Crítica del disco de Pasajero Luminoso - 'Pujol' (2020)

He aquí la cuarta maravilla musical de Pasajero Luminoso

Pasajero Luminoso - 'Pujol'
(2020, formato físico 22 de enero de 2021, Autoproducido)

Pasajero Luminoso - 'Pujol'

Hoy tenemos el enorme placer de presentar el nuevo disco del ensamble argentino PASAJERO LUMINOSO, el cual se titula “Pujol” y fue publicado en diciembre del pasado año 2020 por vía exclusivamente virtual (y formatos físicos el 22 de enero de 2021), buscando conseguir suficiente presupuesto económico como para realizar una edición física de este nuevo ítem fonográfico en el futuro cercano. El cuarteto conformado por Leopoldo “Pepo” Limeres [piano y sintetizadores], Juan Pablo Moyano [guitarras y audios], Ezequiel Rivas [bajo] y Fabián Miodownik [batería y percusión] se ha lucido a lo grande en este nuevo trabajo fonográfico, el cual recoge la batuta de “El Corazón De Las Ballenas” (2017) para explorar nuevos senderos de elegancia y expresividad musical dentro de su bien trazada propuesta jazz-progresiva con marcado talante fusionesco y, además, un lúcido sentido para la alternancia de esquemas expresionistas e impresionistas dentro de una generosa gama sonora. En algunos de los 10 temas que conforman el catálogo de “Pujol”, el grupo se benefició de los aportes de los ilustres invitados Juan Pablo Di Leone a la flauta, Leonel Gasso al bandoneón e Ignacio Senorvsnik a las trompetas. Todas las composiciones aquí contenidas están acreditadas al ensamble entero, el cual repite la misma alineación del álbum precedente; también se hizo cargo de la misma labor de producción. Veamos ahora los detalles del repertorio de este disco.

‘Bizcochuelo Maravilla’ abre el álbum con un vigor y un colorido tan estilizados como suntuosos, y ya desde los primeros segundos, con esa ágilmente maquinista apertura de piano se advierte que el repertorio ha de comenzar con un talante esplendoroso y cautivador. Durando poco menos de 4 minutos, ‘Esos Momentos Donde la Muerte Parece Más Fácil’ sigue a continuación para meter un poco más de punche al asunto y realizar un ejercicio de avispado jazz-rock con algunos matices Crimsonianos. Más adelante, el espíritu general de la pieza se siente más suelto, lo cual permite que su latente extroversión se libere de la mesurada tensión previa. Con la dupla de ‘Hijos Amigos’ y ‘Mono’, el ensamble se dispone a exhibir más recursos propios de su vitalista eclecticismo. El primero de estos temas se caracteriza inicialmente por una amable y delicada ceremoniosidad, la cual se impone desde el punto de partida con el empleo de un swing marcial de parte de la batería. Hay algunas virguerías del bajo que enriquecen la primera sección de esta pieza. La segunda sección vira notoriamente hacia un groove saltarín y jovial de talante fusionesco; es aquí que la guitarra se luce de una manera particularmente fenomenal, elaborando uno de sus solos más notables dentro de todo el álbum. En cuanto al segundo de ellos, exhibe un swing sólidamente instalado en el Latin-jazz de inspiración brasileña bajo el persistente signo de una vigorosa algarabía. Hallamos aires de familia con el paradigma de CHICK COREA, especialmente en la manera tan directamente sofisticada de articular compases inusuales dentro del aire celebratorio que inunda de cabo a rabo a la atmósfera bajo la cual se arropa el desarrollo multitemático de la pieza. Hay brillantes lucimientos de solos de sintetizador y también hay una impresionante labor de la batería, la cual llena todos los espacios que se van abriendo a lo largo del camino. Dos puntos culminantes del disco, no nos cabe duda. ‘¿Y Ahora Qué?’ ostenta una luminosidad más discreta y una espiritualidad más sobria, pero todavía se deja sentir esa mágica extroversión a través de la delicada ingeniería melódica elaborada para la ocasión. El uso de un compás complejo hace que el grupo efectivamente refuerce la gracilidad de por sí inherente a la pieza.

‘Seremos Felices’ dura cerca de 7 minutos y es la pieza más abiertamente introspectiva del álbum. Mayormente, la guitarra guía el camino para el desarrollo temático diseñado para la ocasión, aunque también hay espacio para uno de los más impresionantes solo de piano del álbum; de hecho, hay una magia evocadora en los exuberantes fraseos del piano que logra al bloque sonoro global elevarse a una instancia más elevada de expresividad sonora. En cuanto al tecnicismo de su esquema musical, este tema muestras conexiones con los WEATHER REPORT de la segunda mitad de los 70s y el METHENY de los 90s que resultan fáciles de advertir. Cuando llega el turno de ‘La Vejez De Los Sueños’, el grupo sigue adelante con el talante contemplativo heredado del enfoque creativo instaurado para la pieza precedente, pero esta vez se sale de lo introspectivo y se torna más expresionista y majestuoso en cuanto al enfoque sonoro que le da al desarrollo temático. El piano es ahora el instrumento protagonista dentro de la amalgama grupal, y también hay un espacio reservado para un mágico solo de sintetizador una vez que la guitarra ha terminado de explotar cabalmente su espacio de lucimiento. Con el simpático título de ‘Bach To The Future’, el grupo gesta una pieza muy coqueta. Comienza con un despliegue de suntuosidad ceremoniosa bajo la guía de los evocadores fraseos del piano, los cuales sustentan una atmósfera un tanto romántica. Sobre la frontera del segundo minuto, el ensamble agiliza las cosas con un groove fusionesco persistentemente centrado en un compás de 6 /8 mientras la guitarra elabora un solo de guitarra gloriosamente elegante. A mitad de camino, mientras unas voces cinematográficas emergen, el grupo baja la intensidad sonora a fin de abrir camino a una segunda sección donde el esquema musical se enriquece con una vivacidad controlada que se mantiene hasta el golpe final. ‘Milonga China’ es una pieza muy peculiar, y acto seguido, el arribo de ‘Los Pajaritos Vuelan’ habrá de cerrar el repertorio. El primero de estos temas mencionados desarrolla una exquisita jovialidad sustentada sobre un esquema rítmico particularmente complicado. La dupla rítmica da buena cuenta de su impoluta sofisticación, especialmente en el pasaje donde la batería debe insertar un solo en medio del muy colorido viaje colectivo. El cromatismo solo aumenta cuando la flauta entra en acción. El tema de cierre se mete en terreno de tango-fusión (con bandoneonista invitado incluido) en base a un desarrollo temático que comienza sereno y más adelante se dispone a explorar expresividades un poco más densas. Es el atardecer señorial que apaga las magníficas luces explayadas en la pieza precedente.

Ésta fue la experiencia de este bellísimo disco titulado “Pujol”, una obra donde la gente de PASAJERO LUMINOSO encapsula y concreta el gran nivel de inspiración musical que se traduce en un estupendo vuelo jazz-progresivo. Con cada nuevo disco, desde el primero que data de algunos años atrás, el colectivo de PASAJERO LUMINOSO ha sabido cómo trazar y madurar su visión artística con consistencia y creciente ingenio. Este nuevo disco exhibe matices y coloridos nuevos que se añaden al paisaje estilístico que el grupo ya tiene bien definido para sí mismo. ¡Totalmente recomendable!


- Muestras de 'Pujol':

Bach To The Future:

Hijos Amigos [en vivo en Bebop Club, octubre de 2019]:

Los Pajaritos Vuelan [en vivo en Bebop Club, octubre de 2019]:


cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

autopoietican.blogspot.com