Anima Morte - 'Upon Darkened Stains' (2014)

Estilización y pulcritud de lo tenebroso en el rock progresivo sueco

Anima Morte - 'Upon Darkened Stains' (2014)
(26 noviembre 2014, Transubstans Records)

Anima Morte - Upon Darkened StainsA fines del pasado año 2014, el ensamble sueco ANIMA MORTE volvió al ruedo con un nuevo trabajo bajo el brazo, el mismo que se titula “Upon Darkened Stains”. Este grupo conformado por Daniel Cannerfelt [guitarras], Fredrik Klingwall [teclados, mellotrón y piano eléctrico], Stefan Granberg [bajo, bouzouki, guitarras y teclados adicionales] y Teddy Möller [batería y percusión] vuelve a la carga insistiendo en su misión de reanimar el prototipo de las bandas sonoras de cine de horror y giallo creadas por GOBLIN para transplantarlo a un sinfonismo denso y tenebroso con la más pura esencia escandinava. Además, para aumentar más ingredientes a esta fórmula musical de por sí bastante rica, el cuarteto se vale de las colaboraciones ocasionales de varias figuras del medio procedentes de GÖSTA BERLINGS SAGA, NECROMONKEY, WHITE WILLOW Y KAUKASUS: el baterista Mattias Olsson (también famoso por sus días en ÄNGLAGÅRD), el flautista Ketil Einarsen, el violinista Jerk Wååg y el teclista David Lundberg. Olsson no solo produce el álbum sino que aporta algunos adornos al Persephone (un sintetizador de última generación que emula la tecnología de los sintetizadores con controladores de cintas de los años 1920) y efectos sonoros. Grabado a mediados del 2014 y publicado en noviembre del mismo año, “Upon Darkened Stains” nos demuestra que la gente de ANIMA MORTE cuenta con talento y energía suficientes para seguir enriqueciendo y ampliando sus ideas compositivas dentro del esquema de trabajo tan bien definido que se planeta. Bueno, vayamos a los detalles del disco en cuestión, ¿vale?

Bajo la guía de las bases de piano, ‘Blessing Of The Dead’ abre el album con una ceremoniosidad avasalladora, rebosante de elegantes musicalidades mientras introduce en el ambiente una inequívoca aureola de fatalidad; así las cosas, ‘Illusion Is The Catalyst’ emerge con una fuerza de carácter rotunda, mostrando un pulso absolutamente vigoroso a la hora de manejar los diversos motivos y ambientes que tienen lugar a lo largo de sus 7 minutos de duración. Si en ‘Blessing Of The Dead’ la orquestación llenaba espacios con actitud impositiva, en ‘Illusion Is The Catalyst’ lo que tenemos es una ingeniería multicolor idónea para hilar sucesivos escenarios, un recurso que abre caminos para los dos siguientes temas, ‘Ephemeris’ y ‘Fear Will Pass Over Your Mind’. El primero de ellos porta un lirismo bien cuajado dentro de la densidad emocional que insinúa su desarrollo temático; la presencia de la flauta ayuda a completar cabalmente dicho lirismo. Por su parte, ‘Fear Will Pass Over Your Mind’ vuelve a los climas de inquietante ensueño oscuro que antes inundó a ‘Illusion Is The Catalyst’, pero esta vez el filo psicodélico está más matizado. ‘Wakeless’ ostenta una serenidad especial, una espiritualidad calma que resulta muy apropiada para que el grupo dé rienda suelta a su faceta contemplativa a partir de una estrategia netamente sinfónica. ‘Interruption’ es etéreo, portador de un dinamismo sabiamente contenido pero para nada escondido, bien patente en su sólido asentamiento sobre el exótico esquema rítmico empleado para la ocasión – nos recuerda un poco a la onda de los franceses SYRINX.

‘The Darkest Pattern’ es uno de esos temas donde los ANIMA MORTE rinden intenso homenaje a GOBLIN respecto al empleo de ciertos modismos propios de los pasajes más climáticos de sus bandas sonoras más celebradas. Claro está, nuestro cuarteto escandinavo está bien metido en los estándares del retro-prog del nuevo milenio, y no lo dejan de mostrar en los momentos donde se acercan más a los estándares de CAMEL y GENESIS (etapa 76-77). Lo que hallamos en ‘The Carrion Crow’ es una profundización en el lirismo sinfónico con un boato electrizante y efectivo: el sencillo y recurrente esquema rítmico en curso sirve para sostener los diversos matices que se suceden para mantener la vivacidad del motif. Acto seguido, ‘Echoing The Red’ se explaya alegremente en melodías y climas grisáceos, trabajándolos con un vigor rockero que antes disfrutamos en ‘Illusion Is The Catalyst’ y ‘Fear Will Pass Over Your Mind’, casi aproximándose a una versión prog-metalera del revival escandinavo (ANEKDOTEN, LANDBERK). Mientras nos vamos acercando al final del disco, ‘Isomorphia’ expone cálidas atmósferas llenas de agilidad y revestidas con una versión sinfónicamente estilizada de la densidad, mientras que ‘First Snow On The Last Ashes’ aporta una actitud contemplativa, correctamente plasmada por las bases armónicas de teclado que conforman la columna vertebral de la pieza. El repertorio concluye con ‘Halls Of Death’, pieza que elabora una estupenda síntesis de los momentos más pesados y los más líricos del álbum, hilvanando una ingeniería melódica sólida: el carácter ensoñador del pasaje final invita a mirar hacia la recién llegada noche con una mirada pacífica.

Bueno, a fin de cuentas, el catálogo que nos ha brindado “Upon Darkened Stains” nos revela a unos ANIMA MORTE pletóricos de ingenio musical a partir de los referentes preferenciales sobre cuyos legados crea su propuesta musical. Si el grupo se siente en sus anchas caminando sobre manchas oscurecidas, el trazo de sus pasos es impoluto y fulgente: disco muy recomendado.


Nota: -/10


- Escucha el disco 'Upon Darkened Stains':


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com