Crónica del concierto de Dream Theater en Madrid (31 enero 2020)

DT y las bellas escenas de un recuerdo pasado con un presente todavía muy digno

31 de enero de 2020
Madrid, Palacio de los Deportes (Wizink Center)

Dream Theater James LaBrie

Texto: Pablo M. Beleña / Fotos: Javi Moreno Vega

Cuando poco o nada esperas, cualquier resultado medianamente satisfactorio será espectacular. Fue el mantra de muchos asistentes críticos con Dream Theater, la que fue la mejor banda de metal progresivo durante décadas y que, actualmente, peligra y mucho por su línea descendiente. Un eufemismo para decir que ya no son lo que eran. Que ya no molan como antes. Que no componen las maravillas de hace años... Grandes descubrimientos de la humanidad... Además, yo me pregunto... ¿quién sí lo hace? ¿Acaso nos maravillan los últimos discos que publicaron Yes, Camel, Rush...? ¿Cuánto hace que no publican un álbum de estudio otros como King Crimson? Demos el valor que merece a esta banda neoyorquina, que creó escuela en los 1990 y que hoy por hoy siguen siendo una formidable banda en directo y una referencia mundial.

Llegaban a Madrid con estas expectativas y muchas ganas de hacer olvidar el calamitoso concierto que dieron en Madrid en febrero de 2014, en la gira del disco homónimo 'Dream Theater'. Varias circunstancias e incidentes en carretera les impidieron dar un show como merecía el público español en Madrid esa noche, pero habían pasado la friolera de 6 años de su último paso por la capital y era el momento de reconciliarse. Y es lo que ocurrió esa noche de viernes en Madrid.

James LaBrie sorprendió con un rendimiento vocal muy por encima de lo esperado y visto en otros anteriores y recientes conciertos. Mike Mangini gustó pese a sus carencias técnicas, siempre claro perdedor en las odiosas comparaciones con Mike Portnoy. Jordan Rudess gustó con cierto protagonismo limitado y a John Myung sólo le hace falta mover una pestaña para que el público enloquezca con el que es uno de los mejores bajistas actuales. De John Petrucci es distinto hablar: es para darle a comer aparte.

Dream Theater

Sin duda Petrucci es la gran estrella de DT, un genio vivo de la guitarra y no sólo en el carácter técnico como músico. Más allá de su evidente virtuosismo, que no cansa nunca, su gran valor es otro: es uno de los mejores compositores de solos de guitarra de rock y metal del mundo, y se merecerá en el futuro un hueco entre los más grandes de la historia. Y es que con qué poquito es capaz el mazado guitarrista de volvernos locos con sus emocionantes, emocionales e incisivos solos en cada canción del grupo.

El show empezó puntual a las 20:30 y un primer set se basó en presentar 4 temas de su último disco, 'Distance Over Time'. Tocaron 'Untethered Angel', 'Fall Into the Light', 'Barstool Warrior' y cerraron esta parte con 'Pale Blue Dot' antes de irse al descanso. Realmente no triunfaron con estos cortes recientes, y bastó con que sonaran 2 hits más antiguos como eran 'A Nightmare to Remember' y 'In the Presence of Enemies, Part I', de los discos 'Black Clouds & Silver Linings' (2009) y 'Systematic Chaos' (2007), respectivamente, para meterse al público en el bolsillo.

Dream Theater John Petrucci

Tras el descanso, largo, por cierto, excesivo diría yo, de 20 minutos, que enfrió el ambiente de forma inconveniente, llegó el momento cumbre de la noche: la reproducción del mítico disco 'Metropolis pt.2: Scenes From a Memory', de 1999, del cual se comenzó el pasado año a conmemorar el 20º aniversario. Era difícil que tocando este setlist no llegaran a los corazones del gran grueso de sus fans y fácilmente llegaran a encandilar a los 5.000 asistentes a su concierto.

Hay que tener en cuenta que cuando en 1999 publicaron este disco, Dream Theater apenas dio un concierto pequeño en Madrid cuando todavía eran bastante desconocidos en los 1990 y tocaban en pequeñas salas como Canciller. De hecho no fue hasta la gira de 'Six Degrees of Inner Turbulence' (2002) cuando ya dieron el salto a La Riviera, con una audiencia más significativa. En sus buenos tiempos, 2007, llegaron incluso a llenar gran parte del Palacio de los Deportes, con gradas laterales abiertas y una grada supletoria instalada, mientras que en esta ocasión sólo hubo público en pista. Desde entonces han ido cuesta abajo: La Cubierta de Leganés, Vistalegre... hasta su recuperación ahora en el Palacio, conocido actualmente por el nombre de su patrocinador.

DT es una de esas bandas que parecen siempre jóvenes, modernas. Pero cuando sacaron este mítico 'Scenes From a Memory' (conocido por los fans por sus siglas como 'SFAM') no había apenas teléfonos móviles, nadie grababa vídeos de los conciertos y subía las fotos a sus redes sociales. Como mucho se llevaba un recuerdo con su cámara tradicional de carrete, porque pocos privilegiados tenían las primeras digitales que salieron al mercado. Con eso está dicho todo... y para quienes aún así no se hagan una idea, recordad, por favor, que son 20 años de un disco que nos ha acompañado en los mejores años de nuestras vidas musicales.

Dream Theater James LaBrie

La calidad del sonido de la sala fue, por cierto, intermitente. Costó mucho que en la parte inicial del show se ajustase correctamente, sonando muy fuerte la batería y los bajos, siendo complicado apreciar los acordes de guitarra menos metaleros y los teclados. LaBrie no había calentado garganta y era decepcionante. Pero acabando este primer set se arregló todo y pareciese que todo estuviera preparado al milímetro para la parte correspondiente al 'SFAM'. Todos estuvieron enormes y la entrega fue la que merecíamos.

Si bien el escenario no era ni el más complejo ni el más bonito que hayan empleado en todas estas décadas, no encontramos en ese punto la menor pega. La pantalla de proyecciones daba para animaciones básicas pero descriptivas y adecuadas para 'SFAM' y en el primer setlist hubo incluso imágenes de los videoclips animados correspondientes.

Dream Theater Mike Mangini

Sin duda que los momentos cumbres llegaron con los temas menos exigentes del repertorio y puramente emocionales, como 'Through Her Eyes' o 'The Spirit Carries On', que dejaron casi para el final, justo antes de cerrar con 'Finally Free'. Lo más decepcionante fue ver cómo Mangini era incapaz de reproducir los cambios originales de ritmo que Portnoy hacía en este último corte, en la parte final, la épica e instrumental.

Como bonus, tras un pequeñísimo descanso, los 5 volvieron a escena para tocar la mágica y sensible 'At Wit's End', de su último trabajo de estudio. Sonó en la línea global muy bien, pero todos esperábamos sin duda el solo final de Petrucci, donde no decepcionó y estuvo sencillamente excelso.

Dream Theater Jordan Rudess

En el plano de las conclusiones, hay que decir una evidencia: DT ya no es la más grande, pero sí está entre las más grandes bandas de metal progresivo, sin duda, de la actualidad. Su show sigue siendo atractivo para varios tipos de audiencia, no sólo para sus seguidores más clásicos, y el estado de cada uno es bastante satisfactorio. Como apunte o reflexión, sí se puede apreciar a un Jordan Rudess más pasivo, menos ilusionante en vivo que en otros tiempos, sin mucho que aportar como artista estrella. LaBrie tiene poca voz, pero sobrevive como puede y es de apreciar. De Myung... poco o nada que decir, como él hace con las pocas palabras que salen de su boca. Correcto estricta y técnicamente hablando. Mangini es un hombre divertido y espectacular, pero teniendo en el pasado a Portnoy, es complicado que salga victorioso de cualquier comparación. Y, como dije, sobre Petrucci sólo se pueden decir maravillas. Sólo por verle a él está justificada la entrada.


- Ficha técnica:
Madrid, Palacio de los Deportes (Wizink Center)
Hora comienzo: 20:30 horas / Hora fin: 23:20 horas
Telonero: No hubo


Galería de fotos del concierto (por Javi Moreno Vega)
Dream Theater John Myung


Banda:
James LaBrie: voz
John Petrucci: guitarra
Jordan Rudess: teclados
John Myung: bajo
Mike Mangini: batería y percusión

Setlist:

Parte 1

1. Untethered Angel
2. A Nightmare to Remember
3. Fall Into the Light
4. Barstool Warrior
5. In the Presence of Enemies, Part I
6. Pale Blue Dot

Parte 2 (Scenes From a Memory)

7. Act I: Scene One: Regression
8. Act I: Scene Two: I. Overture 1928
9. Act I: Scene Two: II. Strange Déjà Vu
10. Act I: Scene Three: I. Through My Words
11. Act I: Scene Three: II. Fatal Tragedy
12. Act I: Scene Four: Beyond This Life
13. Act I: Scene Five: Through Her Eyes
14. Act II: Scene Six: Home
15. Act II: Scene Seven: I. The Dance of Eternity
16. Act II: Scene Seven: II. One Last Time
17. Act II: Scene Eight: The Spirit Carries On
18. Act II: Scene Nine: Finally Free

Encore:
19. At Wit's End

- Calificaciones técnicas:
Set list: 8
Sonido: 7
Duración: 10
Interpretación: 7
Actitud: 7
Público: 9
Media: 8