Crítica del disco de Pensiero Nomade - 'Da Nessun Luogo' (2015)

Música para todos los lugares

Pensiero Nomade - 'Da Nessun Luogo'
(1 octubre 2015, Filibusta Records)

Pensiero Nomade - Da Nessun Luogo

PENSIERO NOMADE vuelven y lo hacen con todo a través de lo que muestran en el hermoso catálogo contenido en su nuevo álbum “Da Nessun Luogo”, publicado a inicios de octubre del año pasado 2015. Para esta ocasión, el personal de PENSIERO NOMADE consta de Fabio Anile [piano, sintetizadores y efectos electrónicos], Michela Botti [voz], Davide Guidoni [batería, gongs y demás percusiones], Salvo Lazzara [Touch Guitar de 9 cuerdas, guitarra, guitarra-sintetizador, bajo y programaciones], Andrea Pavoni [piano, sintetizador, bajo, guitarra y voz], Luca Pietropaoli [trompeta y efectos electrónicos] y Alessandro Toniolo [flauta y saxo Midi]. O sea, tenemos aquí una labor más nutrida que la que plasmó el trío de Lazzara (el líder de este proyecto), Pietropaoli y Guidoni en el disco anterior “Imperfetta Solitudine” (2013), además de darse los retornos de Anile y Toniolo desde el primer disco “Materia E Memoria” (2011). Lazara y Toniolo ya son colegas en el grupo GERMINALE, mientras que a Guidoni le conocemos por DAAL y TAPROBAN; también hay integrantes del grupo GREENWALL en este colectivo, así como el trompetista de FONDERIA Pietropaoli. El predominio tan incisivo de lo introspectivo y lo atmosférico en “Da Nessun Luogo” nos lleva a la conclusión de que PENSIERO NOMADE ha gestado este disco pensando en hacer una serie de bosquejos y dibujos donde se retrata una serie de inquietudes espirituales: la estrategia sonora para concretar esto principalmente se basa en los estándares del progresivo moderno con algunos espacios medidos que se reservan para el desarrollo de sonoridades psicodélica y jazzeras, aunque sin romper con la aureola de amables desarrollos melódicos. Respecto a este último punto, cabe destacar la aplicación de recursos inspirados en el pop-rock de vanguardia de las dos últimas décadas. Bueno, vayamos ahora a los detalles del repertorio, ¿vale?

El disco comienza con ‘Dove Comincia Il Giorno’, un instrumental etéreo no ajeno al influjo de aires mediterráneos y del Oriente Próximo en el desarrollo de sus bases armónicas y ornamentos: notamos ciertos aires de familia con sus compatriotas de NODO GORDIANO en lo referente al manejo del núcleo cósmico del estándar de la psicodelia progresiva con una alimentación telúrica. ‘A Tensione Constante’, por su parte, se orienta hacia una mezcla de jazz-rock (un poco al estilo de UPPER EXTREMITIES) y la faceta más etérea del Crimsonismo contemporáneo: la actitud evocativa que imperó en las atmósferas de la primera pieza se hacen a un lado para que ahora se imponga un esplendor luminoso matizado con cierta aureola inquietante. En esta primera dupla de temas es como si hubiésemos pasado desde los inciertos primeros instantes del amanecer hasta la clara definición de la mañana. Así las cosas, ‘Più Lontano, Più Forte’ – el primer ítem cantado del álbum – entra a tallar con un vigor rockero bien definido, instalado sobre un swing compacto alimentado por grooves fusionescos, mientras que la instrumentación restante (capas de sintetizador, florituras de guitarra, trompeta, saxo Midi y piano) se concentra en armar una orquestación tan abstracta como envolvente. El grupo está claramente orientado hacia la edificación de un discurso jazz-progresivo que ostenta una musculatura inocultable a la par que evita que la fuerza reinante se desborde; los libres efluvios de los vientos hallan en el encuadre de la batería y las omniscientes capas sintetizadas un cálido refugio donde organizar sus aportes al gran cuadro sonoro en curso. ‘Niente, Finalmente’ se encarga de recibir el impacto de la exuberancia majestuosa y misteriosa de la canción precedente y la lleva hacia una instancia más etérea, logrando simultáneamente exhibir una pasión más explícita (aunque suene paradójico). El canto de Michela Botti resulta crucial para esto. ‘La Coda Dell’Occhio’ es una pieza lánguida sustentada sobre un compás de 5/4 que bien puede describirse como una cruza de RADIOHEAD (etapa 98-01) y la banda compatriota ARIES, con algunos toques de TORTOISE que sirven para meter algo de misteriosa densidad al asunto.

La pieza homónima dura poco más de 13 ½ minutos, siendo de por sí la más extensa del disco. El núcleo temático es sencillo y persistente, elaborado al modo de una balada progresiva donde se conjugan los discursos del sinfonismo moderno de tenor neo-progresivo y el jazz-rock melódico. El motif central con sus correspondientes pasajes cantados tarda un poco en emerger pues el colectivo instrumental se toma su tiempo para madurar su enfoque central a través de un jam envolvente (un poco a lo GORDIAN KNOT en su faceta más contemplativa). Una vez instalado dicho motif, emergen algunos matices Floydianos diseñados para aportar una oportuna sensación de empuje emocional al asunto: los guitarreos a medio camino entre los paradigmas respectivos de DAVID GILMOUR y ROBERT FRIPP y el saxo Midi se instalan en la columna vertebral de la atmósfera general de la instrumentación. A esta composición larga le sucede ‘Il Verso Che Non Trovo’, otra balada que acentúa el aire de ensueño reflexivo en torno al cual se había prodigado la pieza precedente: a Michela se le nota más apasionada que nunca mientras realiza su dueto con Pavoni. Tenemos aquí una canción cercana al PETER GABRIEL de los últimos 15 años aunque con una presencia más robusta de la batería. Nos vamos acercando al final del repertorio cuando emerge ‘L’Apparente Allegria’, una pieza instrumental innegablemente cautivadora que bien puede describirse como un reciclaje del paradigma de PORTISHEAD a través del filtro del nu-jazz. Los ecos de las sobrias líneas de la trompeta son tan vitales como los sonidos mismos mientras la armazón de batería y sintetizadores ofrecen un marco sólido para la atmósfera reinante, Durando casi 4 ½ minutos, ‘Cercalo In Fondo Agli Occhi’ cierra el disco con un regreso simultáneo a la faceta más suntuosa de ARIES y la nostalgia extravagante del RADIOHEAD de inicios del milenio: dado que esta vez predomina un aura crepuscular en la canción, se la puede considerar como un ritual de atardecer que despide la serie de viñetas reflexivas que se nos ha regalado a través del repertorio. La gente de PENSIERO NOMADE ha creado en “Da Nessun Luogo” un disco muy bonito, marcado por una belleza hipnótica y sugerente: de hecho, así parece que surgen estas reflexiones convertidas en música, de ningún lugar, pero cuando surgen, ocupan todos los espacios del intelecto y todos los rincones del alma.

Calificación: -/10


- Muestras de 'Da Nessun Luogo':


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com