Motörhead - 'The Wörld Is Yours' (2010)

A la vejez, viruelas

Motörhead - 'The Wörld Is Yours' (13 de diciembre de 2010)
Motörhead Music/EMI
Calificación: 8

01.Born to Lose
02.I Know How to Die 
03.Get Back In Line 
04.Devils In My Head
05.Rock 'n' Roll Music 
06.Waiting for the Snake 
07.Brotherhood of Man 
08.Outlaw
09.I Know What You Need 
10.Bye Bye Bitch Bye Bye


Duración total: 39'15''

Músicos:
- Ian 'Lemmy' Kilmister: Bajo y voz
- Phil Campbell: Guitarra
- Mikkey Dee: Batería


Grabado entre febrero y julio de 2010 en los 'Studio 606', de Los Angeles (California, EEUU).
Género: Heavy metal, hard roc
k.
Producido por Cameron Webb.

______________________________________________________________________

¿Qué son 35 años para una banda como Motörhead? Una cifra ya de por si muy difícil de alcanzar para la gran mayoría de bandas, pero que en ellos no solo no significa nada, sino que mantiene la energía y fuerza de sus ya míticos discos y sonido.

Y es que la banda de Lemmy es al rock and roll lo que Mozart a la música clásica: un imprescindible. Claro que pueden tener alguna obra menor, nadie es perfecto, pero también es cierto que hasta en la peor de sus entregas (omitiré nombres) se encuentran dos o tres cortes salvables. Y como decía al principio, escasísimos grupos pueden presumir de una cosa así tras más de 20 discos de estudio. Si amigos, es que 'The World Is Yours' supone la entrega número 21 de este explosivo trío.

Como no podía ser de otra manera, preparaos para 10 trallazos a cual más sugerente. La fórmula es la misma, pero como los buenos cocineros, Motörhead saben combinar los mismos ingredientes de siempre para cocinar distintos y sabrosos platos. 'Born to Lose' es ya toda una declaración de intenciones. Eslogan clásico de la banda (junto a 'Live To Win'), se apoya en un doble bombo machacón y la afilada guitarra de Phil, hiriente y distorsionada por igual. Carne de directo. Sobre Lemmy poco se puede añadir a lo que mil veces se ha comentado ya: su aguardentosa voz, mezcla de actitud, experiencia, bourbon y tabaco a partes iguales, sigue sin perder un ápice de calidad. Y esto es algo que con la sesentena a sus espaldas y miles de conciertos encima, pocos pueden mantener. Con 'I Know How to Die' entramos en un terreno más speedico y contundente, para seguidamente entrar en esa especie de mezcla entre el hard rock clásico y el punk setentero que tan bien saben hacer Motörhead, en la forma de 'Get Back In Line'.

Misma fórmula para 'Devils In My Head', muy rítmica y machacona, con uno de esos estribillos marca de la casa. 'Rock 'n' Roll Music', con esa guitarra 100% acedeciana, tiene madera de himno, pues como el mismo Mr. Kilmister canta, es la verdadera religión. Más moderna suena 'Waiting for the Snake', sobre todo en su riff de guitarra, repetitivo a lo largo de un corte nuevamente speedico y marcado por ese metrónomo que es Mikkey Dee. ¿Querías novedades?, pues prepárate para 'Brotherhood of Man', lo más oscuro que le he escuchado a Motörhead en años, con Lemmy forzando aun más su voz en grave, y la guitarra de Phil explorando terrenos herederos de los mismísimos Metallica. Pero no nos engañemos, Motörhead son Motörhead y no le deben tributos a nadie, así que en 'Outlaw' y 'I Know What You Need' regresan con su seña de identidad más clásica.

Cerrando el disco, una de las canciones de los británicos que más me han enganchado de su reciente discografía, 'Bye Bye Bitch Bye Bye', que solo con su título ya deja ver que será altamente disfrutable. Bailona y coreable, es probablemente el mejor ejercicio del disco. Ojalá que sea de las cada vez más infaltables en su repertorio.

Y hasta aquí esta nueva entrega de estos iconos del heavy metal. Si te gusta Motörhead, no tengo mucho más que decirte, otro imprescindible más de su carrera. Si no te gustan, a estas alturas de la película no seré yo quien te venda la moto. Por mi parte ya estoy deseando verles de nuevo por nuestras tierras (confirmados como teloneros de Judas Priest en su gira de despedida), con ese telón de fondo donde Snaggletooth dará forma al globo terraqueo, escrutándonos sin compasión. Porque el mundo será nuestro, pero las tablas son de Motörhead.

Puntuación: 8/10

Javi Moreno Vega
Enero 2011