Tutorial básico de fotografía en conciertos (II)

 Os ofrecemos ahora la segunda  parte de un tutorial básico de fotografía para afrontar de forma amateur los conciertos.

Primera parte del tutorial

Tutorial básico de Fotografía en conciertos (II):


Parte 2: Composición I: Mirando por el agujerito

Vamos otra vez con un poquito de fotografía en una web de música, con la venia de mis compañeros.

Pues si, soy así de raro, soy de los que gusta de las cámaras
clásicas con visor óptico, aunque para conciertos a veces nos es
imposible... y muy poco práctico, ya que la mayoría de las fotos serán áreas (brazos en alto).

Bueno, el segundo capítulo de este minitutorial va a tratar de explicar la escena y el encuadre adecuado de la misma.

El cómo interpretamos esta escena es el 80% de la foto, el otro 20%
es la cámara que como toda máquina cada una tiene sus ventajas y
limitaciones... dispara, haz fotos y conoce tú cámara... aprendete el
manual de instrucciones (pero bien ¿eeeeeiiinsss?)... no vale leérselo
una vez....léelo varias veces hasta que lo entiendas y prueba cada una
de sus funciones.

A partir de aquí podremos plantearnos ya preguntas técnicas,
como....¿cómo afectará a mi foto esta luz? ¿Qué apertura sería más
conveniente? ¿Qué tiempo deberá permanecer el diafragma abierto? ¿Qué
profundidad de campo preciso en esta composición?... etc.

 Por
eso, a pesar de los avances técnicos que se suceden vertiginosamente en
la era digital, no te preocupes si tu cámara no tiene láser de fusión
nuclear y parece la de Alfred Stieglitz (famoso fotógrafo 1864-1946). Tu cámara es suficiente para hacer magnificas imágenes (probablemente
salgan menos imágenes útiles de un concierto que con un equipo más
moderno y por supuesto caro, pero es más que suficiente para tener un
bonito recuerdo del mismo).

Claro que a todos nos gustaría poseer la guitarra de Steve Vai, pero
con una Cork, una Yamaha o una Ibanez normalita se sacan maravillosos
sonidos también ...¿o no?

Simplificando, podríamos decir que una cámara es una máquina que
produce imágenes planas en dos dimensiones de una escena
tridimensional (que es como lo ve el ojo humano).....y esto tu cámara lo hace ¿a que siiiiii? :)

¿Qué es la composición?

La composición es la parte de la escena que queremos que quede dentro de ese rectángulo... esto que a priori parece muy simple, no lo es tanto... sólo imagina la de posibles encuadres que tiene una escena: infinitos.

Y aquí está lo bonito de todo esto, tú serás el que decida que parte quieres. Recuerda, tú y sólo tú y no el software se ha metido un cerebrin japonés en una cámara. Este proceso creativo es lo que distingue a un fotógrafo de una persona con una cámara en las manos.

 Para ello contamos con una fabulosa herramienta tecnológica. Esto ¿cómo se llamaba?... ah sí, cerebro.

El fotógrafo se autoexige un proceso reflexivo antes de cada toma....observar primero, reflexionar después y por último disparar.

Por ejemplo, en vez de disparar a lo loco, observaremos los focos superiores. Estos suelen ser giratorios y aprovecharemos el momento en el que estén sobre la escena que deseamos fotografiar para disparar.

(Foto: Jethro Tull en Alcorcón, Madrid (6-9-08) Canon EOS 300D tamrom 28-75mm)

Los elementos más importantes en cualquier composición fotográfica son el horizonte (o lineas), textura, bordes, definición, luz, movimiento y perspectiva. El dominio de todos ellos en conjunto analizándolos individualmente primero, será la meta de cualquier fotógrafo. Ahí le andamos todavía je,je... Aquí emplearemos es socorrido método de prueba error. Haz fotos, haz fotos, haz fotos, conoce tú cámara.

El buen fotógrafo, al igual que el buen músico mezcla las notas en su justa proporción, deberá mezclar todos estos elementos en su justa medida. Por eso prestaremos la máxima atención a los detalles.

 Debemos aprender por lo tanto a mirar el mundo con otra mirada distinta: la de la cámara y sus dos dimensiones.

Por ejemplo, aquí el elemento a fotografiar sería el músico, pero se decidió dar protagonismo a la guitarra mediante una profundidad de campo muy reducida. Desenfocando el fondo (esto se consigue con aperturas de diafragma muy bajas, F2,8 en este caso).

Esto requiere práctica, y al principio requeriremos algo más de tiempo para enfocar la escena desde el punto de vista adecuado. Con el tiempo se coge soltura y se sabe ya casi de antemano el tipo de escena que se va a dar. Esto es muy útil, para preveer los movimientos de los músicos sobre el escenario y anticiparnos a ellos.

(Foto: Harold and the barrels (sala tarambana,Madrid) Canon EOS 300d, Tamrom 28-75 2,8F)

 

Extructura, balance y dinamismo: Los tres pilares de la composición:

 Estos tres puntos, definen una composición como un todo, nos proveen de un marco visual, un contexto en el que cada uno de los objetos de la fotografía, encuentran su lugar.

La estructura en fotografía, funciona igual que en arquitectura: es el sustento de la foto.

Los elementos estructurales son lineas, bordes y la posición (la posición de un objeto sin forma definida, por ejemplo una persona)

Estas estructuras nos pueden servir por ejemplo para dividir espacios, o enfocar la atención a determinado punto por su dirección.

En este caso usamos la estructura de la pantalla como difusor de la luz y como marco para la mano haciéndola así protagonista de la escena. El balance será la diferencia de tonalidades dentro de la misma, y el dinamismo lo aporta el movimiento de elevación de la mano.

La textura de la imagen, la luz, el movimiento y la perspectiva le dan a la imagen los elementos restantes que completarán la composición.

 

La regla de los tercios:

Esta técnica pictórica, es tan valida para paisajes fotográficos como para cualquier otra composición, no es una regla inquebrantable, pero sí es de gran ayuda en las composiciones, se trata de colocar los objetos en las intersecciones para darles mayor importancia.

 La mayoría de las cámaras modernas poseen una opción Grid para activar esta rejilla en la pantalla de enfoque.

Deberemos prestar atención al aplicar esta regla a no centrar los objetos en el cuadrado central, ya que eso le quitaría toda la personalidad a la foto, así deberemos dejar que los objetos "respiren" (darles aire por arriba y los lados), evitando la sensación de opresión o encajonamiento.

En la imagen (Tomada en 2008 durante la re-inauguración del palacio de deportes de Madrid con una compacta Fujifilm Finepix F20), Brian May aparece en la intersección izquierda inferior, además, el público en primer plano nos ayuda a tener sensación de profundidad y el espacio en negro superior sirve como punto de fuga (relajando así la visión de la imagen).

Bueno otro día que esté con ganas os cuento otro poquito más, espero que os haya gustado y como siempre, cualquier duda, podéis reflejarla en la cajita de comments de abajo. También si os ha gustado, que siempre se agradece... o si es un tostón y por qué.

Al ser este una web de música y no de fotografía, intento hacerlo lo menos técnico posible, pero considero que si estás aquí, es porque te has molestado en buscar la música que te gusta, por lo que se te presupone inteligencia...je,je....., así que tampoco lo voy a poner fácil, fácil... Si lo veis muy rebuscado y difícil de entender, por favor comentarlo también.

Primera parte del tutorial


Dave Garia
Abril 2009