto minuto, el grupo pasa a una dimensión más etérea con un bajo que ocupa momentáneamente un lugar protagónico antes de que el saxo elabore su solo más lírico del álbum. La siguiente sección es una ocasión de intensa celebración donde el saxo y la guitarra se turnan en solos vibrantes que realzan la neurótica extroversión del momento; ordenada y matizada ocasionalmente por algunos ejercicios de cadencias elegantes marcados milimétricamente por el piano eléctrico, esta sección extrovertida pronto deja lo tenso y pasa a lo celebratorio. La coda vira hacia una densidad lánguida que se sitúa entre lo tenebroso y lo crepuscular, siempre preservando la delicadeza espiritual de la que gusta hacer gala al ensamble.

Vamos ahora a los tres bonus tracks que mencionamos en el primer párrafo de la presente reseña. ‘Prelude Englouti’ es una pieza solista de piano que crea ambientes sutiles donde los momentos de silencio impulsan la reflexión inicialmente estimuladas por las notas cuidadosamente explayadas. ‘Turbulence’ tiene a todo el ensamble actuando, tratándose de una pieza que oscila entre un dulce lirismo y una densidad lo suficientemente controlada para no hacerse arrolladora. ‘Dissonata’, que dura 9 minutos, desarrolla una familiaridad con las líneas de trabajo plasmadas en el repertorio oficial del disco, pero con este formato tan distinto, el esquema sonoro se siente más ensoñador, en no poca medida reminiscente del AFTER CRYING de los primeros álbumes, cuando no de ciertos rasgos recurrentes del chamber-rock contemporáneo (ARANIS, INNER DRIVE). Esto fue todo lo que nos ofreció “03”, un fabuloso muestrario de música progresiva aventurera, exultante de exquisitez y excelencia: bajo la siempre lúcida guía de François Thollot, SCHERZOO permanece firme en la élite de la avanzada progresiva francesa de los últimos años.


Nota: 9/10


- Escucha el disco '03':

Open Cluster:

https://www.youtube.com/watch?v=Ytq4_KE3RvM

Orient Express:


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com