Crítica del disco de Unreal City - 'Il Paese del Tramonto' (2015)

Miradas al ocaso desde una grandiosa perspectiva progresiva

Crítica de Unreal City - 'Il Paese del Tramonto' (2015)
(10 febrero 2015, AMS Records)

Unreal City - Il Paese del Tramonto

UNREAL CITY vuelven a la palestra con un disco fenomenal titulado “Il Paese del Tramonto”, el mismo que fue publicado por el sello AMS Records (en asociación con BTF Records) a mediados de enero pasado. A través del complejo y fastuoso repertorio del nuevo álbum, el frontman del grupo Emanuele Tarasconi hace gala de un nutrido arsenal de teclados [pianos acústico y eléctrico Fender Rhodes, órgano Hammond y otro de fuelles, mellotrón, algunos sintetizadores donde se incluye un Mini-Moog, clavinet, clavicémbalo y Theremin], mientras que la guitarrista Francesca Zanetta añade algunos pasajes de mellotrón a su labor. El cuarteto se completa con Federico Bedostri [batería, percusiones y coros] y el nuevo integrante Dario Pessina [bajo, pedales bajos y coros]. En algunos momentos entran en acción también los invitados Fabio Viale al violín y Rossano “Rox” Villa al trombón y la armónica. “Il Paese del Tramonto”, en líneas generales, recibe la herencia del disco debut (“La Crudeltà Di Aprile””) de hace un par de años y la magnifica con nuevos niveles de intensidad y expresividad dentro del dinamismo esencialmente retro con el que UNREAL CITY se erige como discípulo privilegiado del sinfonismo italiano de primera escuela. Vayamos a los detalles del disco para aclarar esta apreciación general.

El disco se abre con la pieza justamente titulada ‘Ouverture’, la cual brinda un ejercicio solvente de elegancia en la consistente ilación de los diversos motivos que van entrando a tallar, los mismos que anuncian algunos de los pasajes más llamativos que hemos de reencontrar en el repertorio del álbum. Lo que también se anuncia sin lugar a dudas ni confusiones es la envergadura de la fuerza de carácter del ensamble. Durando 9 minutos, ‘Oniromanzia (Il Paese Del Tramonto)’ exhibe una vitalista ilación de focos melódicos con un muy pulido manejo de los contrastes y continuaciones: la amplia gama de recursos sónicos provista por los teclados y los rotundos fraseos de la guitarra se coordinan ágilmente a través de la sólida arquitectura rítmica que arman Bedostri y Pessina a través de las numerosas variaciones de esquemas y ambientes. ‘Caligari’ sigue a continuación para seguir por esta senda de fastuosidades contundentes mientras les brinda unas dosis extra de vibraciones oscurantistas, casi góticas, en algunos pasajes específicos. Es como remodelar los legados de METAMORFOSI y ALPHATAURUS para acercarlos al modelo actual del movimiento retro-progresivo italiano, tan motivado por el ejemplo permanente de LA MASCHERA DI CERA y el legado noventero de A PIEDI NUDI. ‘La Meccanica Dell’Ombra’ abre un campo más amplio para las evoluciones temáticas instrumentales pues las partes cantadas no son tan relevantes como en los dos temas precedentes: el empleo de ambientes exóticos de inspiración arábiga en algunos pasajes bombásticos nos pueden hacer recordar al prototipo de EMERSON, LAKE & PALMER así como a lo que hicieron los AFTER CRYING en la época del “6”. ‘Il Nome Di Lei’ ostenta un aura ceremoniosa en la mayor parte de su enfoque temático, aunque algunos breves pasajes muestran a los músicos trabajando con swings jazzeros con el fin de elaborar ingeniosos recursos de variedad. Los solo de guitarra – muy a lo HACKETT – operan como el ítem primordial para el reforzamiento de las atmósferas centrales de esta canción.

‘Lo Schermo Di Pietra (κένωστς)’ vuelve de lleno al predominio de las sonoridades ácidas que se inspiran en los paradigmas de METAMORFOSI, BIGLIETTO PER L’INFERNO y ALPHATAURUS. Cada nuevo motivo es una demostración renovada de musculatura dentro de un engranaje de arreglos pulcros ejecutados con nervio inapelable. La idea de movimiento queda perfectamente reflejada en este portentoso despliegue de ágiles musicalidades. La suite ‘Ex Tenebrae Lux’ se encarga de cerrar el repertorio del álbum con un gigantesco esplendor musical, todo un paraíso mundanal para el amante promedio de la tradición sinfónica. Los títulos sucesivos de las cuatro secciones de la suite son ‘Gelida Imago Mortis’, ‘Ciò Che Disse Il Tuono’, ‘Processo Secondario’ y ‘Ab Aeterno’. Comenzando con una relativamente larga sección instrumental que transita desde la pomposidad ceremoniosa de clara inspiración gótica hasta el groove de tenor funky-rockero, la primera parte cantada se desarrolla con una actitud reflexiva donde el cantante sabe transmitir su mensaje en medio de las envolventes orquestaciones de teclado: la presencia del violín ayuda bastante a ensalzar el lirismo inherente a algunos pasajes de tenor manierista. También hallamos aquí los pasajes más calmados del disco (más cercanos a LE ORME que a ALPAHATAURUS), aunque siempre interrumpidos en algún momento por algunas excursiones instrumentales poderosas y densas. Mientras el grupo va afirmando la vía hacia los parajes conclusivos de la suite, se acrecienta la tensión expresiva tanto en los arreglos instrumentales como en las recitaciones empapadas de una espiritualidad tétrica y farsesca a la vez. De hecho, la coda que ocupa el último minuto irrumpe con un vigor inesperado que aporta un halo de esplendor final.

Bueno, qué más elogios podemos añadir para “Il Paese Del Tramonto” sino que se trata de un ítem altamente recomendable para una colección de rock progresivo sinfónico contemporáneo. La gente de UNREAL CITY está haciendo crecer su grandeza musical ante nuestros ojos y oídos, toda la antítesis del ocaso (tramonto en español): más bien, el grupo ha sido bendecido con una habilidad innata para renacer y reforzarse a cada momento.


Nota: 9/10


- Escucha el disco 'Il Paese del Tramonto':


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com