Aldo Pinelli - 'Suite Italiana' (2013)

La temporada italiana de Aldo Pinelli

Aldo Pinelli - 'Suite Italiana'
(6 abril 2013, Lizard Records)

Aldo Pinelli - Suite ItalianaHoy es ocasión de hablar sobre ALDO PINELLI, multi-instrumentista y compositor argentino que dedica su inagotable alma y su incombustible cuerpo a crear música evocativa y pictórica (cuando no trabaja en HÁBITAT, uno de los más notables grupos prog-sinfónicos que existen actualmente en tierras gauchas). Un año después de su obra anterior “Temporada De Lluvias”, PINELLI regresa al ruedo con “Suite Italiana”. A lo largo del disco, PINELLI da buena cuenta de su arsenal de guitarras clásica, acústica y eléctrica, bajo, teclados y percusión, además de hacer algunas interpretaciones vocales. Le acompañan ocasionalmente (como es costumbre) Paula Dolcera al violonchelo, Silvia Pratolongo a la percusión y Roberto Sambrizzi a la batería. Cabe mencionar que PINELLI tuvo ocasión de presentar este disco en la misma Italia, contando con el apoyo de músicos del excelente grupo MAGNETIC SOUND MACHINE.

‘Una Notte A Treviso’ da inicio al disco con tres minutos de sinfonismo puro, basado en una sana confluencia entre los estándares de LE ORME y el CAMEL de vieja escuela, aunque con ese aire intimista que solemos encontrar en las obras de ANTHONY PHILLIPS. Siguiendo por un camino paralelo, ‘Aquel Tiempo Del Verano’ afianza convincentemente lo sinfónico, durando menos tiempo pero gravitando con una fastuosidad más pronunciada, inclinada hacia lo Genesiano aunque de una forma muy particular. La dupla de ‘Las Nubes Y Las Sierras’ y ‘El Castillo Interior’ se encarga de darle aires frescos a la expansión de arquitecturas líricas en la que está concentrado PINELLI: ‘Las Nubes Y Las Sierras’ porta un aura grisácea (para nada incoherente respecto al disco anterior “Temporada De Lluvias”) donde lo melancólico se revela como una forma de colorido; por su parte, ‘El Castillo Interior’ nos remite a una dimensión introspectiva donde la calma se siente acechada por sutiles amenazas (plasmadas tanto en la extraña progresión de acordes en las guitarras como en los efectos de fondo). ‘El Combate De Obligado’ aporta un momento de excelsa majestuosidad, un pico de dinámicas orquestales donde PINELLI demuestra que nada tiene que envidiar a entidades como THE ENID o RENAISSANCE en lo que se refiere a la creatividad pautada bajo la faceta más estilizada el sinfonismo; a contrapelo de la pieza precedente, ‘Hojas Secas’ ostenta una sencillez pastoral precisa, aunque recibiendo algunos ecos de esa sutil ansiedad acechante que antes se había hecho presente en ‘El Castillo Interior’. Con ‘El Algarrobo Abuelo’, PINELLI preserva esta aura pastoral y le brinda una sonoridad más plena en base a la presencia de elegantes orquestaciones de teclado y sabiamente administradas intervenciones de la guitarra eléctrica (semejantes al estilo de MIKE OLDFIELD hasta cierto punto).

‘Misterios Del Mediterráneo’ es una hermosa pieza inundada de una espiritualidad calmada, un poco cercana a atmósferas crepusculares pero dando predominancia a lo reflexivo; parece una híbrido entre el STEVE HACKETT académico y el LE ORME del “Florian”. Cabe mencionar especialmente a un breve interludio juguetón que irrumpe antes de la coda. A partir de esta pieza que acabamos de mencionar, el disco ingresa a un cénit decisivo que no terminará hasta el final, pues bajo el peculiar título de ‘Encuentro Posible Entre Piazzolla Y Fripp’ se explaya un tema que se puede describir precisamente reiterando el título: se trata de una simpática excursión progresiva donde los colores de la fusión tanguera y los modismos Crimsonianos (a medio camino entre la etapa del “Starles And Bible Black” y del “Discipline”) se engarzan en un motivo unitario y coherente. La base que proporciona el baterista Aldo Sambrizzi es crucial a la hora de sustentar la ilación de los desarrollos temáticos en curso. La última estación de este clímax continuo es la ‘Suite Italiana’, un concepto musical que consta de las secciones ‘Roma’, ‘Firenze’ y ‘Venezia’, más la coda ‘Famiglia Furlan’. ‘Roma’ porta un aire señorial, embargado de melancólicas añoranzas por el esplendor pasado que sigue persistiendo bajo el misterio del viento. ‘Firenze’ tiene un aura más primaveral, patentemente basada en patrones de la tradición renacentista. ‘Venezia’, por su parte, muestra una candidez otoñal semejante al aire de resignación que asume el sol cuando está poco a poco hundiéndose en el horizonte marino: la presencia de ciertos arreglos percusivos añade un extra de moderada vivacidad al asunto, como celebrando el arribo de la nueva noche. ‘Familia Furglan’ retoma la atmósfera predominante de ‘Roma’ y le da un giro Hackett-Olfieldiano, un estupendo broche para el álbum y la suite.

Bueno, una vez más ALDO PINELLI nos regala una obra musical digna de elogios y solo elogios. Puesto en el balance de las significaciones artísticas, “Suite Italiana” conforma un trabajo creativo que se aprecia y entiende mejor como puesto en mutua complementación con “Temporada De Lluvias”, en tanto que ambos discos, a través de sus propias especificidades conceptuales, navegan juntas por los mares de la creciente sofisticación de la visión musical de PINELLI. Pero sacando una última conclusión exclusiva sobre “Suite Italiana”, resulta un disco bellísimo, imperdible en una buena colección de obras progresivas actuales de Sudamérica.

Nota: 8/10

- Muestras de 'Suite Italiana':

Venezia

Encuentro Posible Entre Piazzolla Y Fripp

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com