Crítica del disco de Yang - 'The Failure of Words' (2017)

Donde no llegan las palabras... está la música de Yang

Yang - 'The Failure of Words'
(9 febrero 2017, Autoproducido)

Yang - The Failure of Words

Buenas noticias para los seguidores de la vertientes más avanzadas de la música progresiva: el cuarteto francés YANG vuelve al ruedo con un nuevo disco de estudio titulado “The Failure Of Words”, el mismo que fue publicado en la primera mitad de febrero del presente año 2017 por el sello Unsung Productions. Se trata de su tercer trabajo fonográfico tras “A Complex Nature” (2004) y “Machines” (2010). Bajo el sempiterno mando del señor veterano y maestro guitarrista Frédéric L'Épée (sí, el mismo que fue uno de los niños prodigio de aquel talentoso grupo de fines de los 70s llamado SHYLOCK), el ensamble se completa con el también guitarrista Laurent James, el bajista Nico Gomez y el baterista Volodia Brice. O sea, en este disco se preserva la alineación que también gestó el segundo disco. L'Épée también se hace cargo de algunas partes de teclado en el repertorio de “The Failure Of Words”. Una peculiaridad de este disco es que ostenta sonoridades más macizas que las expuestas en los dos trabajos precedentes, algo que se ha traducido concretamente en un cierto realce del factor math-rockero así como en un vitalismo más generalizado en las armazones combinadas de los riffs y esquemas rítmicos. Pasemos ahora a los detalles del disco en cuestión.

Ocupando un espacio poco menor de 7 ¼ minutos, ‘El Diablo’ abre el repertorio con una mezcla de gancho y nervio a través de la abierta agilidad que se despliega a través de la ingeniería sónica en curso. Las amalgamas guitarreras se sienten apropiadamente sobrias en medio del extrovertido fragor que signa al desarrollo temático; por su parte, la dupla rítmica crea un groove bastante llevadero, lo cual funciona como un sostén oportuno tanto para los pasajes mesurados como para esos otros en los cuales los guitarreos se tornan un poco más filudos. ‘Six Four Five’ sigue a continuación para exponer una interesante mezcla de Crimsonismo propios de los 80s y math-rock dentro de un enclave musical austero donde la banda deja mostrar su faceta lírica. Algunos fraseos de guitarra que entran a tallar se amontonan en un efluvio creciente donde el inicial fulgor conmovedor se torna en una llama sutilmente amenazante. ‘Jago’ brinda una interesante contraparte al exhibir un híbrido de jazz-rock y heavy prog con sus oportunas dosis de estándares math-rockeros incluidos para gestar recursos de bizarra hidalguía dentro del diverso dinamismo aquí desarrollado. Bajo el explícito título de ‘9/8 Variations’, este tema se centra en el uso de este compás junto a otras ligeras variantes sucesivas en una labor de continuidad respecto a la espiritualidad aguerrida ya expuesta en el tema precedente. En todo caso, cabe especificar que en este cuarto tema se edifica una arquitectura más sofisticada para el fragor rockero predominante. El cuarteto no oculta su orgullosa bonhomía al hacer gala de su pulso impecable en el manejo de las sólidamente delineadas variaciones de ambiente que se desarrollan para los variados motifs. La instauración de la última sección irradia una inapelable aura de abrasadora majestuosidad. Además, se erige en la pieza más extensa del disco con su duración de 8 minutos.

null

‘Babel Inside’ ostenta una agudeza más liviana en su espiritualidad mientras emplea generosas dosis de vigor rockero en el desarrollo de su cuerpo central. Pero justo cuando nos sentimos preparados para disfrutar de un momento de juerga pesada, la banda baja el tenor para explorar matices flotantes de psicodelia etérea dentro de un entramado rítmico de talante jazzero. El cambio sucedió casi sin notarse, lo cual habla muy bien del ingenio de la banda a la hora de concretar sus estrategias eclécticas en los parapetos sonoros de sus bloques instrumentales. Con la dupla de ‘Slow Flow (Flux Lens)’ e ‘Indecision’, el ensamble se impulsa hacia nuevas exploraciones sonoras. En el primero de estos dos temas, la banda se adentra en su faceta introspectiva: aquí se nota un nuevo síntoma de la consideración del modelo Crimsoniano como un hito de inspiración musical, esta vez remitiéndose a la gloriosa fase 73-74. Si se añade a esto una serie de abiertos coqueteos con el estándar del post-rock, todo ello se traduce a una atmósfera otoñal donde se expresa una especie de sombrío relax. Por su parte, el segundo de estos temas ostenta una altiva pesadez que sabe asentarse robustamente sobre la fluida dinámica de la dupla rítmica. Aquí la cosa ya se acerca en ciertas instancias a lo prog-metalero aunque dando prioridad a la textura por encima de la pirotecnia (que algo de eso hay también, cómo no). Nos vamos acercando al final del disco cuando llega el turno de ‘Decroissance (Degrowth)’, pieza que recibe las herencias de ‘El Diablo’ y ‘Babel Inside’ a la hora de mostrar el talante aguerrido del grupo con un gancho especial. Durando 6 minutos y pico, ‘Healing (Guerison)’ ofrece un broche señorial para el disco pero no en el sentido de jactarse de un despliegue de garra complaciente sino en el sentido de gestar un consistente ejercicio de contrapuntos de talante Crimsoniano sobre una elegante base jazz-rockera.

Fueron 55 minutos de grandeza progresiva los que nos han obsequiado YANG con éste, su nuevo disco. La verdad que “The Failure Of Words” resulta un disco altamente recomendable. Más allá del sortilegio de las palabras se alza con un esplendor muy particular el discurso musical de YANG y este disco que acabamos de reseñar devela el poder inapelable de este veredicto.

Calificación: 9/10


- Muestras de 'The Failure of Words':


cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com