L'ombra Della Sera - 'L'ombra Della Sera' (2012)

El nocturno lirismo progresivo de L'ombra Della Sera

 

L'ombra Della SeraTurno de L’OMBRA DELLA SERA, un proyecto progresivo conformado por el trío de Fabio Zuffanti, Agostino Macor y Mau Di Tollo: sí, estos incansables trabajólicos de la vanguardia rockera italiana (especialmente los dos primeros), colegas en LA MASCHERA DI CERA, RÖHMER, FINISTERRE, ZAAL, LA ZONA y otras empresas musicales diversas, vuelven a la carga con un nuevo ítem en sus respectivos currículos, a la sazón, un disco homónimo que recoge readaptaciones de temas de series televisivas italianas de los 70s. En efecto, el repertorio de este disco, titulado al igual que la banda, consiste en composiciones pertenecientes respectivamente a Enrico Simonetti (‘Gamma’), Riz Ortolani (‘Ritratto Di Donna Velatta’), Berto Pisano (‘La Traccia Verde’, ‘Ho Incontrato Un’Ombra’) y Romeo Grano (‘Il Segno Del Comando’), siendo así que el trío y sus diversos colaboradores de turno (incluyendo a sus compañeros de LA MASCHERA DI CERA) organizan sonoridades muy a lo retro-prog en torno a las composiciones originales. El grupo se ha concentrado en usar genuina instrumentación antigua: órgano Hammond, pianos eléctricos y de cola, sintetizadores analógicos… y cómo no, el infaltable mellotrón. De esta manera, el ensamble logra recrear muchos de los prototipos y trucos recurrentes en el revival prog 90ero (especialmente en las áreas itálica y escandinava), además de permitirse desarrollar varios experimentos sónicos de fuerte carga psicodélica en lugares estratégicos. Repasemos ahora este disco en cuestión para ver los detalles.

‘Gamma’ empieza con una atmósfera expectante que se revela como estilizadamente terrorífica, con lo cual el ensamble prepara el camino para un cuerpo central solemne. En un primer momento, los trazos del sintetizador a través del motivo central tienen músculo sin alterar su naturaleza romántica, casi cursi, llevando sobre sus hombros el núcleo rector del sonido grupal. A medida que avanza el tema, la instrumentación global empieza a llenar espacios con creciente entusiasmo mientras va afilando sus recursos de expresividad y enriqueciéndose con ornamentos space-rockeros apropiadamente recargados. El momento de ‘La Traccia Verde’ es uno de serenidad contemplativa: la placidez inherente al motivo musical adquiere una refrescante aureola de misterio merced a los matices brumosos derivados de los teclados antiguos (principalmente, el mellotrón). Con la secuencia de estos dos primeros temas, podemos ya estar seguros de afirmar que el sonido grupal tiene cierto parentesco con la gravidez grisácea que se hizo notar en los dos primeros álbumes de LA MASCHERA DI CERA, aunque también se notan afinidades con el estándar del revival prog escandinavo (LANDBERK o WHITE WILLOW, en sus momentos más explícitamente melancólicos). ‘Il Segno Del Comando (Cento Campane)’ desarrolla una vigorosa cadencia funky que permite al ensamble darle una agilidad peculiar y renovadora a su sonido, y de paso, brindar una vibración relajante a la melodía central y ulteriores improvisaciones del piano eléctrico y la flauta (por el invitado Andrea Monetti); se nota una agradable confluencia con el dinamismo ligero de BO HANSSON y el groove de unos IL BARICENTRO o unos GOBLIN. Por su parte, ‘Ritratti Di Donna Velatta’ se refugia en distantes atmósferas psicodélicas de raigambre post-rockera, donde el canto de Corvaglia aporta el único recurso de calidez.

La gema decisiva del disco está en ‘Ho Incontrato Un’Ombra’, tema que ocupa un espacio de casi 18 minutos para cancelar el disco con electrizantes despliegues de descarga emocional. Los primeros tres minutos de la pieza están marcados por un tenor delicadamente romántico, incluso ligeramente triste, al modo de una pesada melancolía que esparce su peso equilibradamente sobre los cimientos del corazón. Un segundo motivo emerge sostenidamente para virar hacia un área emocional totalmente distinta, signada por la tensión que atraviesa una oscuridad amenazante e imponente: el posicionamiento de las agresivamente omnívoras capas de mellotrón, los neuróticos fraseos del saxo y el swing agresivo de la dupla rítmica gritan a viva voz sus afinidades con los estándares de MORTE MACABRE y el primer ANEKDOTEN. Tras la conclusión de esta exquisitamente siniestra sección, sigue un motivo aleatorio impregnado de psicodelia free-form que usualmente se asocia a las facetas más caóticas del krautrock electrónico (pensemos en los primeros discos de CLUSTER y el estándar del “Atem” de TANGERINE DREAM) y el paradigma Crimsoniano. Este motivo se devela como un interludio preparatorio para otra sección siniestra, esta vez amalgamada bajo la lógica del Zeuhl con una actitud modernizada a lo GUAPO. La flauta desarrolla sus dibujos sónicos con cómoda agilidad a través de la machacona densidad establecida por la triangulación de teclado-bajo-batería, y una vez más, las capas de mellotrón entran en acción de manera arrolladora. No tarda mucho el ensamble en recurrir a trucos caóticos para evitar caer en el mecanicismo, lo cual ayuda esencialmente a realzar la de por sí poderosa densidad en curso, y no solo eso, sino que también resulta vital para brindar la suficiente intensidad sombría a la climática aventura sónica que antecede a la coda. Las intervenciones de los metales ayudan bastante a completar el cuadro sónico en su delirante intensidad e inquietante robustez. Como despidiendo el momento en que el cosmos mostró sus fauces ocultas, las delicadas últimas líneas de piano eléctrico nos devuelven a la triste calma inicial, aunque el oyente ya ha sido transformado después de lo que se le reveló, por lo que más parece el recuerdo de algo que ya no existe que un retorno a un lugar que sigue ahí.

En fin, tenemos en L’OMBRA DELLA SERA, junto con este disco homónimo, un sólido referente para seguir disfrutando de las estupendas ofertas progresivas que siguen surgiendo de Italia prácticamente sin parar: nuestras palabras de enhorabuena para los Sres. Di Tollo, Macor y Zuffanti por otra labor muy bien hecha en nombre de la preservación del género progresivo dentro de la actual realidad rockera.

- Escucha el tema 'Segno Del Comando (Cento Campane)':

Nota: 8/10 Nota 8

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com

Cesar Inca MendozaCesar Inca Mendoza
Abril 2012