Fans de Pink Floyd hacen una fiesta en la calle pese a la orden de cuarentena

Los tres miembros vivos de Pink Floyd, reunidos en 2011

Un grupo de fans de Pink Floyd están bajo una investigación policial al celebrar una fiesta callejera en medio de la cuarentena por el coronavirus en New Jersey.

La policía de la localidad estadounidense de Rumson, en el estado de New Jersey, acusaron a los individuos de desacato a la autoridad al intentar poner fin a la fiesta, que había reunido a unas 30 personas.

La fiesta en torno a Pink Floyd tuvo lugar durante el fin de semana pese al confinamiento forzoso para este estado por la pandemia de coronavirus.

La policía acudió tras una llamada de vecinos y se encontró a 2 personas portando guitarras, micrófonos y amplificadores, ante una audiencia de personas de unos "40-50 años", no jóvenes precisamente. Estaban en un jardín y también en el medio de la calle tocando una selección de temas clásicos de Pink Floyd en versión acústica.

Al llegar fueron atacados bajo gritos de 'Fuck the police' y 'Welcome to Nazi Germany'. "La banda aún tocaba hasta que se les informó de que pararan en medio del clásico de 1975 'Wish You Were Here'". La propia policía admitía que era una bonita música, pero que "lamentablemente", aunque "todos desearíamos poder estar aquí", el cuerpo policial "no disfruta de arruinar la diversión de nadie", pero que "sin embargo, todos tenemos la responsabilidad de tomar en serio esta pandemia y cumplir con el requisito de distanciamiento social".

El jefe de policía, Scott Paterson, según la revista 'Prog', confirma que su departamento está investigando el asunto y que los cargos están pendientes para los investigados.

En este estado de EEUU ya han fallecido casi mil peresonas y hay casi 40.000 casos confirmados de contagio por covid-19.