Crítica del disco de Attilion - 'Early Dawn' (2015)

Un nuevo amanecer en el paisaje musical de Attilion

Attilion - 'Early Dawn'
(17 agosto 2015, Fasty Records)

Attilion - Early Dawn

Desde Indonesia llega el trío ATTILION con su segundo álbum “Early Dawn”, el cual sucede al disco debut “It Must Be” por cuatro años de diferencia. Este trío conformado por el guitarrista Bowo C., el bajista Carlo y el baterista y el baterista Agung registró el material de “Early Dawn” en el transcurso de los 3 últimos meses del año 2013, pero por razones de logística y viabilidad financiera, recién en el pasado mes de setiembre ha podido el grupo publicarlo por vía virtual. No hay fecha para una publicación física en el horizonte cercano… y además, Agung dejó al grupo al finalizar estas sesiones de grabación, por lo que Shandy ingresó a la alineación triádica como su nuevo constructor de ritmos y grooves, y eso le ha permitido mantener una actividad concreta en el circuito underground de su país. Lo que encontramos en la línea de trabajo plasmada en “Early Dawn” es un afianzamiento robustecido de la mezcla de jazz-rock, post-rock y psicodelia progresiva que los ATTILION tienen como norte estético.

Abre el disco ‘Inner’, con poco más de 8 minutos de groove jazz-rockero vitalista y alegre. Las irrupciones de unos puentes marcados por un swing más intenso que coquetean con el rock duro clásico termina convirtiéndose en la permanencia importante de un cariz lúdico dentro de la predominante vibración lúdica. Luego sigue la pieza homónima, diseñada para exhibir un aumento de tensión en la atmósfera escogida: metidos en una muscular mezcla de jazz-rock, stoner y post-rock, los músicos se ponen a dar vueltas en torno a una sencilla progresión armónica para, a partir de allí, edificar un motif fulguroso signado por un electrizante vigor expresivo. ‘Cursed Island’ comienza con un breve solo de batería en clave de free-jazz que sirve para que los otros dos músicos se integren tanteando el punto de arranque del cuerpo central; cuando éste se asienta, nos topamos con un jam filudo que hereda buena parte del vigor de la precedente pieza homónima, pero con un acento más marcado en el factor jazz-rockero. El puente de tanteo precedente es retomado para la coda. Definitivamente, ‘Cursed Island’ es un cénit decisivo en este repertorio. Cuando llega el turno de ‘Behind The Fog’, el trío explora su faceta reflexiva y serena, haciendo gala de una impoluta exquisitez en la armazón sonora global: en los pasajes pletóricos, se nota la influencia del paradigma de ALLAN HOLDSWORTH, así como algunas confluencias con el ensamble compatriota LIGRO (aunque sin igualar la bizarra sofisticación de estos últimos), pero también hay que destacar el aura post-rockera que se hace presente. El carácter evocativo de los solos de guitarra es simplemente fabuloso, paseándose por recursos de etérea vulnerabilidad y por otros de neurosis moderada con igual solvencia. Los poco menos de 7 minutos de duración para ‘Behind The Fog’ se nos hacen muy cortos, la verdad que sí. ‘Tears’ es una balada minimalista – con una sección cantada incluida – donde la banda se adentra más a fondo en los recovecos ocultos de su faceta reflexiva: es casi como un apéndice de ‘Behind The Frog’ que anuncia el crepúsculo de una jornada que quedará por siempre enterrada bajo la niebla del pasado.

‘Rise Of Sophie’s Corpse’ se mete de lleno en el discurso del post-rock (al modo de un híbrido de ISIS y EXPLOSIONS IN THE SKY) con algunos matices razonablemente tétricos que entran a tallar oportunamente para reflejar la atmósfera inquietantemente densa aludida en el título. Hay un interludio aparatosamente sombrío que, a pesar de su brevedad, enfatiza muy bien las vibraciones inquietantes que imperan en esta pieza. ‘The Colony’ es la segunda pieza cantada del álbum – algo de letra tiene – y cumple con la misión de seguir explorando los recursos de densidad que se abrieron con tanta convicción en el tema precedente. Esta vez el esquema sonoro es más tirado hacia el estándar post-metalero, y es justo recalcar cuán cómodo se siente el grupo explorando estas modalidades de experimentación rockera contemporánea. Cerrando el álbum, ‘Travelling’ vuelve al terreno jazz-progresivo con una sobriedad patente que, con todo, no oculta para nada el vigor esencial del ensamble. Solamente dura poco más de 4 ¾ minutos, por lo que el tema se nos hace demasiado corto para aprovechar su gancho, pero nos parece un cierre efectivo. El efecto sintetizado que emula percusiones étnicas es una simpática coda que nos toma de sorpresa. Así termina “Early Dawn”, un disco intenso y cálido que confirma a ATTILION como un nombre muy a tener en cuenta dentro de la actual vanguardia rockera asiática, el cual gesta un nuevo amanecer para el paisaje musical de la banda.


Nota: -/10


- Escucha el disco 'Early Dawn':

Inner [en vivo]:

Behind The Fog:


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com