Brighteye Brison - 'The Magician Chronicles, Part 1' (2012)

Las mágicas crónicas progresivas de Brighteye Brison

Hoy es ocasión de hablar del grupo sueco de progresivo sinfónico BRIGHTEYE BRISON y su más reciente disco “The Magician Chronicles, Part 1”, el cual fue publicado en la segunda mitad de 2011. Este disco tiene la misión de preservar el camino de afianzamiento musical de la banda después de que el grupo empezara a capitalizar sus facetas art-rockeras en su segundo álbum “Stories” (2006) y lograra concretar dicha capitalización en el magnificente despliegue de colorido y energía del tercer disco “Believers & Deceivers” (2008). La línea de trabajo proseguida en “The Magician Chronicles, Part 1” bien puede describirse como una síntesis de las principales orientaciones sónicas de estos dos discos mencionados. La formación de BRIGHTEYE BRISON es: Linus Kåse (teclados, saxofón y voz), Per Hallman (teclados y voz), Johan Öijen (guitarras), Kristofer Eng (bajos, pedales Taurus, Theremin y voz) y Erik Hammarström (batería).

Los primeros 23 minutos del disco están ocupados por ‘The Rise Of Brighteye Brison’, el tema más explícitamente épico del mismo: el disco comienza a lo grande a fin de asentar la atmósfera de sofisticación estructural y riqueza melódica que el grupo habrá de articular fehacientemente a lo largo de los casi tres cuarto de hora que nos esperan de experiencia musical. La suite comienza con un tenor Yessiano bastante llamativo, matizado a ratos con elementos suaves a lo KAYAK. El grupo se complace en elaborar sus dibujos melódicos dentro de una ilación fluida, llena de espíritu positivo, hasta que pasada la barrera de los 6 minutos, el grupo se aventura a desarrollar ambientaciones Gentle-Giantianas filtradas por la vibración modernizada que SPOCK’S BEARD, a su modo, patentizó durante el revival prog de los 90s. El siguiente motivo está basado en un compás cadenciosamente lento, diseñado para albergar un clima psicodélico moderadamente grisáceo: el asunto no dura mucho porque poco antes de llegar a la frontera del 10mo minuto, el grupo desarrolla un viaje instrumental ágil y complejo, situado en afinidad con la excelencia de BANCO DEL MUTUO SOCCORSO y la estilización preciosista del sinfonismo contemporáneo practicado por gente como KARMACANIC y el KAIPA reformado del nuevo milenio. A estas alturas del partido, la dinámica de la suite ya está enraizada y reforzada para que no se den sorpresas mayúsculas en lo que le queda de desarrollo: los motivos restantes se sostienen sobre estándares sinfónicos bastante seguros, con un buen uso del swing en las partes rápidas, solos de teclado que oscilan entre lo Wakemaniano y lo Bodinense, armonías vocales exquisitas, y el pasaje lento con el que se cierra el tema puede sonar levemente Genesiano (de la etapa 76-77).

Después de esta tremenda maratón inicial, surge ‘The Magician’s Cave’ para seguir celebrando la fastuosidad esencial del prog sinfónico bajo un esquema menos extenso y con una intensidad más controlada. La pieza tiene algo que ver con el estándar Wakemaniano de sus discos conceptuales (incluyendo partes narradas), pero más que nada, su línea de trabajo está emparentada con SPOCK’S BEARD, THE TANGENT y KARMACANIC. Adicionalmente, hay un intermedio instrumental efectivamente estructurado sobre un swing jazz-rockero llamativo, lo cual nos remite a ciertos paralelos con ECHOLYN. La letanía final es fabulosamente pomposa, a modo de una reconstrucción de un tópico Floydiano al estilo de KARMACANIC. Los últimos 8 minutos y pico del álbum están ocupados por ‘Mind Fire Menace’, tema que recoge aires de KAYAK, CAMEL y KAIPA con gracia y soltura. Los arreglos vocales a lo Starcastle ayudan a ahondar en dicha soltura. El intermedio instrumental armado en torno y allende la barrera del quinto minuto es un grácil recordatorio de los topes de mágica musicalidad concretizados en los dos temas anteriores. Así termina “The Magician Chronicles, Part 1”, disco que, aunque no nos parece que logre equipararse a “Believers & Deceivers” (su hasta ahora obra magna), sigue reforzando el lugar importante que BRIGHTEYE BRISON ha venido forjando en el escenario actual del prog sinfónico en el mundo. ¡Esperamos con interés nuevas partes futuras de estas atractivas crónicas progresivas hechas en tierras escandinavas!

- Muestra de “The Magician Chronicles, Part 1”.-

Nota: 8/10

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com

Cesar Inca MendozaCesar Inca Mendoza
Marzo 2012