Crítica del disco de The Winstons - 'The Winstons' (2016)

Bailando y tocando en los parques de la psicodelia retro-progresiva

The Winstons - 'The Winstons'
(6 enero 2016, AMS)

The Winstons

Todavía no termina el segundo mes del año y ya podemos (al menos, eso creemos) tener la alegría de complacernos con la idea de disfrutar de uno de los discos progresivos más notables del año: nos referimos al disco homónimo de debut del trío italiano THE WINSTONS. “The Winstons” ha sido publicado a inicios de enero pasado por el sello AMS, tanto en vinilo como en CD. Este trío conformado por Enro Winston [verdadero nombre Enrico Gabrielli, al canto, el órgano, los pianos, el saxofón y el clarinete], Rob Winston [verdadero nombre Roberto Dell’Era, al canto y el bajo] y Linnon Winston [verdadero nombre Lino Gitto, al canto, la batería y el órgano] se dedica a cultivar una ágil y grácil propuesta retro-psicodélico-progresiva inspirada en las etapas arcaicas de GONG, PINK FLOYD, CARAVAN y SOFT MACHINE, además de añadir elementos sinfónicos ocasionales que se inspiran en el periodo proto-progresivo (pensamos en el legado de CRESSIDA, COLOSSEUM y en los primeros discos de PROCOL HARUM, así como en los primeros pasos de la escuela progresiva italiana). También vemos algunos factores jazz-rockeros y del Canterbury maduro (HATFIELD AND THE NORTH) que salen a relucir en varios pasajes del álbum que tenemos en nuestras manos. Con todo, también es justo añadir que este peculiar trío sabe darle una musculatura propia a todos estos elementos retro que son asumidos con semejantes dosis de fascinación y desvergüenza. En su propio perfil de Facebook, el trío proclama que su propuesta musical es de psicodelia con anarquía ancestral. Los integrantes deciden en el susodicho perfil no mencionar la ciudad de la formación de la banda; se limitan a indicar que uno procede del norte de la península italiana, otro del, centro, y el tercero, del sur, mientras realzan sus respectivos apodos. Así de sencillo, así de críptico. De todas maneras, se sabe que Enrico Gabrielli es integrante de varias bandas como CALIBRO 35 y MARIPOSA, así como que fue miembro de AFTERHOURS, grupo donde sigue operando Roberto Dell’Era; tenemos ante nosotros a unos auténticos veteranos del rock experimental contemporáneo. “The Winstons” ha sido publicado en el pasado mes de enero a través del sello AMS Records, tanto en CD como en vinilo: repasemos ahora los detalles del mismo.

‘Nicotine Freak’ abre el repertorio del álbum con contundente convicción, explorando atmósferas abundantemente ceremoniosas sobre un groove autoconstreñido: es prácticamente una mezcla de EGG con el PINK FLOYD de la época “Atom Heart Mother” y el ROBERT WYATT del “Rock Bottom”. ‘Diprotodon’ sigue explorando estas atmósferas y lo hace con tanta expresividad que llega a gestar el primer cénit del disco. Realzando el factor jazzero en el esquema rítmico y explotando más a fondo los desarrollos temáticos de turno, el trío concretiza una musicalidad imponentemente sofisticada. Tenemos ahora todo un homenaje a los años seminales del movimiento progresivo con sus alusiones al SOFT MACHINE del primer disco y al COLOSSEUM de los dos primeros. Vale añadir que la letra de esta canción está en japonés, y de hecho es en el idioma japonés en que está escrito su título original. Con la dupla de ‘Play With The Rebels’ y ‘…On A Dark Cloud’, el grupo sigue caminando por los diversos senderos por los que les lleva sus musas retro-progresivas. ‘Play With The Rebels’ ostenta un lirismo sereno y contemplativo, lo cual se condice muy bien con la atmósfera de himno que delinea su estructura melódica: los recursos clasicistas del órgano imponen una aureola sinfónica al estilo de esa etapa originaria comandada por bandas como RARE BIRD, CRESSIDA y PROCOL HARUM. Por su parte, ‘…On A Dark Cloud’ nos pone en onda con la psicodelia retro de una manera abrumadora: el desarrollo temático no es demasiado ampuloso per sepero la instrumentación exhibe una musculatura especial para resaltar su esplendor inherente. Más adelante, la sección de cierre entra a tallar con vibraciones jazz-rockeras de clara inspiración Canterburyana (un poco al modo robusto de unos MATCHING MOLE), así como cierta influencia de sus legendarios coterráneos de PICCHIO DAL POZZO, pero esto último está filtrado a través de implementos sonoros propios de fines de los 60s (no tanto de mediados de los 70s). Dicho sea de paso, se trata de la pieza más extensa del repertorio con sus casi 8 minutos de duración.

‘She’s My Face’ nos muestra fehacientemente la faceta humorística del grupo, la cual casi nunca está escondida, valgan precisiones: escrita con un tenor pop-psicodélico, esta canción se explaya sobre un compás de 5/4 con un gancho inocente y coqueto. ¿No se tratará de una canción perdida de THE ZOMBIES que luego fue re4scatada por EGG durante las sesione de grabación de su segundo disco y que, tras desaparecer nuevamente, vinieron estos tipos de THE WINSTONS para sacarla a la luz de una buena vez? Dejaremos esta pregunta como intento de descripción de esta llamativa canción. Otro cénit del álbum lo conforma ‘A Reason For Goodbye’, canción que nos ofrece 6 minutos pletóricos de diversas modalidades sonoras, las mismas que oscilan entre el SOFT MACHINE de los dos primeros álbumes y los inicios de la carrera solista de WYATT, y a lo largo del camino, también hay alusiones claras a los estándares de la movida jazz-progresiva inicial de CATAPILLA y, cómo no, COLOSSEUM. Acto seguido, ‘Dancing In The Park With A Gun’ se encarga de recoger el impacto de la pieza anterior pero en un primer momento rebaja un poco los niveles de vigor para hacer las cosas un poco más gráciles; la ocasión resulta idónea para seguir explorando motivos y arreglos vocales juguetones y “alevosamente inocentes”. Esto es engañoso, pues poco antes de pasar a través de la frontera del segundo minuto, la instrumentación vira hacia un dinamismo psicodélico (un poco a lo ARZACHEL con retazos del PINK FLOYD 67-68) sólido y, hasta cierto punto, amenazante. También se puede notar algún que otro atisbo de influencias Zappianas durante aquella etapa inicial de THE MOTHERS OF INVENTION, pero básicamente, el esquema de trabajo que emplea el grupo aquí es bastante anglófilo. Esta dupla de ‘A Reason For Goodbye’ y ‘Dancing In The Park With A Gun’ conforma un pico inapelablemente rotundo del repertorio. Si queríamos que este grupo tuviera aunque sea un solo tema con título italiano, pues se cumple nuestro deseo con la octava pieza del disco: ‘Viaggio Nel Suono A Tre Dimensioni’. Se trata de un ágil instrumental en clave pop-psicodélica que tiene algo de sintonía para una serie televisiva de policías – de hecho, su swing tan marchoso y la extrema vitalidad con la que el bajo y el órgano despliegan sus respectivas intervenciones invitan al oyente empático a imaginar escenas de persecuciones callejeras mientras escucha.

Nos acercamos al final del álbum cuando emerge ‘Tarmac’ para mostrarnos una faceta introspectivamente misteriosa de la banda… o mejor dicho, un homenaje claro y directo a la faceta introspectivamente grisácea de ROBERT WYATT, especialmente en lo que se refiere a las dos primeras canciones de su clásica joya “Rock Bottom”. Los últimos 6 minutos y pico del disco están ocupados por ‘Number Number’, otra canción con letra y título original en idioma japonés. Su primera sección porta un groove solemne y sereno en 6/8 donde se trabaja mayormente la expresividad de los desarrollos armónicos del órgano y los ornamentos de viento que entran a tallar en ciertos lugares estratégicos; la segunda sección se hace más intensa y explora con convincente vigor el estándar jazz-progresivo primigenio al cual el grupo es tan religiosamente devoto. Un estupendo broche de oro para el álbum, y de hecho, podemos decir que se trata de otro genuino cénit del mismo. En total, fueron casi 50 minutos de grandeza retro-progresiva los que nos brindaron estos muchachos de THE WINSTONS, minutos de heroísmo musical motivado por un genuino interés en reivindicar una época específica del rock artístico con refrescante creatividad. De hecho, actualmente la banda está en actitud muy proactiva para la promoción de este álbum de debut sobre los escenarios. “The Winstons” amenaza seriamente con erigirse en una de las obras progresivas más notables del presente año 2016.

Calificación: 9/10


- Muestras de 'The Winstons':


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com