Crítica del disco de Alco Frisbass - 'Alco Frisbass' (2015)

El nuevo círculo cromático del progresivo francés

Crítica de Alco Frisbass - 'Alco Frisbass' (2015)
(31 enero 2015, AltrOck Productions)

Alco Frisbass - Alco Frisbass

Hoy se da la ocasión de presentar al grupo francés ALCO FRISBASS so pretexto de la reciente publicación de su disco homónimo de debut: más exactamente, a fines del pasado mes de enero, por vía del sello italiano AltrOck Productions. El proyecto de ALCO FRISBASS está conformado por el dúo de Fabrice “Chfab” Chouette [teclados, guitarras, flauta dulce, percusiones y voz] y Patrick “Paskinel” Dufour [teclados, piano eléctrico Fender Rhodes, percusiones y programación de ritmos]. Residiendo uno de ellos en París y el otro en Rennes, ALCO FRISBASS es el resultado del interés mutuo por hacer música progresiva instrumental en un acuerdo que se gestó en junio del 2013: más de un año y medio después, su disco debut es una realidad concreta. El dúo tiene el privilegio de contar con algunos colaboradores como son su compatriota Thierry Payssan (sí, uno de los hermanos líderes de MINIMUM VITAL) a los teclados en el tema ‘Judith Coupeuse De Tête’ y el guitarrista escandinavo Jacob Holm-Lupo (el mismo de WHITE WILLOW, en efecto) a las guitarras en los temas ‘La Suspension Ethéréenne’ y ‘Judith Coupeuse De Tête’. Un tercer colaborador es el violinista italiano Archimede De Martini, quien aparece en tres de los seis temas del disco. La línea de trabajo del grupo se sitúa cómodamente en una zona de confluencia entre el preciosismo del sinfonismo y el dinamismo de la vertiente jazz-progresiva, algo sobre cuyos detalles entraremos un poco más adelante. “Chfab” y “Paskinel” se reparten las labores de teclados y se meten con otros instrumentos de un modo equivalente al inolvidable dúo estadounidense A TRIGGERING MYTH; también hacen un uso muy exhaustivo de las computadoras rítmicas a la hora de organizar las partes de batería y percusión, lo cual resulta especialmente complejo en un caso como el de hacer música como ésta.

Abre el disco ‘La Suspension Ethéréenne’ con su directa demostración de cómo hilar ambientes abiertamente contrastados: unos relajados de sobria tendencia jazzera, otros extrovertidamente intensos donde se elabora una exaltada mezcla de sinfonismo y psicodelia progresiva. La manera en que los solos de sintetizador de sintetizador y de violín se intercalan y dialogan entre sí permite al ensamble sacarle todo el jugo al jam en torno al cual se termina definiendo el cuerpo central de la pieza. El espacio de 10 ½ minutos está aprovechado con ingenio y soltura. ‘Pas A Pas’ dispone de menos dosis de frenesí expresionista para insertar el colorido esencial de su desarrollo temático en una aureola de otoñales sutilezas: la sección final, dirigida por un elegante fraseo atonal de teclado, se siente como entrando en una bruma misteriosa donde la expectativa ante algo incierto se impone como la espiritualidad dominante. ‘Induction Magnétique’ cambia totalmente de actitud para hacer una demostración de electrizante alegría, y lo hace combinando el groove de la mejor tradición jazz-progresiva (COS, FINNFOREST, MANEIGE) con la magia cautivadora del Canterbury (GILGAMESH, NATIONAL HEALTH). Una vez se resalta la buena muñeca con la que el dúo se enrolla en un motivo bien definido sin saturarlo. ‘La Danse Du Pantin’ también va por una onda muy similar a la de la pieza precedente per le añade unas dosis extra de sofisticación y vitalidad, haciéndose notar los aires de familia con el paradigma clásico de HAPPY THE MAN mientras que los aires del Canterbury se afianzan notoriamente.

Justo cuando la dupla de ‘Induction Magnétique’ y ‘La Danse Du Pantin’ permite al disco conquistar un clímax decisivo se da la emergencia de la pieza más extensa del álbum, ‘Escamotage’, durando 12 ¼ minutos. De hecho, la ambientación general de esta pieza se basa en una confluencia bien articulada de los puntos en común de los dos temas mencionados y el gallardo colorido juguetón que el grupo nos había regalado en la primera pieza. El ensamble maneja las ilaciones de motivos con pulcra prestancia, algo fundamental a la hora de sustentar y preservar la aureola de magnificencia que claramente se ha diseñado para una pieza tan extensa. Los silbidos de “Chfab” conforman una efectiva fuente sonora para reforzar el lirismo de varios ornamentos de sintetizador que se van explayando a través del groove general. El disco concluye con ‘Judith Coupeuse De Tête’, un tema cuya primera mitad se explaya en climas serenos donde las flotantes orquestaciones de teclado marcan la pauta nuclear para las relajantes atmósferas en curso mientras la guitarra acústica y la flauta dulce aportan un matiz pastoral al asunto. El detalle de la guitarra cuasi-Frippiana viene a cargo de Holm-Lupo. Luego, el swing se intensifica para desarrollar una vitalidad grácil y elegante desde la cual los sucesivos solos de sintetizador (uno de ello es ejecutado por Payssan) impulsan la fastuosidad para así gestar un momentum excelso. El legado sinfónico se explaya aquí con una convincente soltura que en el pasado admiramos en los discos de GENESIS y CAMEL.

Bueno, esto es todo lo que nos han ofrecido los ALCO FRISBASS con su disco debut: una maravilla definida por un espectacular eclecticismo y un impresionante ímpetu creativo. Recomendamos la adquisición del disco “Alco Frisbass” dentro de cualquier buena colección fonográfica buena.


Nota: 9,5/10


- Escucha el disco 'Alco Frisbass':


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com