Quarks - 'Elemental' (2013)

Instantánea amalgama de elementos prog-electrónicos chilenos

Quarks - 'Elemental' (2013)
(19 julio 2013, Mylodon Records)

Quarks - ElementalQUARKS es el nombre de un proyecto chileno de música electrónica progresiva conformado por Ricardo Riadi, Alamiro Arias y Claudio Momberg: el primero y último están a cargo de los sintetizadores y efectos computarizados, mientras que el segundo está a cargo de las guitarras eléctricas y electroacústica. A Momberg lo conocemos de los grupos prog-sinfónicos SUBTERRA y SETI así como de su proyecto solista ecléctico TAURUS, y QUARKS le brinda la ocasión de explorar a fondo su inclinación hacia la tradición de ambientaciones electrónicas futuristas procedentes de los legados de TANGERINE DREAM, JEAN-MICHEL JARRE y VANGELIS, una inclinación que no ha estado del todo ausente en previos trabajos de SETI y TAURUS. Por su parte, Arias y Riadi no son exactamente unos novatos: el primero forma parte del grupo SIGNUZ, además de ser técnico de sonido y compositor para medios audiovisuales; el segundo forma parte de SCOPE, agrupación de música electrónica. Apenas el trío se juntó con miras a registrar un disco, su modus operandi se basó en la creación instantánea de compulsiones electrónicas bajo la crucial guía de los duales torreones de sintetizadores: el resultado de todo esto es “Elemental”, ítem publicado por Mylodon Records hace un par de meses.

Ocupando los primeros 13 minutos y pico del disco, ‘Top’ opera como un agente capitalizador de las atmósferas predominantes del mismo. Empieza con un sereno preludio cósmico muy centrado un sutilezas minimalistas por casi 3 minutos; a partir de ahí, se instala una rítmica cibernética muy a lo JEAN-MICHEL JARRE donde los teclados duales y la guitarra empiezan equilibrándose mutuamente en el desarrollo del swing. Hay un sentido de expansiva homogeneidad a través de este proceso creativo que mantiene la elegancia del desarrollo musical de forma compacta; aún en los momentos en los que la guitarra de Arias se suelta un poco para hacer algunos fraseos solistas, no rompe con el dinamismo compartido por los tres instrumentistas. ‘Up’ realza lo etéreo de una manera que se conecta con el TANGERINE DREAM de “Exit” y “Hyperborea”, aunque con una musicalidad sobriamente estilizada que bien nos puede hacer recordar al PETER BAUMANN de “Romance 76”. ‘Strange’ regresa, en su primera sección, al predominio de la pauta clásica de JEAN-MICHEL JARRE, atando lazos de afinidad atmosférica con ‘Top’. Luego, a poco de pasada la barrera del quinto minuto y medio, una secuencia percusiva cierra la puerta a lo hecho hasta entonces y abre otra a ambientes misteriosos (que no perturbadores) que evocan el legado de esa breve asociación que se dio entre CLUSTER y BRIAN ENO.

‘Charm’ y ‘Down’ son los viajes menos extensos del álbum. El primero tiene una primera mitad marcada por una placidez envolvente y cautivadora, y una segunda basada en el modelo del TANGERINE DREAM de los primeros años 80s; por su parte, el segundo comienza con un swing elegantemente ágil para luego aterrizar en una ambientación ceremoniosa donde las notas sostenidas de la guitarra se hermanan bellamente con las capas de los teclados. ‘Bottom’ cierra el repertorio con una recapitulación de los esquemas de trabajo de ‘Up’ y ‘Top’, anticipada por un misterioso prólogo que nos retrotrae al paradigma del TANGERINE DREAM de “Phaedra” y “Rubycon”. Así se completan los 61 minutos de “Elemental” un solvente muestrario de ingenio musical prog-electrónico que nos revela, por enésima vez, la ecléctica vitalidad que late continuamente en Chile y, en general, en las diversas escenas progresivas latinoamericanas: gracias a QUARKS por este disco.

Nota: 8/10

- Muestras de 'Elemental':

Top [extracto]:

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com