Crítica del disco de Guns of the Seneca - 'Citizens of the Universe' (2016)

La nueva ciudadanía del rock ecléctico estadounidense

Guns of the Seneca - 'Citizens of the Universe'
(27 marzo 2016, Autoproducido)

Guns of the Seneca - Citizens of the Universe

Hoy nos toca presentar al grupo estadounidense GUNS OF THE SENECA, el cual está conformado desde el año 2007 por el bajista Grant Olivier, el guitarrista David Plair y el baterista Britton Frost. Frost y Olivier también aportan percusiones al esquema sónico grupal mientras Plair, por su parte, añade algo de sintetizador. El disco que nos convoca ahora se titula“Citizen Of The Universe”, el cual fue publicado a fines de marzo pasado. Se trata de su primer ítem fonográfico, el cual recoge un total de nueve temas compuestos durante los tres primeros años de existencia de la banda, y su mismo proceso de grabación se ha repartido en varios momentos: sesiones de grabación en los años 2008, 2010 y entre el 2013 y el 2015. Asentado en la localidad de Raceland (Lousiana), este grupo cultiva una intensa y arrebatadora modalidad de rock ecléctico donde se funden space-rock, metal alternativo, progresivo de vertiente pesada, no-wave y psicodelia muy muscular. Vitalidad y diversidad se conjugan con ingenioso entusiasmo de principio a fin en este repertorio que a continuación pasamos a revisar detalladamente.

Abre el repertorio ‘Tell Them About The Frequencies (We’ve Found)’, una pieza que hace gala de un bravío vitalista y neurótico donde confluyen la sofisticación bizarra del legado Crimsoniano de los 80s y la garra de THE MARS VOLTA (los dos primeros álbumes). A través de sus concisos 3 minutos de duración, este primer tema logra engancharnos para apreciar el tema que sigue a continuación, titulado ‘Largo Parenchyma’: éste porta aires psicodélicos que convocan a una actitud moderadamente reflexiva por vía de un esquema sonoro donde confluyen influencias del TOOL más épico, el AMON DÜÜL II del “Wolf City” y el PINK FLOYD de la época 69-71. El clímax impetuoso que se abre sobre la barrera del quinto minuto gesta una conclusión electrizante que eficazmente proyecta una inquietud exultante. Yendo por esta misma línea de trabajo pero trabajando con su ingeniería musical un mayor realce del punche rockero, el instrumental ‘Heterochroomatic’ se prodiga en manifestaciones de punzante dinamismo y nerviosa incandescencia, y lo mismo vale para el instrumental que le sigue, ‘Sensory Distortions’, el cual nos gusta aún más por el mayor magnetismo que irradian su poderosas exhalaciones sonoras. Se pueda decir que estos dos temas conforman juntos un cénit decisivo del disco. ‘Magnum Morte’ despliega una robusta mezcla de fantasías Toolianas y vibraciones math-rockeras para arropar su cálida base melódica: es una pena que solo dure 3 minutos y segundos, pues el centro temático tiene mucho atractivo. Pero es hora de seguir adelante con el álbum y ahora le toca el turno a ‘The Vanishing Of Isle De Jean Charles’, un instrumental que nos devuelve a esa estupenda mezcla de brío visceral e ingeniería sofisticada con la cual se habían lucido ‘Heterochromatic’ y ‘Sensory Distortions’ anteriormente, pero dado que dura poco más de 6 minutos, goza de mayores espacios para regodearse en desarrollos progresivos a la vez que preserva el arrojo psicodélico en curso. En algunos pasajes parece que el paradigma de THE COSMIC JOKERS resucita ante nuestros oídos.

‘All Kinds Of Exhaustion’ es un tema más directo donde se combinan post-punk, no-wave y space-rock, al modo de una cruza entre SONIC YOUTH, FUGAZI y los esvandinavos de CAUSA SUI. La airada coda exhibe uno de los mejores solos de guitarra de todo el disco. ‘Sparse’ aumenta la garra, y con ella, también la intensidad del esquema rítmico lo cual le convierte en una exhibición de space-rock en su versión más furibunda. Los últimos 7 ¾ minutos del disco están ocupados por ‘Oneironaut’, instrumental que comienza con una ambientación flotante de inspiración post-rockera, muy a contrapelo con lo que escuchamos en las dos piezas precedentes. La placidez del esquema rítmico inicial se mantiene mientras aumentan los decibelios emanados desde los guitarreos, y ya sobre la barrera del segundo minuto se empieza a perpetrar la densidad épica que el grupo tiene preparada para el explayamiento del cuerpo central. En efecto, a poco de pasada la frontera del tercer minuto el grupo se prodiga en exultantes viajes instrumentales que recogen y sintetizan los resabios de los temas 2, 4 y 6. Algunos pasajes particularmente feroces nos recuerdan a un HAWKWIND remodelado por TOOL y otros nos remiten a la matemática desaforada de los KING CRIMSON de inicios del milenio. El epílogo se arma con un reprise de la ambientación ensoñadora con la cual se había iniciado el tema. Un gran cierre de disco, sin duda. Nos ha causado una muy buena impresión “Citizen Of The Universe”, y por eso es que recomendamos prestar atención a esta gente de GUNS OF THE SENECA pues la sangre nueva que insuflan en la actual escena del rock experimental es muy interesante de sentir en las venas de nuestra percepción melómana.

Calificación: 7,5/10


- Muestras de 'Citizens of the Universe':


cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com