Fernando Refay - 'The Day We Came to Realise' (2014)

Un nuevo día para Fernando Refay

Fernando Refay - 'The Day We Came to Realise' (2014)
(8 julio 2014, Autoeditado)

Fernando Refay - The Day We Came to RealiseEl teclista y compositor argentino FERNANDO REFAY volvió a la carga a fines del 2014 con un nuevo disco solista que sucede a “Paradox” (del año 2011) y se mete en medio de la agenda que también lo une al grupo VANISHED FROM EARTH: el disco en cuestión se denomina “The Day We Came To Realise” y se trata de un concept-album ambientado en un escenario post-apocalíptico, con un argumento y unas letras inspiradas en reflexiones sobre el carácter destructivo y autodestructivo de las sociedades humanas y la necesidad de mantener la fe en el futuro de la humanidad, un nuevo futuro. A lo largo del disco, REFAY se hace cargo de todos los teclados y programaciones de ritmos, además del Kaossilator y el sintetizador Ipad. Le acompaña su eterno socio de aventuras progresivas Rodrigo San Martín a las guitarras, Ignacio Gulich al bajo, además de una alineación de vocalistas que asumen roles en la ilación temática del álbum: David Minian, Osvaldo Mellace y Craig Kerley. También aparece el guitarrista Lukas Argen en la canción homónima.

Con irrefrenables ganas de poner toda la carne musical en el asador del álbum desde el primer instante, REFAY y sus colaboradores abren el álbum con la suite de 25 minutos ‘Balad’. Comenzando con una narración apoyada sobre una instrumentación solemne y etérea – en afinidad con lo que vemos en varios discos de RICK WAKEMAN –, el boato instrumental se suelta del todo con en una electrizante confluencia de los legados de WAKEMAN y KEITH EMERSON con una óptica moderna que oscila entre la pesadez paradigmáticamente estilizada de DREAM THEATER y la narrativa ambiciosa de los proyectos de ARJEN LUCASSEN y los discos más recientes de SYMPHONY X. Con la secuencia de las secciones segunda y tercera (‘Waking Up In The Midst Of Chaos’ y ‘Let’s Fllow Richie!’) tenemos a nuestra disposición un tránsito desde una atmósfera Floydiana pasada por un filtro heavy-progresivo a otra donde se desarrolla una poderosa exaltación rockera con un punche ampuloso y sofisticado… muy en onda con los compatriotas de RETSAM SURIV y FUGHU. REFAY sabe hacer gala de su extraordinaria fineza performativa en sus solos de piano eléctrico y acústico en medio de los de la guitarra. Hablando del piano acústico, éste abre campo al desarrollo temático de la sección ‘Plight’, casi con estructura de power ballad pero con una magia típicamente sinfónica que facilita la claridad en el asentamiento de las secciones restantes; en efecto, las variaciones de motivos y ritmos que van desde ‘Rush To The Gates’ hasta ‘Too Late’ fluyen cómodamente bajo el estándar del prog-metal melódico, culminando en un reprise de varios pasajes de la primera sección. ‘Travelling Backwards’ es un breve pasaje narrado sobre capas electrónicas de teclados desde el que abre un puente para otro momento particularmente ambicioso del álbum: la pieza homónima, la misma que ocupa un espacio de 10 minutos. Tras un preludio melancólico que, una vez más, nos recuerda al modelo de WAKEMAN, el cuerpo central de la canción se explaya dentro de un esquema sólidamente encuadrado en una confluencia entre el DREAM THEATER de la época 92-94 y el de la época del “Octavarium”.

‘Dire Need For Solution’ comienza con capas cósmicas de teclado y un sobrio solo de bajo antes de que irrumpa el cuerpo central con un despliegue de vigorosa arquitectura melódica. Mostrando aires de familia con los modelos de ARENA y los ya mencionados FUGHU, el encuadre instrumental resulta tremendamente cuidado sin por ello perder un ápice de su fuerza esencial. Por su parte, ‘Flight Over Water’ recoge esta pericia arquitectónica y la lleva hacia una expresividad serena, bien articulada dentro de un sinfonismo ensoñador que nos remite a las facetas reflexivas de unos YES o unos GENESIS. El instrumental ‘Counter-attack’ se sustenta sobre una ilación de diversos motivos aunque con un relevante núcleo basado en uno recurrente donde REFAY exorciza con ingenio y destreza sus “fantasmas” modelados bajo la figura del maestro MICHAEL PINNELLA: academicismo intensivo atravesado por un fuego rockero químicamente puro. Así las cosas, el terreno está preparado para que ‘Last Song’ cierre el álbum con oportuna magnificencia, haciendo que los desarrollos temáticos y los diversos ambientes conjuguen una bella síntesis de los recursos estilísticos y atmósferas sonoras que han ido inundando el repertorio integral del álbum. Haciendo de la fórmula del rock sinfónico la raíz para crear un árbol musical, REFAY y sus compinches alternan lo emotivo y lo pomposo con una fluidez completamente pulcra. Hay un solo de sintetizador en el medio que merece especial mención por su forma tan poderosa de centrar sobre sí los trucos manieristas que se despliegan continuamente en el bloque instrumental íntegro.

Todo esto fue “The Day We Came To Realise”, una obra ambiciosa y magnífica que supone un nuevo día en el destino de constante evolución de la escena progresiva argentina: FERNANDO REFAY es un creador de primer nivel que sabe caminar a paso firme a través de los senderos musicales que se ha trazado dentro del lenguaje del rock artístico.


Nota: 8,5/10


- Escucha el disco 'The Day We Came to Realise':

Balad:

Counter-attack:


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com