Space Debris - 'Phonomorphis' (2014)

El krautrock de hoy en día

Space Debris - 'Phonomorphis' (2014)
(Abril 2014, Breitklang)

Space Debris - PhonomorphisHoy presentamos al cuarteto instrumental alemán SPACE DEBRIS so pretexto de su recientemente publicado disco “Phonomorphis”. Este grupo originado en la localidad de Odenwald está actualmente conformado por Tommy Gorny [guitarras], Christian Jäger [batería], Winnie Rimbach-Sator [órgano y sintetizadores] y Mitja Besen [bajo], o sea, tres cuartos de la formación que dio inicio a esta maquinaria musical en la primera mitad de los 90s con la misión de recapitular y reactivar los discursos del krautrock, la psicodelia Floydiana y los aspectos más artísticos del hard rock de aquellos años 70s. Con seis discos de estudio en su haber (el primero data del 2002), tres en vivo, algún DVD e incluso una edición especial de sus primeros demos especialmente proyectada para su fanaticada, SPACE DEBRIS se erige como una banda veterana por mérito propio, y su reciente “Phonomorphis” – publicado por el sello Breitklang como CD y como vinilo doble en abril último – es la excusa perfecta para empezar a ponernos al día con este grupo.

De las cuatro piezas que completan el repertorio de este álbum, la más extensa es ‘Colossus Stranded’, justamente la que lo abre. Esta odisea de casi 20 ¾ minutos de duración empieza con un breve preludio aleatorio que pronto abre camino a un recurso de expansión del órgano, el mismo que sirve para que el grupo empiece a construir un jam en crescendo. El cuarteto se toma su tiempo para dejarse envolver por una atmósfera robusta al final del camino, y cuando lo hace, se complace en darle vueltas de una forma rotunda y llamativa. Los solos de guitarra y teclado se alternan, creando espacios con sus incandescentes florituras pero sin llegar nunca a lo abrumador, dejando siempre un margen oportuno para que la dupla rítmica dé amplias muestras de su habilidad para asentar los cimientos del jam. El núcleo esencial de estas armazones sónicas creadas por el grupo ostentan un talante Floydiano con niveles aumentados de vigor al más puro estilo del hard rock de los viejos años 70s. Más adelante, se genera un momento de calma donde el grupo pasa a explorar atmósferas contenidas, como si se cobijaran momentánemente bajo un manto introspectivo. Se trata, en realidad, de un puente transitorio hacia el pasaje final extrovertido que habrá de llenar los últimos 4 minutos y pico de la pieza, cuyo dinamismo tremendamente vibrante está en una onda muy a lo DEEP PURPLE. El tema homónimo es el que sigue a continuación, y realmente aquí nos metemos en terreno germánico pues el asunto empieza en clave de AGITATION FREE: atmósferas etéreas manejadas con un groove exquisito y un uso convincente, que no exagerado, de la garra esencial del rock. A poco de superar la barrera del séptimo minuto, el grupo agiliza las cosas y reorienta su actual excursión con un esquema más frenético, siendo la guitarra el referente principal para el desarrollo y continuado reforzamiento de las interacciones entre los músicos. De hecho, se nota un mayor nivel de aridez en el sonido integral del cuarteto, como si tuviéramos ante nosotros el rescate de una pieza perdida de HAWKWIND – de su época del “Doremi Fasol Latido” – que ha sido remodelada por un combo de músicos de AGITATION FREE y ASH RA TEMPEL. Después de la barrera del minuto 13, la banda vuelve al factor etéreo inicial pero recibiendo parte del impacto vigoroso inmediatamente precedente. El redondeo de esta sección final es impresionante, dueño de un colorido majestuoso, psicodelia progresiva más estilizada que está será imposible de encontrar hoy en día, o al menos, muy difícil.

Cuando ‘Cat Flow Deluxe’ entra a tallar, ya el oyente sabe ya de qué van los SPACE DEBRIS, pero aún el cuarteto es capaz de introducir y manejar variantes interesantes en lo que queda del disco. En efecto, ‘Cat Flow Deluxe’ de entrada nos mete en una cadencia rítmica jazz-rockera que se muestra en toda su señorial magnificencia, lo cual brinda una ocasión magnífica para que el cuarteto trabaje más a fondo su gusto por recursos estilizados, y ahora lo hace enfocándose en cuestiones blueseras y jazzeras. Los aires de familia con entidades compatriotas del pasado como AERA y EXMAGMA son fáciles de notar, así como figuras más actuales como son CAUSA SUI y AMPACITY. Un jam distinto se arma a partir del noveno minuto (más o menos) con el propósito de asentar una espiritualidad más ágil y reencaminar el asunto hacia una luminosidad más abierta. Aunque su tiempo de expansión no es tan extenso como el que se otorgó al primer jam, dura lo suficiente como para preparar debidamente el camino para el tercer jam, el cual se pone a explorar grooves de tenor funky dentro de un esquema hard-rockero. En este tercer jam disfrutamos de nuevos solos geniales a cargo del teclista Rimbach-Sator, los cuales proporcionan robustez a estos climas que no son precisamente feroces. La garra se siente más profunda desde el inicio del último tema, ‘Journey Back To The Moon’, el cual nos remite al legado de los tres primeros discos de AMON DÜÜL II (su faceta eléctrica) así como a los dos primeros discos de THE COSMIC JOKERS. El grupo llega a emplear un juego de escalas exóticas de carácter arábigo, logrando así motivar recursos de improvisación para los solos respectivos de guitarra y órgano. El propósito central de esto es darle un giro más pomposo al despliegue de vigor que tiene lugar. El contraste final llega con el jam final, el cual apela a la languidez contemplativa heredera del PINK FLOYD 69-71.

Todo esto fue “Phonomorphis”, un estupendo alegato en favor de la recuperación y refortalecimiento del ideal progresivo desde la provincia del krautrock. Lejos de limitarse a emular a sus maestros cuales alumnos aplicados, los SPACE DEBRIS saben cómo darle una energía propia al asunto a partir de un enfoque ecléctico de su evidente nostalgia estética. Vale la pena investigar en la discografía de esta banda… ¡la verdad que sí!


Nota: 8,5/10


- Muestras de 'Phonomorphis':

Phonomorphis:


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com