La Coscienza di Zeno - 'Sensitivita' (2013)

La renovada sensibilidad sinfónica de La Coscienza di Zeno

La Coscienza di Zeno - 'Sensitivita'
(6 agosto 2013, Belle Antique)

La Coscienza di Zeno - SensitivitaHoy traemos a colación a la banda genovesa LA COSCIENZA DI ZENO so pretexto de su segundo disco “Sensitività”, publicado recientemente. El grupo sigue adelante con su misión personal de dignificar el legado de la primera generación de rock progresivo italiano con una fuerza revitalizadora y un pathos particular. Contra viento y marea, pasando por varios cambios de alineación durante sus primeros años de actividad y creatividad, LACOSCIENZA DI ZENO logró plasmar un muy intenso disco debut homónimo hace un par de años, para beneplácito de los amantes y coleccionistas de música progresiva de todo el mundo. Ahora, en 2013, el segundo disco “Sensitività”, editado en junio pasado por el tándem de los sellos AltrOck y Fading Records, confirma la promesa y la convierte en un árbol musical plenamente maduro. El personal de LA COSCIENZA DI ZENO sigue integrando al bajista Gabriele Guidi Colombi, al baterista-percusionista Andrea Orlando, al teclista Stefano Agnini, al vocalista Alessio Calandriello y al guitarrista Davide Serpico, además del segundo teclista Luca Scherani: Colombi y Calandriello ya se han hecho presentes unos meses antes como parte del proyecto NOT A GOOD SIGN, que también ha recibido merecidos elogios por su disco homónimo en este blog. Por ahora, mantengámonos enfocados en LA COSCIENZA DI ZENO, ¿vale?

El disco empieza con ‘La Città di Dite’: los efluvios de piano clásico que arman el motivo introductorio abren majestuosamente una vía manierista para el ulterior abordaje del ensamble entero, lleno de estilizada pasión a través de unos desarrollos melódicos que se articulan en una rotunda diversidad de ambientes. 6 ¾ minutos de gloria progresiva de típica emotividad itálica que son sucedidos por el extenso tema homónimo (dura más de 12 minutos), el cual revela en sus secciones cantadas un aura otoñal empapada de vibraciones introspectivas y románticas; más bien, los parajes instrumentales asumen un swing más vivaz, brindando a lo otoñal un ropaje fastuoso en el que los múltiples teclados se erigen como el insumo principal del telar (un poco a lo CORTE DEI MIRACOLI con LE ORME). Tras este pináculo de sinfonismo exquisito, ‘Tenue’ emerge con una aureola precisamente tenue: se trata de una balada relativamente breve enmarcada en un esquema sonoro sutil y melancólico, sostenido por una cadencia jazzera. La dupla de ‘Chiusa 1915’ y ‘Tensegrità’ está a cargo de ahondar en los paisajes sonoros otoñales que en este momento ya fungen como asentamientos centrales del clima general del disco: en comparación, ‘Chiusa 1915’ ofrece una expresividad más luminosa. Las huellas Genesianas y las afinidades con IL CASTELLO DI ATLANTE son fáciles de notar.

null

Con el título francés de ‘Pauvre Misère’, la penúltima canción comienza desarrollando una atmósfera bastante ágil alimentada de retorcidos recursos sinfónicos y psicodélicos que motivan sensaciones de inquietud: hay ribetes de GENESIS, HAPPY THE MAN y el viejo ALPHATAURUS en las interacciones entre teclados y guitarra durante buena parte de los primeros desarrollos instrumentales. A mitad de camino se inserta un pasaje sereno de forma natural, armonizando fluidamente los tránsitos de patentes contrastes frente al vigor hasta entonces predominante: dicho pasaje sirve de puente para la impetuosa coda en forma de vals sinfónico, la cual exuda magnificencia y pathos de una forma tan rotunda como refinada. ‘La Temperanza’ cierra el álbum con más de 10 ½ minutos de gloria progresiva. Tomando impulso de la grandilocuencia patente en la canción precedente, ‘La Temperanza’ explora climas estilizados que nos remiten en buena medida al romanticismo grisáceo otrora revelado en ‘La Città di Dite’ pero con una forja más enérgica. La abundancia de momentos instrumentales sirven para complementar fehacientemente el lirismo refinado de las partes cantadas – esta dupla final conforma realmente un broche de oro para el disco.

“Sentivitità” es realmente una obra sinfónica muy bien lograda, fiel a varios paradigmas imperecederos de la vieja tradición progresiva italiana, mas aportando elementos y matices sonoros convenientemente modernizados que hacen que el bloque sonoro transpirado a través del repertorio del álbum se sienta fresco. LA COSCIENZA DI ZENO da un efectivo golpe de autoridad con este nuevo disco… ¡dejando a los amantes del género con ganas de más!

Nota: -/10

- Muestras de 'Sensitività':

La Città Di Dite:

Pauvre Misère:

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com