Stabat Akish - 'Nebulos' (2012)

Colorida nebulosa avant-progresiva

Stabat Akish - 'Nebulos' (3 julio 2012, Marquee Inc. Japan)

Stabat Akish - 'Nebulos'
Stabat Akish - 'Nebulos'
Ahora es el turno para hablar de un grupo francés formado en Toulouse en 2007: STABAT AKISH. Se trata de un vigoroso y ecléctico ensamble de línea avant-progresiva que ya cuenta con dos discos de estudio en su haber: el homónimo de 2009 y “Nebulos” de este año 2012. Su línea de trabajo se delinea bajo las influencias de ZAPPA, ENSEMBLE NIMBUS, SAMLA MAMMAS MANNA, etc., además de introducir aspectos de la tradición fusionesca de los 70s y de las nuevas modalidades de jazz experimental para enriquecer aún más su paleta sónica. Una característica formal resaltante en el esquema sonoro de STABAT AKISH está en los roles importantes que ocupan los metales y las percusiones tonales: la ausencia de guitarra eléctrica dentro del formato del grupo no es óbice para que el sexteto genere una genuina energía en sus composiciones, aunque también es justo especificar que muchas veces esta energía es elaborada bajo regímenes de sutileza y constricción. La alineación del grupo es como sigue: Guillaume Amiel (marimbas, vibráfono y demás percusiones), Maxime Delporte (contrabajo), Ferdinand Doumerc (saxofones barítono, tenor, alto y soprano, y flauta), Stéphane Gratteau (batería), Rémi Leclerc (pianos acústico y Fender Rhodes, clavinet, sintetizador Moog y órgano Hammond) y Marc Maffiolo (saxofones bajo y tenor). Para “Nebulos”, STABAT AKISH contó con las colaboraciones ocasionales de Nicolas Gardel (trompeta), Olivier Sabatier (trombón), Sarah Roussel (recitaciones) y Olivier Cussac (guitarra lap steel). Pasamos a reseñar el disco en cuestión, al cual adelantamos como uno de los discos más interesantes de la producción progresiva del presente año 2012.

La pieza homónima abre el disco desplegando un escenario sónico de más de 4 minutos y medio de sólidos coloridos guitados por la dupla de saxos, dándose también un grandioso lucimiento de a dupla rítmica a la hora de elaborar un swing atrapante. Luego sigue ‘Un Peuplier Un Peu Plié’, pieza cuyo cuerpo central porta un aura consistentemente jazzeada que sirve de encuadre para el protagonismo de la percusión tonal; en algún momento emerge un interludio marcado por una atmósfera cómica que define decisivamente la coda con la que se retoma una versión resumida del cuerpo central. Con las cuatro partes del concepto ‘Sprouts’, el grupo se mete a explorar sus inquietudes de inspiración RIO (a medio camino entre ENSEMBLE NIMBUS y HAMSTER THEATRE), siendo así que lo primero que se hace notar es la ilación de los vericuetos del exaltado saxo alto, la cual dirige el camino hacia un crescendo grupal tremendamente abstracto. Con la secuencia que une la desatada extroversión neurótica de la primer continuación y la crepuscularmente apagada serenidad de la segunda continuación (más el soliloquio de Sarah Roussel), se prepara el terreno para la ceremoniosa vibración manifiesta en la tercera y última continuación. Ésta brilla bajo una aureola contemplativa y evocativa que tiene ciertas afinidades con el estándar de ARANIS, y también algo de la grisácea tensión que HENRY COW desarrolló en su último disco de estudio “Western Culture”. ‘Troïde’ es un ejercicio de confluencia entre el swing modernista del nu-jazz y el paradigma de WEATHE REPORT. El soliloquio de Roussel es un factor relevante para darle un aire de poesía beat, una celebración de la corriente de conciencia que va del francés al inglés y de allí al español, con alguna frase en italiano que también se filtra por ahí. ‘La Serrure’ es una miniatura donde se alternan parajes circenses y pasajes marcados por una misteriosa sutileza, mientras que ‘Soft Fate’ es un ejercicio de big band construido sobre una retorcida progresión armónica dueña de una extravagancia exultante que se trasluce a través de la cuidad exquisitez performativa de los músicos: a todas luces, ambas composiciones gozan de amplia inspiración Zappiana, la etapa 72-75 para la primera, la época del “Hot Rats” para la segunda. La dupla de ‘Boletus Edulis’ y ‘Dynamique Cassoulet’ enfatiza explícitamente el gusto que tiene la banda por jugar con quiebres y contrastes a la hora de armar los bizarros arreglos de las ideas musicales en curso. La coda pseudo-bluesera de ‘Dynamique Cassoulet’ tiene toda la facha de un chiste musical Zappiano. ‘Fast Fate’ es una remodelación veloz del cuerpo central de ‘Soft Fate’, esta vez coqueteando abiertamente con el filo más atrevido de la tradición be-bop. Finalmente, ‘Le Chifre’ opera como una cruza entre el swing llamativo de ‘Un Peuplier Un Peu Plié’ y el pulcro colorido de ‘Soft Fate’, pero sin mucho lugar para la densidad: esta pieza está principalmente diseñada para cerrar el álbum con una espiritualidad cálida, a pesar de los sombríos matices expectantes con los que se arma su pasaje introductorio.

“Nebulos” es un disco alucinante, un catálogo de aventuras experimentales creadas con sumo ingenio y ejecutadas con una electrizante combinación de soltura, inteligencia y nervio: STABAT AKISH ya puede presumir de pertenecer a las grandes ligas de la música progresiva vanguardista del nuevo milenio. … ¡Y que no sea el último!

Nota: 8/10

- Muestras de 'Nebulos':

Dynamique Cassoulet:

La Serrure:

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com

Cesar Inca MendozaCesar Inca Mendoza
Agosto 2012