Crítica del disco de Ubi Maior - 'Incanti Bio Meccanici' (2015)

El abundante encanto progresivo de Ubi Maior

Crítica de Ubi Maior - 'Incanti Bio Meccanici' (2015)
(10 febrero 2015, AMS Records)

Ubi Maior_Incanti Bio Meccanici

UBI MAIOR vuelve a la carga y lo hace a lo grande, aportando un disco fascinatemente épico titulado “Incanti Bio Meccanici”. Seis años después de su disco anterior “Senza Tempo”, este quinteto da rienda suelta hasta niveles estratosféricos a su amor por la línea de trabajo retro-progresiva que le engarza con los paradigmas de ALPHATAURUS, BIGLIETTO PER L’INFERNO, MUSEO ROSENBACH y PREMIATA FORNERIA MARCONI, además de los obligatorios guiños a la faceta rimbombante del sinfonismo británico a lo EMERSON, LAKE & PALMER y YES. Publicado en febrero por el sello AMS Records, “Incanti Bio Meccanici” nos muestra un repertorio rutilantemente ambicioso que fue trabajado en varios momentos de los años 2013 y 2014, armándose así un tema que supera los 20 minutos de duración, uno que llega casi a los 10 y dos que los superan. La alineación que concibió y grabó este álbum está conformada por Mario Moi al canto, el violín y la trompeta, Walter Gualtiero Gorreri al bajo y los pedales bajos, Gabriele Dario Manzini a los teclados, Alessandro Di Caprio a la batería y la nueva integrante Marcella Arganese a las guitarras y el sitar: destacamos en esta última su manera de reciclar los paradigmas de STEVE HACKETT dentro de su propio estilo, logrando así que sus interacciones con los siempre ambiciosos arreglos de teclado de Manzini sean equilibrados y sugerentes, independientemente de cuán pomposas sean algunas de las atmósferas más llamativas del repertorio. De hecho, la talentosa Marcella entró a la banda poco después de la publicación del mencionad osegundo disco. Podemos adelantar que con “Incanti Bio Meccanici”, los UBI MAIOR han logrado afianzar su posicionamiento en lugar preferencial dentro de la inagotable avanzada retro-progresiva italiana. Pero vayamos ahora a los detalles del disco para aclarar nuestra opinión tan positiva sobre este disco, ¿vale?

‘Teodora’ es la pieza más larga del álbum, durando 20 ¾ minutos, y justamente es la que abre el disco. Una sencilla y suave secuencia de acordes de guitarra dan inicio al tema con un aura de sobria serenidad, la misma que al incorporarse los demás instrumentos se torna dueña de una elegancia pastoral conmovedora: ése es el poder evocativo que tiene el violín del frontman Moi. Una pena que este pasaje introductorio no dure más de 105 segundos, pero es que el primer pasaje cantado irrumpe con todo para explayarse en una expresividad dramática señorial. A través de una ilación elaborada con pulcra fluidez, la siguiente sección vira hacia una espiritualidad más ceremoniosa, logrando así concretar una vitalidad melódica tan propia de sus legendarios compatriotas de MUSEO ROSENBACH como de otros más jóvenes como SITHONIA y MALIBRAN. En algún momento alrededor del decimoprimer minuto, las vibraciones melódicas aumentan de intensidad y la actitud reflexiva se ahonda más: los arreglos sucesivos de piano y mellotrón sirven de base para que el grupo en bloque articule el desarrollo temático en curso dentro de pautas sinfónicas bien definidas. Acto seguido, una inesperada variante tiene lugar y empieza a imperar un recurso de psicodelia lánguida que posiblemente porte algunos aires de familia con el viejo legado de VAN DER GRAAF GENERATOR: se trata en realidad de un interludio antes de que el grupo recupere el espíritu de la primera sección cantada, y lo hace con una estrategia sigilosa, con un crescendo inicial basado en las cadencias tribales provistas por la dupla rítmica, y luego, creando un pasaje rotundo donde el ensamble da rienda suelta al típico boato sinfónico. Tras un hermoso diálogo desafiante entre la guitarra y el violín que constituye el núcleo del clímax grupal, la suite se cierra con un breve reprise de un motivo de voz y piano: ¡a lo grande!

Todo un viaje ha sido la primera pieza del álbum… pero recién estamos comenzando. ‘Alchemico Fiammingo’ es la siguiente canción, durando casi 13 minutos. Comienza con un suave preludio breve de guitarra y violín antes de que el ensamble íntegro aborde el primer cuerpo central con una aureola alegre y extrovertida, más bien de tendencia neo. El segundo cuerpo melódico es un hermoso paraje instrumental que transita por el área de la estilización bucólica de BANCO DEL MUTUO SOCCORSO, cimentando así el terreno para que una nueva sección cantada (mayormente en 5/4) se explaye en un nuevo ejercicio de colorida gracilidad. La parte final baja un poco los decibeles rítmicos para asumir una ceremoniosidad relativamente dramática. ‘Il Cancello Del Tempo’ es la pieza menos extensa del álbum, y tal vez, la que más revela una espiritualidad romántica: a veces nos recuerda a SITHONIA en lo relativo a las fabulosas orquestaciones de teclado, pero otras veces donde el grupo juega con sonoridades etéreas e intimistas, el ensamble se explaya ingeniosamente en su talento para elaborar ingeniosas sutilezas melódicas como ha venido haciendo en sus discos precedentes (especialmente el segundo “Senza Tempo”). La construcción del clímax conclusivo es simplemente perfecta. ‘Lo Specchio Di Mogano’ cierra el álbum con otro despliegue de grandes ambiciones sónicas, sintetizando la grandiosidad retro-progresiva de las dos primeras canciones y los aires modernos predominantes de la tercera. Algunas menciones especiales deben ir para el fantástico solo de trompeta que anticipa la sección final, así como para el electrizante solo de Moog que coloca la bandera en la culminación del ascenso a la cima del desarrollo temático: este tipo de resoluciones melódicas dignifica a lo grande los legados de PFM y BMS.

Una misión difícil se puso sobre sus hombros la gente de UBI MAIOR cuando gestó la ingeniería artística de “Incanti Bio Meccanici”, y gracias a las Musas, el grupo enfrentó exitosamente el desafío y salió airoso de cada uno de los extensos viajes musicales que conforman el álbum. Un disco ideal para todo coleccionista de rock progresivo que se siente perpetuamente nostálgico de los tiempos de la primera generación de rock sinfónico: ¡totalmente recomendado!


Nota: -/10


- Escucha el disco 'Incanti Bio Meccanici':

Teodora:


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com