miRthkon - 'Snack​(​s)' (2013)

Más que un refrigerio... ¡todo un festín nos traen miRthkon!

miRthkon - 'Snack​(​s)' (2013)
(14 septiembre 2013, AltrOck Productions)

miRthkon - snacksHoy es el momento de prestar atención a la banda estadounidense MIRTHKON y su disco “Snack(s)”. Conformado por Wally Scharold [guitarras eléctrica y acústica, teclados, programación y canto], Travis Andrews [guitarras eléctrica, acústica y barítono, y canto], Carolyn Walter [clarinetes alto y bajo, saxo barítono y fagot], Jamison Smeltz [saxos alto y barítono], Matthew Guggemos [batería] y Matt Lebofsky [bajo, teclados, tambores de lata y guitarras adicionales], este ensamble afincado en el estado de California ofrece una osada propuesta progresiva donde lo neurótico, lo lúdico y lo tenso se hermanan en una motivación creativa bastante compacta. Formado a fines de los 90s por iniciativa de Wally Scharold, recién pudo el grupo contar con una alineación establecida en 2005, y así las cosas, preparar el repertorio para lo que habría de ser su primer disco “Vehicle”, publicado en 2009. La propuesta avant-progresiva de MIRTHKON, basada en una grácil e inverosímil confluencia de rock-in-opposition, prog-metal, jazz-rock y excursiones dadaístas Zappianas, logró consolidar dicha propuesta con “Snack(s)”, su segundo trabajo de estudio. Este disco publicado en setiembre de 2013 por el sello italiano AltrOck ha cosechado elogios en varias redes progresivas: confirmaremos La justicia de esto en nuestro siguiente repaso de su repertorio.

El primer tema ‘QXP-13 Space Modulator’ es una suerte de ska Zappiano capitalizado con poderosos solos de guitarra basados en una modulación metalera del paradigma Crimsoniano. Siguiendo el rastro de esta obertura tan urgentemente intensa, ‘Eat A Bag Of Dix’ perpetúa esta aureola delirantemente celebratoria intensificando tanto la neurosis como la complejidad temática: la inclusión de un interludio sobriamente tétrico que bien nos recuerda al paradigma de UNIVERS ZERO es interesante porque su intención no es tanto la de inspirar terror sino desparpajo en el oyente, a quien también se le ofrece cánticos y recitaciones claramente burlonas. ‘Hapax Legomena’ se orienta hacia el sendero del jazz-funk con fuertes resabios Zappianos en los arreglos de metales y oportunas dosis de polenta rockera en varios aportes de los guitarreos duales. ‘Nocturne, Op. 33’ es una composición de Samuel Barber – uno de los nombres más notables de la música académica estadounidense del siglo XX – que en manos de MIRTHKON se transfigura en un deliciosamente intrincado viaje por paisajes fusionescos de sobrios matices tropicales. ‘The Cascades’ regresa a la meticulosa y traviesa sofisticación tan esencial a la visión musical de la banda y realza el factor jazzero a fin de que la vitalidad reinante adquiera un swing muy especial. El fade-out de escalas de guitarra aporta una aureola etérea como evocando un descanso plácido tras tanto despliegue de complejidad musical.

‘Snack(s) – The Song!’ prosigue por esta lógica de jovial exuberancia y divertida neurosis, dándole un nuevo giro de tuerca a las inquietudes expresivas del grupo. Por su parte, ‘Osedax’ se toma su tiempo para hacer lo propio, pues en los primeros minutos de su desarrollo temático la banda decide elaborar un esquema de trabajo donde la energía grupal se muestra de una forma más contenida antes de ceder a la decisiva irrupción de sonoridades extravagantes. Para cuando llega el turno de ‘Mymaridae’, ya no nos sorprende que el grupo le siga dando vueltas a sus herencias recibidas de ZAPPA, KING CRIMSON y la vieja escuela de rock-in-opposition, pero siempre es de agradecer que mantenga una vitalidad uniforme en la generación de ideas compositivas aguerridas y estrambóticas. De hecho, ‘Mymaridae’ lleva este deseo de complejidad hacia niveles aún más altos de exigencia debido a que el grupo decide hacer un collage de viñetas temáticas y secuencias armónicas superpuestas donde la diferencia entre diálogo e intromisión se desvanece rotundamente. Es el ítem más alevosamente abstracto del disco, y ello lo convierte en un cénit del mismo. En perfecto contrapunto, ‘Variety Pack’ brinda un breve momento de lirismo sereno (dura menos de 3 minutos). La pieza que cierra el álbum es una versión de la canción que cierra el segundo disco de BLACK SABBATH: ‘Fairies Wear Boots’. El grupo le brinda una remodelación muy colorida en base al empleo de grooves motivadores y una sana dosis de cadencias jazzeras a la arquitectura rítmica.

MIRTHKON nos ha supuesto una gratísima sorpresa progresiva para 2013: esperemos que este ensamble tenga más ases musicales bajo la manga en el horizonte próximo, pues con un disco como “Snack(s)” es normal quedarse con ganas de más.

Nota: 8,5/10

- Muestras de 'Snack​(​s)':

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com