Lizard - 'Master & M' (2013)

Lizard vuelven con nuevos bríos y su maestría intacta

Lizard - 'Master & M'
(5 junio 2013, Lynx Music)

Lizard - Master & M¿Qué novedad tenemos ahora? Pues que tras largos años de letargo y más letargo, el grupo polaco LIZARD (responsable de varios de los momentos más notables del revival prog polaco durante la segunda mitad de los 90s y los inicios del nuevo milenio) regresa con un nuevo disco conceptual: “Master & M”. El frontman y guitarrista Damian Bydliński vuelve a unir fuerzas con el bajista Janusz Tanistra mientras se asocian a ellos los recién ingresantes Daniel Kurtyka [guitarras eléctrica y acústica], Paweł Frabowicz [teclados] y Aleksander Szałajko [batería y percusión].

Durando casi 14 minutos, ‘Chapter I’, da inicio al disco ofreciendo un testimonio directo e inconfundible de la expresividad electrizante que la banda nos ofrece en esta nueva etapa de su carrera. La pieza comienza con un preludio signado por un aura de misteriosa levedad, con Bydlinski que susurra la letra casi como queriendo ocultar algo tras una cortina… y así pasan cuatro minutos hasta que irrumpe todo el vigor rockero que el ensamble pone a disposición del oyente. El cuerpo central emerge sobre un medio tiempo llenando espacios con rotundos riffs y luminosas armazones de teclado. Hay un aire de PORCUPINE TREE de la época de “Fear Of A Blank Planet” así como del primer RIVERSIDE, e incluso también hay una especie de retoma de lo que los mismos LIZARD nos mostraban en los tiempos de su segunda obra “Psychopuls”. Fastuosidad y musculatura sobran en esta impresionante canción de entrada – en cuanto a la segunda de estas cualidades, es necesario mencionar el mérito específico de Kurtyka por regalarnos un par de solos explosivos en los que su guitarra se convierte en una auténtica fuerza de la naturaleza. ‘Chapter II’ se hace eco del halo de fortaleza muscular que inundó a ‘Chapter I’ y lo dosifica de una manera más sofisticada: así, las variantes que tienen lugar en las ilaciones de ambientes y motivos generan contrastes más dramáticos y una acrecentada dosis de complejidad. Las semejanzas con la etapa de “Psychopuls” todavía son válidas a la hora de racionalizar lo que estamos escuchando; también se mantiene eso de que el estándar del prog-metal es el centro neurálgico de las armazones de las partes más enérgicas.

‘Chapter III’ está más cerca a la época de “Spam”: explícitamente, la canción parece un híbrido entre el DREAM THEATER 92-94 y el SAGA histórico, y realmente se luce la dupla rítmica con su manera tan firme de instalar un groove jazz-rockero para sustentar la dinámica de la canción. ‘Chapter IV’ es el ítem más sereno del álbum: la dupla rítmica retoma, e incluso enfatiza la dinámica jazz-rockera que había operado en el capítulo anterior y motiva al bloque instrumental a articularse orgánicamente en un manejo razonablemente sutil del desarrollo temático en curso. El solo de piano eléctrico elaborado en el intermedio es simplemente fabuloso. ‘Chapter V’ cierra el álbum completando el círculo de forma cabal: este capítulo final condensa fluidamente la fastuosa vitalidad de ‘Chapter I’ y la sofisticada ingeniería de ‘Chapter II’, y cómo no, ofreciendo un punche electrizante en las armazones de los riffs y golpes de gracia impactantes con los solos de guitarra y sintetizador que van teniendo lugar. Un broche de oro contundente e inapelable.

“Master & M” es un disco que destila grandiosidad de manera tremendamente explícita, y las dosis de imaginación musical desplegadas en las estructuras temáticas de cada pieza son generosas. LIZARD ha vuelto al ruedo para seguir ocupando un lugar notablemente destacado en el actual ideario progresivo de Polonia. ¡LIZARD ha vuelto con toda su maestría intacta!

Nota: -/10

- Muestras de 'Master & M':

Chapter V:

Chapter I [extracto]:

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com