Crítica del disco de Discordia - 'Season Changes' (2015)

Una nueva estación de esplendor musical para Discordia

Crítica de Discordia - 'Season Changes'
(6 enero 2015, 3rd Atelier)

Discordia - Season Changes

Hoy nos fijamos en el grupo DISCORDIA y su segundo disco “Season Changes”, publicado a fines del 2014, 7 años después de su disco debut “Utopia Perfection”. Alternando pasajes solistas y compartidos, la dupla vocal del teclista Tero Väänänen y Riikka Hänninen se explaya perfectamente sobre la armazón instrumental creada por los guitarristas Antti Tolkki y Sande, el bajista Petri Sallinen y el baterista Otto Mäkelä. Aunque el grupo preserva la alineación de sexteto, las variantes actuales están en que ahora el grupo tiene dos guitarristas y no hay otra persona a los teclados; anteriormente, Tero Väänänen añadía el piano y el clarinete a su labor vocal. Esto es adecuado de señalar pues repercute en que DISCORDIA ahora apuesta por un endurecimiento de su sonido global y una reducción de los elementos folk-rockeros que fueron sensatamente cruciales en “Utopia Perfection”. Sin haber perdido la esencia original de su propuesta progresiva ecléctica y colorida, se nota en “Season Changes” una mayor presencia de densidad y robustez rockera en lo que concierne a sus recursos sónicos y arreglos musicales. Vayamos ahora a los detalles del disco en cuestión.

El álbum se inicia justamente con la canción homónima, la cual despliega un desarrollo melódico preciso y directo, a medio camino entre el LANDBERK de la última época y PAATOS. El flujo de la inteligente sucesión de riffs de las guitarras durante el intermedio instrumental refleja apropiadamente la furia y la frustración de la letra. ‘Ideology’, la siguiente canción, lleva la huella de expresividad rockera por la vía de una fiereza notoriamente más pronunciada, especialmente por el nivel de fiereza que ostentan los guitarreos. Así las cosas, el tenor coral de las partes cantadas le da un aire de ópera-rock al asunto. Durando poco menos de 8 ½ minutos, ‘Ignalina’ está diseñada para que el grupo saque a la luz la dimensionalidad más épica de su voz propia. Recogiendo los ecos de la ceremoniosidad “operática” de la canción precedente, la canción se complace en abrir espacios a desarrollos temáticos centrados en crear atmósferas tensas, aunque manteniendo incólume la sensación de elegancia en su manejo cuidadoso de los climas épicos que se sugieren continuamente. La cadena de ‘Taken’ y ‘Green Light’ ofrece nuevos momentos para la continua elaboración de expresividades musicales rotunda de parte de la banda. Específicamente, ‘Taken’ incorpora cálidos aromas folklóricos a su base melódica, la cual es llevada a un plano muscular sólido por las guitarras duales, conectándose así con la cuestión épica de ‘Ignalina’; ‘Green Light’, por su parte, se centra en una sencillez relajada con el protagonismo de Riikka.

Con un espacio de poco menos de 12 ½ minutos, ‘Grip!’ se erige en la pieza más extensa del disco. El grupo aprovecha la ocasión para aplicar varios registros que van desde lo sereno hasta lo denso, además de un pasaje construido al modo de cantata que nos recuerda vagamente (y si se puede decir, extrañamente) al paradigma de los ART BEARS. En cuanto al aura magnífica de las orquestaciones de guitarras duales, las cruciales capas orquestales de los teclados y el vigor arquitectónico de la dupla rítmica, los aires de familia con ANEKDOTEN y LANDBERK se hacen notar sin resultar abrumadores… y posiblemente también cabe mencionar a GENTLE GIANT. Para la sección final, el engarce de bloque instrumental y arreglos corales asume una actitud muy intensa a través de su densa fastuosidad rebosante de vibraciones teatrales. ‘Random Hearts’ cierra el álbum con un tenor neo-progresivo muy agradable, con un punche tremendamente convincente que nos remite nuevamente a PAATOS y, tangencialmente, también a entidades como MARILLION y ENCHANT. El grupo le saca el jugo juiciosamente al cuerpo central y sus interludios instrumentales en un espacio de poco menos de 6 ½ minutos. Con todo esto completamos la experiencia de “Season Changes”, un disco que nos hace redescubrir la magia musical tan personal de DISCORDIA. Sin duda que este disco supone una adición placentera a cualquier colección de rock progresivo contemporáneo.


Nota: -/10


- Muestras del disco 'Season Changes':

Season Changes:


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com