On my 29th birthday

 No soy de los que usan el inglés por puro capricho lingüístico. Pero hay frases que, estos sajones, clavan en sonoridad. Así que quería usarla con ocasión de mi 29º cumpleaños. No voy a contar ninguna larga historia ni recopilar viejas y nuevas penas ni contar las sempiternas alegrías que me ha traído la vida. O quizás ya lo haya hecho. Sólo pretendo agradecer a la vida las buenas cosas que me ha traído, que sobre todo han sido una familia, unos amigos y unos compañeros de profesión estupendos, increíbles. Que antes que cualquier cosa me han ayudado a ser, si es que así es, mejor persona que si no les hubiera tenido a mi lado.

Mis padres, por inculcarme sobre todo un valor por encima de todo: que el esfuerzo y el cariño son los valores más grandes de la vida para conseguir las metas. Y que nada es regalado ni debería serlo, sino fruto de la entrega.

Mis amigos y compañeros, por entregarme el triple de afecto que yo les pueda dar a cambio, mostrándome la cara más amable de esta vida.

Y ya. Que lo bueno, si es breve, dos veces bueno. Pero directo ;-)



Bookmark and Share