Crítica del disco de N​-1 - 'Nomma' (2017)

El imperio psicodélico ecléctico de N-1

N​-​1 - 'Nomma'
(5 marzo 2017, R.A.I.G. Records)

N-1 - Nomma

Hoy se da el momento de presentar al grupo prog-psicodélico alemán N-1 so pretexto de la publicación de su disco “Nomma”. Los integrantes de N-1 son Udo Hanten [sintetizadores], Steven Hein [guitarra], Thorsten Marach [batería] y Maziar Yazdkhasti [bajo]. Los orígenes de N-1 se remontan a fines del milenio pasado bajo la iniciativa conjunta de Hein y Yazdkhasti, quienes desde su reducto en la localidad de Krefeld se han dedicado a crear material musical a un ritmo increíblemente intensivo, a veces completándose como trío y otras como cuarteto, que es justamente lo que sucede en este disco que tenemos en nuestras manos. Si bien “Nomma” fue concluido y distribuido en la red de Bandcamp en el año 2016, el sello R.A.I.G. se ha hecho cargo de su distribución física oficial a inicios del presente mes de marzo del 2017. El norte musical de N-1 está en una modalidad agresiva y señorial de experimentación progresiva psicodélica con devotas raigambres en las tradiciones del space-rock y del krautrock guitarra-céntrico (GURU GURU, AGITATION FREE, ASH RA TEMPEL, etc.), con una sensibilidad contemporánea que les permite incorporar recursos y atmósferas propios de los discursos del post-rock y del post-metal en sus eclécticos viajes sonoros. A pesar de que el CV de N-1 es sumamente prolífico, “Nomma” ha sido nuestra vía de entrada a su mundo musical: pasamos ahora a revisar los detalles del disco en cuestión.

‘Vidit’ abre el álbum con pulso firme y garra electrizante en base a una bien lograda confluencia entre el space-rock de vieja escuela y el vigor contemporáneo del post-metal con algunos toques oportunos de kraut (algo así como un jam perdido de NEU! recuperado y remodelado por los GURU GURU de los álbumes #2 y #3). Un estupendo comienzo de álbum cuyo impacto debe ser aprovechado con solvencia, y para eso emerge ‘Nommanativ’, pieza que dura casi 7 minutos y que desde ya se erige en un cénit climático inapelable del repertorio. La magnificencia de esta pieza descansa particularmente en el colorido tan suntuoso que la banda sabe crear a partir de un núcleo compositivo tan básico como el que se emplea aquí; también cabe notar cómo el grupo puede estructurar la crudeza rockera de su propia visión musical con tanto señorío, dándole así un nuevo significado a la palabra elegancia dentro del discurso de la psicodelia. ‘Wieda’ es el primer tema explícitamente ambicioso con su duración de casi 13 ½ minutos. Lo que hallamos aquí no dista demasiado de las líneas de trabajo que realizan otros grupos destacados de la psicodelia progresiva contemporánea como SPACE DEBRIS, MY BROTHER THE WIND y MY SLEEPING KARMA: la recepción y el ágil replanteamiento de los legados de ASH RA TEMPEL, AGITATION FREE y HAWKWIND son fáciles de advertir. Con las extravagantes armazones armónicas de la guitarra y los diversos grooves que arma la batería a través del jam central, el grupo gesta una vitalidad que sustenta su luminosidad esencial durante todo el tiempo que se toma para expresar lo que desea expresar. En varias instancias se construye una eficaz complementación entre los filudos riffs lisérgicos de la guitarra y el complejo swing armado por la dupla rítmica, lo cual genera un impulso decisivo y definidor de la magnífica prestancia sonora que el ensamble crea para la ocasión. Lo que apreciamos en esta ilación de las piezas #2 y #3 es un clímax contundente del álbum.

null

‘Bodyfarm Für Früchte’ se hace cargo de reforzar y apuntalar las aristas más fieras del ideario musical de N-1, volviendo a plantear una retroalimentación space-rockera del estándar del post-metal, incluso con una musculatura más aguerrida que la que se empleó en la pieza que abría el disco. La naturaleza frontalmente bélica del jam básico preserva su sólida majestuosidad con inapelable convicción, aunque para las instancias finales, la triangulación de sintetizador, bajo y batería se apresta a suavizar un poco las cosas a fin de gestar un epílogo de talante etéreo. ‘Spiritum’ es otra composición ambiciosa, durando casi 10 ¾ minutos. Con esta pieza, el grupo vira drásticamente hacia la dimensión más introspectiva de su cosmos sonoro, siendo así que los primeros 6 minutos del viaje musical en curso se orientan hacia una sutileza melancólica, casi solipsista, bien sostenida por el modo en que las progresiones armónicas de la guitarra despliegan su flotante lirismo mientras las capas de sintetizador se hacen notar una sublimidad cándida. Bien es verdad que a partir de la frontera del sexto minuto el grupo decide intensificar su despliegue sonoro para gestar un incrementado expresionismo desde el mismo núcleo del jam en cuestión, y es ahí donde las cosas parecen explotar dentro de una arquitectura nebulosa (al modo de una cruza entre RUSSIAN CIRCLES y TOWN PORTAL). Una vez apagados los últimos ecos de la guitarra se instaura el groove de batería con el cual ha de iniciarse ‘Ballonfahrt’, tema que también amenaza en sus primeros segundos en perpetuar la dinámica introspectiva de la pieza precedente, pero en realidad exhibe una distinguida fusión de los espíritus centrales de ‘Nommanativ’ y ‘Wieda’. El asunto funciona con suficiente solvencia como para instaurar otro pico creativo del álbum. Ahora que el grupo ya ha puerto todas sus cartas sobre la mesa, ‘Wechselbalg der Gefühle’ cumple con la misión de darle un nuevo giro de tuerca a la faceta más visceral y pesada del grupo.

El repertorio culmina a lo grande con la maratónica pieza ‘Hybris Ducktylus’, la misma que se extiende hasta los 20 ½ minutos de duración. La pieza comienza con un tenor sigiloso desde el cual los punteos espartanos de guitarra brindan una sobria coloración sobre un trasfondo de efectos de sintetizador; mientras los punteos van acrecentando el carácter de su presencia, el ensamble en pleno prepara su camino de explayamiento con una convicción inapelable. Desde poco antes de pasar la barrera del cuarto minuto y medio ya se da la instauración del primer jam central, el cual se edifica sobre un groove ágil y complejo que combina de forma inusitada lo tribal y lo parsimonioso. Es ahora cuando la guitarra se muestra decidida a dejarse llevar por su propia pesadez en medio de un entramado sonoro cuya magnificencia se exhibe en plena madurez. El segundo jam central se focaliza más claramente en la modalidad de un space-rock aguerrido pero con oportunos aires etéreos, un poco cercanos al jazz-rock, al modo de una cruza entre CAUSA SUI y THERHYTHMISODD. De esta manera, el grupo crea una ambientación señorial que permite a la magnificencia reinante consolidar el clímax decisivo que exigía el repertorio del disco en su momento final, aunque siempre viene bien un recurso de sutileza para los últimos fraseos de la guitarra. Así hemos descubierto a los N-1 y así de gratamente nos han impresionado ellos con este disco “Nomma”, el cual ya queda registrado como uno de los ítems prog-psicodélicos más notables del año 2017. Teniendo en cuenta el infatigable ritmo de creatividad que el grupo siempre ha ostentado, tenemos la plena certeza de que seguiremos oyendo cosas nuevas de ellos en el futuro próximo: mientras tanto, recomendamos “Nomma” al 100%.

Calificación: 8,5/10


- Muestras de 'Nomma':


cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com